Versiculos biblicos sobre avaricia

Instituto Buenas Nuevas

1. Si bien lo que se busca con la avaricia es satisfacción, indefectiblemente provoca mayor infelicidad

Proverbios 15:27
Alborota su casa el codicioso.

Proverbios 27:20
La muerte, el sepulcro y la codicia del hombre jamás quedan satisfechos. (V. también Eclesiastés 4:8.)

Eclesiastés 5:10
El que ama el dinero no se saciará de dinero; y el que ama el mucho tener no sacará fruto.

Eclesiastés 5:12
Dulce es el sueño del trabajador, coma mucho, coma poco; pero al rico no le deja dormir la abundancia.

1 Timoteo 6:9,10
Los que quieren enriquecerse, caen en tentación y lazo, y en muchas codicias locas y dañosas, que hunden a los hombres en perdición y muerte. 10 Porque el amor del dinero es la raíz de todos los males: el cual codiciando algunos, se descaminaron de la fe, y fueron traspasados de muchos dolores.

2. El afán de adquirir riquezas es una actitud muy poco cristiana y conduce a mayor impiedad

Salmo 73:12
¡Miren a estos malvados! Con toda tranquilidad aumentan sus riquezas.

Proverbios 28:22
Se apresura a ser rico el avaro, y no sabe que le ha de venir pobreza.

Jeremías 5:27,28
Como jaula llena de pájaros, así están sus casas llenas de engaño; así se hicieron grandes y ricos. 28 Se engordaron y se pusieron lustrosos, y sobrepasaron los hechos del malo; no juzgaron la causa, la causa del huérfano; con todo, se hicieron prósperos, y la causa de los pobres no juzgaron.

Oseas 12:7
[Descripción de un hombre materialista y avaro:] Mercader que tiene en su mano peso falso, amador de opresión.

3. La avaricia deriva en pobreza y ruina espirituales

Marcos 8:36,37
¿De qué le aprovechará al hombre ganar todo el mundo, si pierde su alma? 37 ¿O qué recompensa dará el hombre por su alma?

Lucas 12:16–21
[Jesús] también les refirió una parábola, diciendo: «La heredad de un hombre rico había producido mucho. 17 Y él pensaba dentro de sí, diciendo: “¿Qué haré, porque no tengo dónde guardar mis frutos?” 18 Y dijo: “Esto haré: derribaré mis graneros, y los edificaré mayores, y allí guardaré todos mis frutos y mis bienes; 19 y diré a mi alma: ‘Alma, muchos bienes tienes guardados para muchos años; repósate, come, bebe, regocíjate’”. 20 Pero Dios le dijo: “Necio, esta noche vienen a pedirte tu alma; y lo que has provisto, ¿de quién será?” 21 Así es el que hace para sí tesoro, y no es rico para con Dios».

Proverbios 11:24
Hay quienes retienen más de lo justo, pero vienen a pobreza.

Eclesiastés 5:13
Una cosa realmente lamentable he visto en este mundo: que el amontonar riquezas va en perjuicio de su dueño.

Habacuc 2:9,10
¡Ay del que obtiene ganancias ilícitas para su casa, para poner en alto su nido, para librarse de la mano de la calamidad! 10 Has tramado cosa vergonzosa para tu casa, destruyendo a muchos pueblos, pecando contra ti mismo.

Lucas 1:53
[Dios] da cosas buenas a los hambrientos, pero despide a los ricos con las manos vacías.

Lucas 16:25
[Refiriéndose a un rico codicioso que no había tenido en cuenta a los pobres:] Abraham le dijo: «Hijo, acuérdate de que recibiste tus bienes en tu vida, y Lázaro, males; pero ahora este es consolado aquí, y tú atormentado».

Santiago 5:3
El dinero que han estado juntando en estos últimos tiempos se oxidará, y ese óxido será el testigo que los acusará en el juicio final, y que los destruirá como un fuego.

Apocalipsis 3:17
Dices que eres rico, que te ha ido muy bien y que no necesitas de nada. Pero no te das cuenta de que eres un desdichado, un miserable, y que estás pobre, ciego y desnudo.

4. La avaricia es vana

Job 20:15
Devoró riquezas, pero las vomitará; de su vientre las sacará Dios.

Salmo 39:6
Ciertamente como una sombra es el hombre; ciertamente en vano se afana; amontona riquezas, y no sabe quién las recogerá.

Proverbios 10:2
Los tesoros de maldad no serán de provecho.

Proverbios 21:6
Las riquezas que se obtienen por medio de mentiras son ilusión pasajera de los que buscan la muerte.

Proverbios 23:4,5
No te esfuerces por hacerte rico; deja de preocuparte por eso. 5 Si te fijas bien, verás que no hay riquezas; de pronto se van volando, como águilas, como si les hubieran salido alas. (V. también Juan 6:27.)

Hageo 1:6
Ustedes siembran mucho, pero cosechan poco; comen, pero no se sienten satisfechos; beben, pero se quedan con sed; se abrigan, pero no entran en calor; y el que trabaja a jornal, echa su salario en saco roto. (V. también Eclesiastés 5:14.)

Apocalipsis 18:14,17
Los frutos codiciados por tu alma se apartaron de ti, y todas las cosas exquisitas y espléndidas te han faltado, y nunca más las hallarás. 17 Porque en una sola hora han sido consumidas tantas riquezas.

5. En la obra de Dios no hay cabida para la avaricia, y menos entre los dirigentes

1 Samuel 8:3
[Al igual que los hijos de Elí, los dos hijos de Samuel lo decepcionaron por completo.] No anduvieron los hijos por los caminos de su padre, sino que se dejaron llevar por la avaricia, dejándose sobornar y pervirtiendo el derecho.

1 Timoteo 3:3
[El apóstol Pablo describió cómo debe ser una persona que ocupe un cargo en la iglesia:] No dado al vino, no pendenciero, no codicioso de ganancias deshonestas, sino amable, apacible, no avaro.

1 Timoteo 6:5
Toman la piedad como fuente de ganancia; apártate de los tales. (V. los versículos 3–6.)

Tito 1:7
Es necesario que el obispo [supervisor] sea irreprochable, como administrador de Dios; no soberbio, no iracundo, no dado al vino, no amigo de contiendas, no codicioso de ganancias deshonestas. (V. también 1 Timoteo 3:8.)

1 Pedro 5:2
Cuiden de las ovejas de Dios que han sido puestas a su cargo; háganlo de buena voluntad, como Dios quiere, y no forzadamente ni por ambición de dinero, sino de buena gana.

2 Pedro 2:3
[El apóstol Pedro describió con estas palabras a los falsos profetas y los que buscan ganancia en la religión:] En su ambición de dinero, los explotarán a ustedes con falsas enseñanzas.

6. La felicidad se alcanza por la vía del contentamiento, no de la avaricia

Salmo 37:16
Mejor es lo poco del justo, que las riquezas de muchos pecadores.

Proverbios 16:8
Vale más lo poco ganado honradamente, que lo mucho ganado en forma injusta. (V. también 17:1; Eclesiastés 4:6.)

Proverbios 30:8,9
Aleja de mí la falsedad y la mentira, y no me hagas rico ni pobre; dame solo el pan necesario, 9 porque si me sobra, podría renegar de Ti y decir que no te conozco; y si me falta, podría robar y ofender así Tu divino nombre.

Filipenses 4:11,12
He aprendido a estar satisfecho con lo que tengo. 12 Sé bien lo que es vivir en la pobreza, y también lo que es tener de todo. He aprendido a vivir en toda clase de circunstancias, ya sea que tenga mucho para comer, o que pase hambre; ya sea que tenga de todo o que no tenga nada.

1 Timoteo 6:6–8
Gran ganancia es la piedad acompañada de contentamiento; 7 porque nada hemos traído a este mundo, y sin duda nada podremos sacar. 8 Así que, teniendo sustento y abrigo, estemos contentos con esto.

Hebreos 13:5
Sea el carácter de ustedes sin avaricia, contentos con lo que tienen, porque Él mismo ha dicho: «Nunca te dejaré ni te desampararé».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: