Versiculos biblicos sobre aprecio

Instituto Buenas Nuevas
by

1. En la Biblia, el Señor con frecuencia reconoce el mérito de las personas, alaba sus buenas cualidades o las elogia por haber tomado decisiones acertadas

Job 1:8
El Señor dijo […]: «¿Te has fijado en Mi siervo Job? Porque no hay ninguno como él sobre la tierra; es un hombre intachable y recto, temeroso de Dios y apartado del mal».

Hechos 13:22
Dios […] les dio por rey a David, de quien dijo: «He encontrado que David, hijo de Jesé, es un hombre que me agrada y que está dispuesto a hacer todo lo que Yo quiero».

Juan 1:47
Cuando Jesús vio que Natanael se acercaba, dijo: «Aquí viene un verdadero israelita, un hombre realmente sincero».

Lucas 7:9
[En referencia a la fe del centurión cuyo sirviente Jesús curó:] Al escuchar las palabras del capitán, Jesús se admiró y le dijo a la gente que lo seguía: «En todo Israel no he encontrado a nadie que confíe tanto en Mí como este capitán romano».

Mateo 15:22–28
[Jesús alabó a una mujer de Canaán que no se escandalizó al oírlo:] Una mujer cananea que había salido de aquella región clamaba, diciéndole: «¡Señor, Hijo de David, ten misericordia de mí! Mi hija es gravemente atormentada por un demonio». 23 Pero Jesús no le respondió palabra. Entonces acercándose Sus discípulos, le rogaron, diciendo: «Despídela, pues da voces tras nosotros». 24 Él respondiendo, dijo: «No soy enviado sino a las ovejas perdidas de la casa de Israel». 25 Entonces ella vino y se postró ante Él, diciendo: «¡Señor, socórreme!» 26 Respondiendo Él, dijo: «No está bien tomar el pan de los hijos, y echarlo a los perrillos». 27 Y ella dijo: «Sí, Señor; pero aun los perrillos comen de las migajas que caen de la mesa de sus amos». 28 Entonces respondiendo Jesús, dijo: «Oh mujer, grande es tu fe; hágase contigo como quieres». Y su hija fue sanada desde aquella hora.

2. El Señor, asimismo, nos elogia cuando aprovechamos nuestras habilidades con el fin de ayudar al prójimo y propagar el Reino de Dios

Mateo 25:21
[Jesús dice en la parábola de los talentos:] Su señor le dijo: «Bien, buen siervo y fiel; sobre poco has sido fiel, sobre mucho te pondré; entra en el gozo de tu señor».

Lucas 12:37
[Jesús manifestó:] Dichosos los criados a quienes su amo, al llegar, encuentre despiertos. Les aseguro que el amo mismo los hará sentarse a la mesa y se dispondrá a servirles la comida.

Hebreos 6:10
Dios no es injusto como para olvidarse de la obra de ustedes y del amor que han mostrado hacia Su nombre, habiendo servido, y sirviendo aún, a los santos.

(V. también Apocalipsis, capítulos 2 y 3. En ellos se ejemplifica muy bien que el Señor siempre elogia nuestras buenas cualidades, aunque nos reprenda por los errores que hemos cometido.)

3. El Señor quiere que manifestemos aprecio

Proverbios 31:30
La mujer que teme al Señor, esa será alabada.

Cantares 6:9
Única y perfecta es la paloma mía, la única de su madre, la escogida de quien la dio a luz. Las jóvenes la vieron y la llamaron «bienaventurada»; la alabaron las reinas y las concubinas.

1 Samuel 15:6
[El rey Saúl se mostró agradecido con las tribus de extranjeros que trataron bien a sus ancestros.] Dijo a los quenitas: «¡Apártense! ¡Salgan de en medio de los amalecitas, para que no los destruya a ustedes junto con ellos; pues ustedes se portaron bien con los israelitas cuando venían de Egipto!» Los quenitas se apartaron de los amalecitas.

1 Samuel 25:32,33
David dijo a Abigail: «Bendito sea el Señor, Dios de Israel, que te envió hoy a encontrarme, 33 bendito sea tu razonamiento, y bendita seas tú, que me has impedido derramar sangre hoy y vengarme por mi propia mano».

2 Samuel 10:2
David dijo: «Seré bondadoso con Hanún, hijo de Nahas, tal como su padre fue bondadoso conmigo». Entonces David envió algunos de sus siervos para consolarlo por la muerte de su padre.

1 Reyes 2:7
En cuanto a los hijos de Barzilai, el de Galaad, trátalos con bondad y hazlos participar de tu mesa, pues ellos me protegieron cuando yo huía de tu hermano Absalón.

Romanos 13:7
Páguenle a cada uno lo que deban pagarle, ya sea que se trate de impuestos, contribuciones, respeto o estimación.

Filipenses 4:8
[Toda persona tiene sus buenas cualidades; es cuestión de reconocerlas:] Hermanos, todo lo que es verdadero, todo lo digno, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable, todo lo honorable, si hay alguna virtud o algo que merece elogio, en esto mediten.

4. Muestras de aprecio tomadas de las epístolas de Pablo

Romanos 1:8
Por medio de Jesucristo doy gracias a mi Dios por cada uno de ustedes, porque en todas partes se habla de su fe.

Romanos 16:1,2
Tengo muchas cosas buenas que decir acerca de Febe. Ella es una cristiana muy activa en la iglesia de Puerto Cencreas. 2 Ella ha entregado su vida al servicio del Señor Jesucristo. Recíbanla bien, como debe recibirse a todos los que pertenecen a la gran familia de Dios, y ayúdenla en todo lo que necesite, porque ella ha ayudado a muchos, y a mí también.

1 Corintios 16:15–18
[El apóstol Pablo hace mención de la familia de Estéfanas y de algunos compañeros de este que se dedicaban con diligencia a la labor misionera.]

2 Corintios 8:1–5
[Pablo elogia a la iglesia de Macedonia por su extrema generosidad.] (V. también Filipenses 4:14–16.)

2 Corintios 8:16–23
[Pablo elogia a Tito y a su acompañante, que atendieron a las necesidades materiales de la iglesia.]

Colosenses 1:3,4
Siempre que oramos por ustedes, damos gracias a Dios, el Padre de nuestro Señor Jesucristo, 4 pues hemos sabido que confían mucho en Cristo y aman a todos los que forman parte del pueblo de Dios.

1 Tesalonicenses 1:3,7
[Pablo escribe a los hermanos de Tesalónica:] Continuamente recordamos qué activa ha sido su fe, qué servicial su amor, y qué fuerte en los sufrimientos su esperanza en nuestro Señor Jesucristo, delante de nuestro Dios y Padre. 7 De esta manera llegaron a ser un ejemplo para todos los creyentes en las regiones de Macedonia y Acaya. (V. todo el capítulo 1.)

2 Tesalonicenses 1:3,4
Siempre tenemos que dar gracias a Dios por ustedes, hermanos, como es justo, porque su fe aumenta grandemente, y el amor de cada uno de ustedes hacia los demás abunda más y más. 4 Por lo cual nosotros mismos hablamos con orgullo de ustedes entre las iglesias de Dios, por su perseverancia y fe en medio de todas las persecuciones y aflicciones que soportan.

5. Otros pasajes de la Biblia en que se ven muestras de aprecio

Génesis 41:39–41
[El faraón reconoció la valía de José, que interpretó sus sueños y le dio buenos consejos:] Faraón dijo a José: «Puesto que Dios te ha hecho saber todo esto, no hay nadie tan prudente ni tan sabio como tú. 40 Tú estarás sobre mi casa, y todo mi pueblo obedecerá tus órdenes. Solamente en el trono yo seré mayor que tú». 41 Faraón dijo también a José: «Mira, te he puesto sobre toda la tierra de Egipto». (V. también Génesis 41:1–43.)

Éxodo 2:15–20
[Reuel, sacerdote de Madián, reprendió a sus hijas por no haber sido agradecidas con Moisés, que las había ayudado a sacar agua del pozo:] Moisés huyó de la presencia de Faraón y se fue a vivir a la tierra de Madián, y allí se sentó junto a un pozo. 16 Y el sacerdote de Madián tenía siete hijas, las cuales fueron a sacar agua y llenaron las pilas para dar de beber al rebaño de su padre. 17 Entonces vinieron unos pastores y las echaron de allí, pero Moisés se levantó y las defendió, y dio de beber a su rebaño. 18Cuando ellas volvieron a Reuel, su padre, este les preguntó: «¿Por qué han vuelto tan pronto hoy?» 19 «Un egipcio nos ha librado de mano de los pastores —respondieron ellas—; y además, nos sacó agua y dio de beber al rebaño». 20 Y Reuel dijo a sus hijas: «¿Y dónde está? ¿Por qué han dejado al hombre? Invítenlo a que coma algo».

Rut 3:10
[Booz le agradeció a Rut sus muestras de devoción:] Bendita seas del Señor, hija mía. Has hecho tu última bondad mejor que la primera, al no ir en pos de los jóvenes, ya sean pobres o ricos. (V. todo el capítulo 3.)

Nehemías 7:2
Al frente de Jerusalén puse a mi hermano Hananí y a Hananías, el comandante de la ciudadela, que era un hombre digno de confianza y más temeroso de Dios que muchas personas.

Ester 6:11
[El rey Asuero quiso manifestarle a Mardoqueo su agradecimiento por haber denunciado el complot para matarlo, por lo que dispuso que recorriera la ciudad ataviado con el vestido real:] Así se hará al hombre que el rey desea honrar. (V. también Ester 6:1–11.)

1 Reyes 13:6,7
[El rey Jeroboam de Judá se mostró agradecido con un profeta joven que, después que el rey se arrepintió, rogó para que la mano de este se curara:] El rey respondió al hombre de Dios: «Te ruego que supliques al Señor tu Dios, y ores por mí, para que mi mano me sea restaurada». El hombre de Dios suplicó al Señor y la mano del rey le fue restaurada, y quedó como antes. 7 Entonces el rey dijo al hombre de Dios: «Ven conmigo a casa y refréscate, y te daré una recompensa».

2 Reyes 5:15
[Luego de que Naamán se curó de la lepra, se mostró agradecido con el profeta Eliseo y le ofreció una recompensa:] Volvió al varón de Dios, él y toda su compañía, y se puso delante de él, y dijo: «He aquí ahora conozco que no hay Dios en toda la tierra, sino en Israel. Te ruego que recibas algún presente de tu siervo».

(V. también 2 Reyes 5:1–19.)

6. Jamás debemos dejar de alabar al Señor, valorando todo lo que hace por nosotros

Deuteronomio 8:10,11
[Exhortación de Moisés:] Cuando hayas comido y te hayas saciado, bendecirás al Señor tu Dios por la buena tierra que Él te ha dado. 11 Cuídate de no olvidar al Señor tu Dios dejando de guardar Sus mandamientos, Sus ordenanzas y Sus estatutos que yo te ordeno hoy.

Salmo 103:2
Bendice, alma mía, al Señor, y no olvides ninguno de Sus beneficios. (V. también Salmo 105:5.)

Salmo 107:8
Den gracias al Señor por Su misericordia y por Sus maravillas para con los hijos de los hombres.

Salmo 116:12–14
¿Cómo podré pagar al Señor todo el bien que me ha hecho? 13 ¡Levantaré la copa de la salvación e invocaré Su nombre! 14 Cumpliré mis promesas al Señor en presencia de todo Su pueblo.

Lucas 1:46–48
María dijo: «Engrandece mi alma al Señor; 47 y mi espíritu se alegró en Dios mi Salvador, 48 porque ha mirado a la bajeza de Su criada; porque he aquí, desde ahora me dirán bienaventurada todas las generaciones». (V. también los versículos 49–55.)

Lucas 17:15–19
[Jesús sanó a diez leprosos, pero solo uno se lo agradeció:] Uno de ellos, viendo que había sido sanado, volvió, glorificando a Dios a gran voz, 16 y se postró rostro en tierra a Sus pies, dándole gracias; y este era samaritano. 17 Respondiendo Jesús, dijo: «¿No son diez los que fueron limpiados? Y los nueve, ¿dónde están? 18 ¿No hubo quien volviese y diese gloria a Dios sino este extranjero?» 19Y le dijo: «Levántate, vete; tu fe te ha salvado».

Hebreos 13:15
Ofrezcamos siempre a Dios, por medio de Él, sacrificio de alabanza, es decir, fruto de labios que confiesan Su nombre.

share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: