Versiculos biblicos sobre Adulación

IBBN

ESTUDIO BIBLICO SOBRE ADULACIÓN

Definición: Manifestación desmedida o poco sincera de lo que se cree que puede agradar a una persona.

1. Jesús no hacía caso de los que lo tentaban con halagos.

  • Lucas 20:20-23 Acechándole [a Jesús] enviaron espías que se simulasen justos, a fin de sorprenderle en alguna palabra, para entregarle al poder y autoridad del gobernador. 21 Y le preguntaron, diciendo: Maestro, sabemos que dices y enseñas rectamente, y que no haces acepción de persona, sino que enseñas el camino de Dios con verdad. 22 ¿Nos es lícito dar tributo a César, o no? 23 Mas Él, comprendiendo la astucia de ellos, les dijo: ¿Por qué me tentáis?
  • Mateo 7:21 [Jesús dijo:] No todo el que me dice: Señor, Señor, entrará en el Reino de los Cielos, sino el que hace la voluntad de Mi Padre que está en los Cielos.
  • Marcos 7:6 Respondiendo Él [Jesús], les dijo: Hipócritas, bien profetizó de vosotros Isaías, como está escrito: Este pueblo de labios me honra, mas su corazón está lejos de Mí. [V. también
  • Isaías 29:13; Ezequiel 33:31.]
  • Juan 5:41,42,44 [Jesús señaló:] Gloria de los hombres no recibo.
  • 42 Mas Yo os conozco que no tenéis amor de Dios en vosotros. […] 44 ¿Cómo podéis vosotros creer, pues recibís gloria los unos de los otros, y no buscáis la gloria que viene del Dios único?

2. La adulación no es sincera.

  • Salmo 12:2 Habla mentira cada uno con su prójimo; hablan con labios lisonjeros, y con doblez de corazón.
  • Salmo 5:9 En la boca de ellos no hay sinceridad; sus entrañas son maldad, sepulcro abierto es su garganta, con su lengua hablan lisonjas.
  • Salmo 62:4 Solamente consultan para arrojarle de su grandeza. Aman la mentira; con su boca bendicen, pero maldicen en su corazón. Selah.
  • Salmo 78:36-37 Le lisonjeaban con su boca, y con su lengua le mentían; 37 pues sus corazones no eran rectos con Él, ni estuvieron firmes en Su pacto.

3. La adulación tiene por fin sacar algún provecho propio.

  • Proverbios 19:4,6 Las riquezas traen muchos amigos; mas el pobre es apartado de su amigo. Muchos buscan el favor del generoso, y cada uno es amigo del hombre que da. [V. también
  • Proverbios 14:20.]
  • Isaías 5:21,23 ¡Ay de los sabios en sus propios ojos, y de los que son prudentes delante de sí mismos, 23 los que justifican al impío mediante cohecho, y al justo quitan su derecho!
  • Ezequiel 33:31b Hacen halagos con sus bocas, y el corazón de ellos anda en pos de su avaricia.
  • Romanos 16:17,18 Os ruego, hermanos, que os fijéis en los que causan divisiones y tropiezos en contra de la doctrina que vosotros habéis aprendido, y que os apartéis de ellos. 18 Porque tales personas no sirven a nuestro Señor Jesucristo, sino a sus propios vientres, y con suaves palabras y lisonjas engañan los corazones de los ingenuos.
  • Judas 1:16 Estos son murmuradores, querellosos, que andan según sus propios deseos, cuya boca habla cosas infladas, adulando a las personas para sacar provecho.

4. Ejemplos de adulación:

  • 2 Samuel 15:2-6 [Absalón, hijo del rey David, recurrió a la adulación para minar la influencia de su padre. Posteriormente, intentó usurparle el trono.] Se levantaba Absalón de mañana, y se ponía a un lado del camino junto a la puerta; y a cualquiera que tenía pleito y venía al rey a juicio, Absalón le llamaba y le decía: ¿De qué ciudad eres? Y él respondía: Tu siervo es de una de las tribus de Israel. Entonces Absalón le decía: Mira, tus palabras son buenas y justas; mas no tienes quien te oiga de parte del rey. Y decía Absalón: ¡Quién me pusiera por juez en la tierra, para que viniesen a mí todos los que tienen pleito o negocio, que yo les haría justicia! Y acontecía que cuando alguno se acercaba para inclinarse a él, él extendía la mano y lo tomaba, y lo besaba. De esta manera hacía con todos los israelitas que venían al rey a juicio; y así robaba Absalón el corazón de los de Israel.
  • 1 Reyes 22:11-38 [Falsos profetas dieron al rey Acab profecías aduladoras. Micaías, sin embargo, fue un profeta verdadero y los desenmascaró, y profetizó la muerte de Acab. Micaías se jugó la vida y lo encarcelaron por decir la verdad. No obstante, la Palabra del Señor se cumplió.]
  • Proverbios 7 [Este capítulo hace una alegoría entre el mundo materialista, impío y codicioso y una ramera:] Guarda mis mandamientos y vivirás, y mi ley como las niñas de tus ojos. […]
  • Para que te guarden de la mujer ajena, y de la extraña que ablanda sus palabras. […] 21 Lo rindió con la suavidad de sus muchas palabras, le obligó con la zalamería de sus labios. 22 Al punto se marchó tras ella, como va el buey al degolladero, y como el necio a las prisiones para ser castigado.
  • Daniel 11:21b [El Anticristo recurre a la adulación para engañar:] Vendrá pacíficamente y tomará el reino con halagos. [V. también Daniel 11:34.]

5. Aunque el adulador aparentemente exalta a otro, en realidad lo perjudica.

  • Proverbios 26:28b La boca lisonjera hace resbalar.
  • Proverbios 29:5 El hombre que lisonjea a su prójimo, red tiende delante de sus pasos.

6. La gente aprecia más a quien se expresa con amor y franqueza que al adulador superficial.

  • Salmo 141:5a Que el justo me castigue, será un favor, y que me reprenda será un excelente bálsamo que no me herirá la cabeza.
  • Proverbios 25:12 Como zarcillo de oro y joyel de oro fino es el que reprende al sabio que tiene oído dócil.
  • Proverbios 27:5,6 Mejor es reprensión manifiesta que amor oculto. Se puede confiar en el amigo que hiere; pero importunos son los besos del que aborrece.
  • Proverbios 28:23 El que reprende al hombre, hallará después mayor gracia que el que lisonjea con la lengua. [V. también
  • Mateo 18:15.]

7. El Señor no bendice a los aduladores.

  • Job 32:21,22 [Eliú afirma:] No haré ahora acepción de personas, ni usaré con nadie de títulos lisonjeros. 22 Porque no sé hablar lisonjas; de otra manera, en breve mi Hacedor me consumiría.
  • Proverbios 24:24 El que dijere al malo: Justo eres, los pueblos lo maldecirán, y le detestarán las naciones.
  • Salmo 12:3 El Señor destruirá todos los labios lisonjeros, y la lengua que habla jactanciosamente.

8. La Palabra de Dios nos advierte claramente los peligros de aceptar la adulación.

  • Proverbios 6:23,24 El mandamiento es lámpara, y la enseñanza es luz, y camino de vida las reprensiones que te instruyen, 24 para que te guarden de la mala mujer, de la blandura de la lengua de la mujer extraña. [V. Proverbios, capítulo 7.]
  • Proverbios 20:19 El que anda en chismes descubre el secreto; no te entremetas, pues, con el suelto de lengua.
  • Lucas 6:26 ¡Ay de vosotros, cuando todos los hombres hablen bien de vosotros! porque así hacían sus padres con los falsos profetas.

9. Evitemos caer en la adulación. Así recibiremos la bendición del Señor, daremos buen ejemplo y desempeñaremos bien nuestro servicio cristiano.

  • Salmo 15:1,2 Señor, ¿quién habitará en Tu tabernáculo? ¿Quién morará en Tu monte santo? El que anda en integridad y hace justicia, y habla verdad en su corazón.
  • Gálatas 1:10 ¿Busco ahora el favor de los hombres, o el de Dios? ¿O trato de agradar a los hombres? Pues si todavía agradara a los hombres, no sería siervo de Cristo.
  • 1 Tesalonicenses 2:3-6a Nuestra exhortación no procedió de error ni de impureza, ni fue por engaño, sino que según fuimos aprobados por Dios para que se nos confiase el evangelio, así hablamos; no como para agradar a los hombres, sino a Dios, que prueba nuestros corazones. Porque nunca usamos de palabras lisonjeras, como sabéis, ni encubrimos avaricia; Dios es testigo; 6a ni buscamos gloria de los hombres.

10. La Palabra de Dios nos da sabiduría para discernir la adulación y no caer en su trampa.

  • Proverbios 2:10,11,16 Cuando la sabiduría entrare en tu corazón, y la ciencia fuere grata a tu alma, 11 la discreción te guardará; te preservará la inteligencia, 16 serás librado de la mujer extraña, de la ajena que halaga con sus palabras.
  • Proverbios 7:1-5 Hijo mío, guarda mis razones, y atesora contigo mis mandamientos. Guarda mis mandamientos y vivirás, y mi ley como las niñas de tus ojos. Lígalos a tus dedos; escríbelos en la tabla de tu corazón. Di a la sabiduría: Tú eres mi hermana, y a la inteligencia llama parienta; para que te guarden de la mujer ajena, y de la extraña que ablanda sus palabras. [V. también
  • Proverbios 6:23,24.]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: