Versículos bíblicos sobre críticas

Instituto Buenas Nuevas

1. El efecto de nuestras palabras puede ser constructivo o negativo

Proverbios 10:11
Fuente de vida es la boca del justo, pero la boca de los impíos encubre violencia.

Proverbios 11:9
Con la boca el impío destruye a su prójimo.

Proverbios 12:18
Hay quien habla sin tino como golpes de espada, pero la lengua de los sabios sana.

Proverbios 15:4
La lengua apacible es árbol de vida; mas la perversidad de ella es quebrantamiento de espíritu.

Proverbios 18:21
La muerte y la vida están en poder de la lengua, y el que la ama comerá de sus frutos.

Jeremías 1:9,10
[Aunque el mensaje iconoclasta de Jeremías fue muy duro, y en él fustigó la desobediencia del reino de Judá, su finalidad era arrancar lo malo para poder sembrar lo bueno en su lugar.] El Señor extendió la mano, me tocó los labios y me dijo: 10 «Yo pongo Mis palabras en tus labios. Hoy te doy plena autoridad sobre reinos y naciones, para arrancar y derribar, para destruir y demoler, y también para construir y plantar».

2. Cuando sintamos el impulso de criticar a los demás, pensemos primero en nuestras propias faltas

Salmo 130:3
Señor, Señor, si tuvieras en cuenta la maldad, ¿quién podría mantenerse en pie?

Mateo 7:1–5
No juzguen para que no sean juzgados. 2 Porque con el juicio con que ustedes juzguen, serán juzgados; y con la medida con que midan, se les medirá. 3 ¿Por qué miras la mota que está en el ojo de tu hermano, y no te das cuenta de la viga que está en tu propio ojo? 4 ¿O cómo puedes decir a tu hermano: «Déjame sacarte la mota del ojo», cuando la viga está en tu ojo? 5 ¡Hipócrita! Saca primero la viga de tu ojo, y entonces verás con claridad para sacar la mota del ojo de tu hermano.

Juan 8:7
[Cuando le presentaron a Jesús una mujer acusada de adulterio a la que querían matar a pedradas:] Jesús se levantó y les dijo: «Si alguno de ustedes nunca ha pecado, tire la primera piedra».

Romanos 2:1,3
[Ojo con tener un doble criterio.] Eres inexcusable, oh hombre, quienquiera que seas tú que juzgas; pues en lo que juzgas a otro, te condenas a ti mismo; porque tú que juzgas haces lo mismo. 3 ¿Y piensas esto, oh hombre, tú que juzgas a los que tal hacen, y haces lo mismo, que tú escaparás del juicio de Dios?

Romanos 14:10
Tú, ¿por qué juzgas a tu hermano? O tú también, ¿por qué menosprecias a tu hermano? Porque todos compareceremos ante el tribunal de Cristo.

Gálatas 6:1
Si alguien es sorprendido en alguna falta, ustedes que son espirituales, restáurenlo en un espíritu de mansedumbre, mirándote a ti mismo, no sea que tú también seas tentado.

3. Una actitud criticona tiene su raíz en el fariseísmo y el sentimiento de superioridad

Mateo 23:24,28
¡Ustedes, guías ciegos, cuelan el mosquito, pero se tragan el camello! 28 Por fuera aparentan ser gente honrada, pero por dentro están llenos de hipocresía y de maldad.

Lucas 13:13–15
[Los fariseos, orgullosos de su espiritualidad y cegados por sus pretensiones de superioridad moral, criticaban a Jesús por hacer el bien.] [Jesús] puso las manos sobre ella, y al momento la mujer se enderezó y comenzó a alabar a Dios. 14 Pero el jefe de la sinagoga se enojó, porque Jesús la había sanado en sábado, y dijo a la gente: «Hay seis días para trabajar; vengan en esos días a ser sanados, y no en sábado». 15 El Señor le contestó: «Hipócritas, ¿no desata cualquiera de ustedes su buey o su burro en sábado, para llevarlo a tomar agua?»

Santiago 4:11,12
Hermanos, no hablen mal los unos de los otros. El que habla mal de un hermano o juzga a su hermano, habla mal de la Ley y juzga a la Ley. Pero si tú juzgas a la Ley, no eres cumplidor de la Ley, sino juez de ella. 12 Solo hay un Legislador y Juez, que es poderoso para salvar y para destruir. Pero tú, ¿quién eres que juzgas a tu prójimo?

3 Juan 1:9,10
Yo escribí una carta a la iglesia, pero Diótrefes no acepta mi autoridad, pues le gusta mandar. 10 Por eso, cuando yo vaya a visitarlos, le llamaré la atención, porque anda hablando mal de nosotros. Y no solo eso, sino que tampoco recibe a los seguidores de Cristo que llegan de otras partes. Y si alguien quiere recibirlos en su casa, se lo prohíbe y lo echa de la iglesia.

4. Las críticas fomentan contiendas, desunión y discordia

Proverbios 6:16,19
El Señor aborrece por completo 19 el testigo falso y mentiroso, y el que provoca peleas entre hermanos. (V. también el versículo 14.)

Proverbios 16:28
El hombre perverso levanta contienda, y el chismoso aparta los mejores amigos.

Proverbios 22:10
Despedido el insolente, se va la discordia y se acaban los pleitos y las ofensas.

5. Una actitud crítica conduce con frecuencia a errores de juicio

1 Samuel 16:7
Dios no ve como el hombre ve, pues el hombre mira la apariencia exterior, pero el Señor mira el corazón. (V. también Isaías 55:8,9.)

Isaías 11:3,4
[Profecía sobre Jesús:] Se deleitará en el temor del Señor, y no juzgará por lo que vean Sus ojos, ni sentenciará por lo que oigan Sus oídos; 4 sino que juzgará al pobre con justicia, y fallará con equidad por los afligidos de la tierra. Herirá la tierra con la vara de Su boca, y con el soplo de Sus labios matará al impío.

Juan 7:24
No juzguen ustedes por las apariencias. Cuando juzguen, háganlo con rectitud.

Juan 8:15,16
[El propio Jesús juzgaba únicamente con la ayuda y comprensión de Dios.] Ustedes juzgan como todos los demás, pero Yo no juzgo a nadie. 16 Si lo hiciera, juzgaría de acuerdo a la verdad, porque no juzgo Yo solo. Mi Padre, quien me envió, juzga conmigo.

Romanos 14:4
[Ojo con adoptar una actitud crítica hacia los demás. Es posible que no estemos al tanto de algunos detalles.] ¿Quién eres tú para juzgar al criado de otro? Para su propio amo está en pie o cae. En pie se mantendrá, porque poderoso es el Señor para sostenerlo en pie.

6. El que es dado a criticar pierde amistades y encima pierde el favor de Dios

Proverbios 17:9
El que cubre la falta busca amistad; mas el que la divulga, aparta al amigo.

Isaías 29:20,21
El violento tendrá su fin, el insolente será acabado, y serán cortados todos los que se desvelan para hacer el mal; 21 los que hacen que una persona sea acusada por una palabra, y tienden lazos al que juzga en la puerta, y defraudan al justo con vanos argumentos.

1 Timoteo 6:4,5
[El apóstol Pablo exhorta a los hermanos a no tener trato con personas aficionadas a criticar.] Está envanecido, nada sabe, y delira acerca de cuestiones y contiendas de palabras, de las cuales nacen envidias, pleitos, blasfemias, malas sospechas 5 […]; apártate de los tales.

Santiago 2:13
[Al criticar sin piedad nos cortamos el acceso a la misericordia de Dios.] Juicio sin misericordia se hará con aquel que no haga misericordia; y la misericordia triunfa sobre el juicio. (V. también Mateo 6:14,15; Lucas 6:37.)

7. Debemos orar por los demás en vez de criticarlos

Romanos 15:30
Yo les ruego, hermanos míos, por nuestro Señor Jesucristo y por el amor que nos da el Espíritu Santo, que oren mucho a Dios por mí.

Efesios 6:18
No dejen ustedes de orar: rueguen y pidan a Dios siempre, guiados por el Espíritu. Manténganse alerta, sin desanimarse, y oren por todo el pueblo santo.

1 Tesalonicenses 1:2
Siempre damos gracias a Dios por todos ustedes, y los recordamos en nuestras oraciones.

Santiago 5:16
Confiésense sus pecados unos a otros, y oren unos por otros para que sean sanados [tanto espiritual como físicamente]. La oración eficaz del justo puede lograr mucho.

8. Antes de criticar a alguien, pongámonos en su lugar

Mateo 7:12
Hagan ustedes con los demás como quieran que los demás hagan con ustedes; porque en eso se resumen la Ley y los Profetas.

Romanos 14:13
No debemos criticarnos unos a otros. Al contrario, propónganse ustedes no hacer nada que sea causa de que su hermano tropiece, o que ponga en peligro su fe.

9. Quien tiene tendencia a criticar debe aprender a refrenar su lengua

Proverbios 10:19
En las muchas palabras no falta pecado; mas el que refrena sus labios es prudente.

Eclesiastés 5:2,6
No te des prisa con tu boca, ni tu corazón se apresure a proferir palabra delante de Dios; porque Dios está en el cielo, y tú sobre la tierra; por tanto, sean pocas tus palabras. 6 No dejes que tu boca te haga pecar.

Hechos 19:36
Puesto que estos hechos son innegables, deben guardar calma y no hacer nada precipitadamente.

Santiago 1:19,20
Mis amados hermanos, todo hombre sea pronto para oír, tardo para hablar, tardo para airarse; 20 porque la ira del hombre no obra la justicia de Dios.

10. Dios bendice a los que no adoptan una actitud crítica o negativa

Salmo 15:1,3
Señor, ¿quién puede residir en Tu santuario?, ¿quién puede habitar en Tu santo monte? 3 El que no habla mal de nadie; el que no hace daño a su amigo ni ofende a su vecino.

Salmo 34:12–14
¿Quieres vivir mucho tiempo? ¿Quieres gozar de la vida? 13 Pues refrena tu lengua de hablar mal, y nunca digan mentiras tus labios. 14 Aléjate de la maldad, y haz lo bueno; busca la paz, y síguela.

1 Corintios 4:5
No juzguen ustedes nada antes de tiempo; esperen a que el Señor venga y saque a la luz lo que ahora está en la oscuridad y dé a conocer las intenciones del corazón. Entonces Dios dará a cada uno la alabanza que merezca.

11. Jesús no vino a criticar, sino a salvar

Juan 3:17
No envió Dios a Su Hijo al mundo para condenar al mundo, sino para que el mundo sea salvo por Él.

Juan 8:10,11
[Jesús no condenó a la adúltera:] Enderezándose Jesús, y no viendo a nadie sino a la mujer, le dijo: «Mujer, ¿dónde están los que te acusaban? ¿Ninguno te condenó?» 11 Ella dijo: «Ninguno, Señor». Entonces Jesús le dijo: «Ni Yo te condeno; vete, y no peques más».

Marcos 9:38–40
[Jesús alienta a Sus discípulos a ser más tolerantes y criticar menos:] Juan le dijo: «Maestro, hemos visto a uno que expulsaba demonios en Tu nombre, y tratamos de impedírselo, porque no es de los nuestros». 39 Jesús contestó: «No se lo prohíban, porque nadie que haga un milagro en Mi nombre podrá luego hablar mal de Mí. 40 El que no está contra nosotros, está a nuestro favor».

Lucas 9:54,55
[A Jesús no le agradó que Sus discípulos, llevados por un celo excesivo, propusieran castigar a unos samaritanos que no habían querido recibirlo:] Sus discípulos Jacobo y Juan, dijeron: «Señor, ¿quieres que mandemos que descienda fuego del cielo y los consuma?» 55 Pero Él, volviéndose, los reprendió, y dijo: «Ustedes no saben de qué espíritu son».

12. Una actitud criticona se remedia aprendiendo a obrar con amor

1 Corintios 16:14
Todas sus cosas sean hechas con amor.

Filipenses 1:9
Esto pido en oración: que el amor de ustedes abunde aún más y más en conocimiento verdadero y en todo discernimiento.

1 Pedro 3:8
Vivan todos ustedes en armonía, unidos en un mismo sentir y amándose como hermanos. Sean bondadosos y humildes.

1 Pedro 4:8
Sobre todo, sean fervientes en su amor los unos por los otros, pues el amor cubre multitud de pecados.

13. Las críticas constructivas se asemejan a los juicios prudentes en que pueden servir para hacer valer los principios de la Palabra de Dios

Éxodo 18:21,22
[Los jueces de la antigüedad tenían la misión de juzgar en justicia y evaluar constructivamente los asuntos que se les presentaban.] Escoge entre el pueblo hombres capaces, que tengan temor de Dios y que sean sinceros, hombres que no busquen ganancias mal habidas, y a unos dales autoridad sobre grupos de mil personas, a otros sobre grupos de cien, a otros sobre grupos de cincuenta y a otros sobre grupos de diez. 22 Ellos dictarán sentencia entre el pueblo en todo momento; los problemas grandes te los traerán a ti, y los problemas pequeños los atenderán ellos. Así te quitarás ese peso de encima, y ellos te ayudarán a llevarlo.

Levítico 19:15
No cometerás injusticia en los juicios, ni favoreciendo al pobre ni complaciendo al grande: con justicia juzgarás a tu prójimo.

Deuteronomio 1:16
Di órdenes a sus jueces y les dije: «Oigan los pleitos entre sus hermanos, y juzguen justamente entre un hombre y su hermano, o el extranjero que está con él».

1 Reyes 3:9
[Oración de Salomón:] Concede, pues, a Tu siervo un corazón que entienda para juzgar a Tu pueblo y discernir entre lo bueno y lo malo, pues ¿quién podrá gobernar a este pueblo Tuyo tan grande?

2 Crónicas 19:6
Dijo a los jueces: «Fíjense bien en lo que hacen, porque no van a juzgar en nombre de los hombres, sino del Señor, que estará con ustedes cuando den el fallo».

1 Corintios 6:2,3
[Siendo que en la otra vida juzgaremos a los ángeles, ¿no deberíamos ser ya capaces de hacer, con mucha oración, evaluaciones y críticas constructivas?] ¿Acaso no saben ustedes que el pueblo santo ha de juzgar al mundo? Y si ustedes han de juzgar al mundo, ¿cómo no son capaces de juzgar estos asuntos tan pequeños? 3 ¿No saben que incluso a los ángeles habremos de juzgarlos nosotros? ¡Pues con mayor razón los asuntos de esta vida!

Publicado en Tour temático de la Biblia: Una vida más feliz
© Aurora Production AG, Suiza, 2012

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: