Versículos Bíblicos sobre el Razonamiento Carnal

Definición: Dejarse guiar por el entendimiento humano, razonamiento, lógica o experiencia o confiar en esas cosas en lugar de en el Señor para que Él nos guíe por medio de la oración y Su Palabra.

1. Secreto del éxito: Confiar en que el Señor nos va a guiar y orientar.

  • 2 Crónicas 26:5 [El rey Uzías, a los 16 años, encontró la clave del éxito:] Y persistió en buscar a Dios en los días de Zacarías, entendido en visiones de Dios; y en estos días en que buscó al Señor, él le prosperó.
  • Proverbios 3:7 No seas sabio en tu propia opinión; teme al Señor, y apártate del mal.
  • Proverbios 23:4 No te afanes por hacerte rico; sé prudente, y desiste.
  • Salmos 37:5 Encomienda al Señor tu camino, y confía en Él; y Él hará.
  • Salmos 37:23 Por el Señor son ordenados los pasos del hombre, y Él aprueba su camino.
  • Salmos 118:8 Mejor es confiar en el Señor que confiar en el hombre.
  • Proverbios 3:5-7a Fíate del Señor de todo tu corazón, y no te apoyes en tu propia prudencia. Reconócelo en todos tus caminos, y Él enderezará tus veredas. 7a No seas sabio en tu propia opinión.
  • Isaías 48:17 Así ha dicho el Señor, Redentor tuyo, el Santo de Israel: Yo soy el Señor Dios tuyo, que te enseña provechosamente, que te encamina por el camino que debes seguir.
  • Hechos 5:38b,39 [¡Lo que Dios dirige y ordena tendrá éxito pase lo que pase!] Si este consejo o esta obra es de los hombres, se desvanecerá; 39 mas si es de Dios, no la podréis destruir; no seáis tal vez hallados luchando contra Dios.

2. No podemos encontrar nuestro destino sin la guía directa del Señor.

  • Jeremías 10:23 Conozco, oh Señor, que el hombre no es señor de su camino, ni del hombre que camina es el ordenar sus pasos.
  • Proverbios 16:9 El corazón del hombre piensa su camino; mas el Señor endereza sus pasos.
  • Proverbios 20:24 Del Señor son los pasos del hombre; ¿cómo, pues, entenderá el hombre su camino?
  • Juan 15:5 Yo soy la vid, vosotros los pámpanos; el que permanece en Mí, y Yo en él, éste lleva mucho fruto; porque separados de Mí nada podéis hacer.
  • Hechos 17:21-23,27,28,30,31 [Los eruditos mundanos del Areópago, en Atenas, no conocían al Señor, pero Pablo trató de iluminarlos.] (Porque todos los atenienses y los extranjeros residentes allí, en ninguna otra cosa se interesaban sino en decir o en oír algo nuevo.) 22 Entonces Pablo, puesto en pie en medio del Areópago, dijo: Varones atenienses, en todo observo que sois muy religiosos; 23 porque pasando y mirando vuestros santuarios, hallé también un altar en el cual estaba esta inscripción: AL DIOS NO CONOCIDO. Al que vosotros adoráis, pues, sin conocerle, es a quien yo os anuncio. […] 27 para que busquen a Dios, si en alguna manera, palpando, puedan hallarle, aunque ciertamente no está lejos de cada uno de nosotros. 28 Porque en Él vivimos, y nos movemos, y somos; como algunos de vuestros propios poetas también han dicho: Porque linaje suyo somos. […] 30 Pero Dios, habiendo pasado por alto los tiempos de esta ignorancia, ahora manda a todos los hombres en todo lugar, que se arrepientan; 31 por cuanto ha establecido un día en el cual juzgará al mundo con justicia, por aquel varón [Jesús] a quien designó, dando fe a todos con haberle levantado de los muertos.

3. Si nos apoyamos en nuestra propia prudencia, estamos condenados a la desilusión y al fracaso final.

  • Salmos 127:1a Si el Señor no edificare la casa, en vano trabajan los que la edifican.
  • Proverbios 14:12 Hay camino que al hombre le parece derecho; pero su fin es camino de muerte.
  • Isaías 5:21 ¡Ay de los sabios en sus propios ojos, y de los que son prudentes delante de sí mismos!
  • Jeremías 17:5 Así ha dicho el Señor: Maldito el varón que confía en el hombre, y pone carne por su brazo, y su corazón se aparta del Señor.
  • 1 Corintios 10:12 Así que, el que piensa estar firme, mire que no caiga.
  • Gálatas 6:3 Porque el que se cree ser algo, no siendo nada, a sí mismo se engaña.

4. El razonamiento carnal es necio y no agrada a Dios.

  • Proverbios 26:12 ¿Has visto hombre sabio en su propia opinión? Más esperanza hay del necio que de él.
  • Proverbios 28:26a El que confía en su propio corazón es necio.
  • Isaías 47:10 Porque te confiaste en tu maldad, diciendo: Nadie me ve. Tu sabiduría y tu misma ciencia te engañaron, y dijiste en tu corazón: Yo, y nadie más.
  • Jeremías 8:8-9 ¿Cómo decís: Nosotros somos sabios, y la ley del Señor está con nosotros? Ciertamente la ha cambiado en mentira la pluma mentirosa de los escribas. Los sabios se avergonzaron, se espantaron y fueron consternados; he aquí que aborrecieron la palabra del Señor; ¿y qué sabiduría tienen?
  • Jeremías 9:23-24 Así dijo el Señor: No se alabe el sabio en su sabiduría, ni en su valentía se alabe el valiente, ni el rico se alabe en sus riquezas. 24 Mas alábese en esto el que se hubiere de alabar: en entenderme y conocerme, que yo soy el Señor, que hago misericordia, juicio y justicia en la tierra; porque estas cosas quiero, dice el Señor.
  • Romanos 1:21-22 Pues habiendo conocido a Dios, no le glorificaron como a Dios, ni le dieron gracias, sino que se envanecieron en sus razonamientos, y su necio corazón fue entenebrecido. 22 Profesando ser sabios, se hicieron necios.
  • Romanos 8:6-8 Porque el ocuparse de la carne es muerte, pero el ocuparse del Espíritu es vida y paz. Por cuanto los designios de la carne son enemistad [animosidad, hostilidad] contra Dios; porque no se sujetan a la ley de Dios, ni tampoco pueden; y los que viven según la carne no pueden agradar a Dios.
  • 1 Corintios 3:18-20 Nadie se engañe a sí mismo; si alguno entre vosotros se cree sabio en este siglo, hágase ignorante, para que llegue a ser sabio. 19 Porque la sabiduría de este mundo es insensatez para con Dios; pues escrito está: Él prende a los sabios en la astucia de ellos. 20 Y otra vez: El Señor conoce los pensamientos de los sabios, que son vanos.
  • 1 Corintios 8:1b-3 El conocimiento envanece, pero el amor edifica. Y si alguno se imagina que sabe algo, aún no sabe nada como debe saberlo. Pero si alguno ama a Dios, es conocido por Él.
  • 2 Corintios 1:12 Porque nuestra gloria es esta: el testimonio de nuestra conciencia, que con sencillez y sinceridad de Dios, no con sabiduría humana, sino con la gracia de Dios, nos hemos conducido en el mundo, y mucho más con vosotros.

5. Ni siquiera podemos hacer cosas que parecen buenas, razonables y de sentido común, a menos que estemos seguros de que son la voluntad de Dios.

  • Proverbios 19:21 Muchos pensamientos hay en el corazón del hombre; mas el consejo del Señor permanecerá.
  • Romanos 12:16b No seáis sabios en vuestra propia opinión.
  • 2 Corintios 3:5 No que seamos competentes por nosotros mismos para pensar algo como de nosotros mismos, sino que nuestra competencia proviene de Dios.
  • Santiago 4:13-15 ¡Vamos ahora! los que decís: Hoy y mañana iremos a tal ciudad, y estaremos allá un año, y traficaremos, y ganaremos; 14 cuando no sabéis lo que será mañana. Porque ¿qué es vuestra vida? Ciertamente es neblina que se aparece por un poco de tiempo, y luego se desvanece. 15 En lugar de lo cual deberíais decir: Si el Señor quiere, viviremos y haremos esto o aquello.

6. Solo al buscar las soluciones del Señor podemos ver las circunstancias como las ve Él.

  • 1 Samuel 16:7b El hombre mira lo que está delante de sus ojos, pero el Señor mira el corazón.
  • Proverbios 16:2 Todos los caminos del hombre son limpios en su propia opinión; pero el Señor pesa los espíritus.
  • Eclesiastés 2:26a Porque al hombre que le agrada, Dios le da sabiduría, ciencia y gozo.
  • Isaías 42:16 Y guiaré a los ciegos por camino que no sabían, les haré andar por sendas que no habían conocido; delante de ellos cambiaré las tinieblas en luz, y lo escabroso en llanura. Estas cosas les haré, y no los desampararé.
  • Isaías 55:8,9 Porque mis pensamientos no son vuestros pensamientos, ni vuestros caminos mis caminos, dijo el Señor. Como son más altos los cielos que la tierra, así son mis caminos más altos que vuestros caminos, y mis pensamientos más que vuestros pensamientos.
  • Juan 7:24 No juzguéis según las apariencias, sino juzgad con justo juicio.

7. La Palabra nos muestra el camino al iluminar el terreno.

  • Salmos 37:31 La ley de su Dios está en su corazón; por tanto, sus pies no resbalarán.
  • Salmos 119:105 Lámpara es a mis pies Tu Palabra, y lumbrera a mi camino.
  • Salmos 119:130 La exposición de Tus Palabras alumbra; hace entender a los simples.
  • Proverbios 6:22,23 Te guiarán [la Palabra] cuando andes; cuando duermas te guardarán; hablarán contigo cuando despiertes. 23 Porque el mandamiento es lámpara, y la enseñanza es luz, y camino de vida las reprensiones que te instruyen.
  • Juan 1:1b,4,9 El Verbo era Dios. […] En Él estaba la vida, y la vida era la luz de los hombres. […] Aquella Luz verdadera, que alumbra a todo hombre, venía a este mundo.
  • 2 Pedro 1:19 Tenemos también la palabra profética más segura, a la cual hacéis bien en estar atentos como a una antorcha que alumbra en lugar oscuro, hasta que el día esclarezca y el lucero de la mañana salga en vuestros corazones.

8. Dios conoce todas las respuestas, y se deleita en dártelas. ¡De modo que ora!

  • Proverbios 16:3 Encomienda al Señor tus obras, y tus pensamientos serán afirmados.
  • Isaías 30:21 Entonces tus oídos oirán a tus espaldas palabra que diga: Este es el camino, andad por él; y no echéis a la mano derecha, ni tampoco torzáis a la mano izquierda.
  • Isaías 58:9a Entonces invocarás, y te oirá el Señor; clamarás, y dirá Él: Heme aquí.
  • Jeremías 33:3 Clama a mí, y yo te responderé, y te enseñaré cosas grandes y ocultas que tú no conoces.
  • Mateo 7:7,8 Pedid, y se os dará; buscad, y hallaréis; llamad, y se os abrirá. Porque todo aquel que pide, recibe; y el que busca, halla; y al que llama, se le abrirá.
  • Juan 15:15 Ya no os llamaré siervos, porque el siervo no sabe lo que hace su señor; pero os he llamado amigos, porque todas las cosas que oí de Mi Padre, os las he dado a conocer.
  • Santiago 1:5 Y si alguno de vosotros tiene falta de sabiduría, pídala a Dios, el cual da a todos abundantemente y sin reproche [sin buscar faltas], y le será dada.
  • Santiago 4:2b [No dejes de pedirle ayuda a Dios.] No tenéis lo que deseáis, porque no pedís.

Extraído del libro devocional “Una Vida mas feliz” – Aurora Productions

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: