Versiculos bíblicos sobre Decisiones

Instituto Buenas Nuevas

 1. Al tomar una decisión, lo que debe buscar un cristiano es la voluntad de Dios

Salmo 25:4,5,9
Señor, muéstrame Tus caminos; guíame por Tus senderos; 5 guíame, encamíname en Tu verdad, pues Tú eres mi Dios y Salvador. ¡En Ti confío a todas horas! 9 [El Señor] guía por su camino a los humildes; ¡los instruye en la justicia! (V. también Salmo 86:11.)

Salmo 27:11
Señor, enséñame Tu camino, y guíame por senda llana.

Salmo 143:10
Enséñame a hacer Tu voluntad, porque Tú eres mi Dios; Tu buen espíritu me guíe a tierra de rectitud.

2. El Señor siempre quiere lo mejor para nosotros

Salmo 25:12
¿Quién es el hombre que teme al Señor? Él le instruirá en el camino que debe escoger.

Salmo 32:8
Te haré entender, y te enseñaré el camino en que debes andar; sobre ti fijaré Mis ojos.

Salmo 37:4
Ama al Señor con ternura, y Él cumplirá tus deseos más profundos.

Salmo 84:11
El Señor nada bueno niega a los que andan en integridad.

Proverbios 10:22
La bendición del Señor es la que enriquece, y Él no añade tristeza con ella.

Jeremías 29:11
«Yo sé los planes que tengo para ustedes —declara el Señor—, planes de bienestar y no de calamidad, para darles un futuro y una esperanza».

Lucas 12:32
¡No tengan miedo, Mi pequeño grupo de discípulos! Dios, el Padre de ustedes, quiere darles Su reino.

Romanos 8:28
Sabemos que Dios dispone todas las cosas para el bien de quienes lo aman, a los cuales Él ha llamado de acuerdo con Su propósito.

3. Las decisiones sensatas se toman en base a consideraciones y metas espirituales; no deben fundamentarse simplemente en las circunstancias ni en intereses y deseos personales

2 Corintios 4:18
No nos fijamos en lo que se ve, sino en lo que no se ve, ya que las cosas que se ven son pasajeras, pero las que no se ven son eternas.

Colosenses 3:2
Pongan la mira en las cosas de arriba, no en las de la tierra.

Hebreos 11:24–26
Por la fe Moisés, hecho ya grande, rehusó llamarse hijo de la hija del faraón, 25 prefiriendo ser maltratado con el pueblo de Dios, antes que gozar de los deleites temporales del pecado, 26 teniendo por mayores riquezas el oprobio de Cristo que los tesoros de los egipcios, porque tenía puesta la mirada en la recompensa.

4. Una mentalidad terrenal constituye un obstáculo para tomar decisiones inspiradas por el Espíritu de Dios

Proverbios 3:5,7
Confía en el Señor con todo tu corazón, y no te apoyes en tu propio entendimiento. 7 No seas sabio a tus propios ojos.

Proverbios 14:12
Hay camino que al hombre le parece derecho; pero su fin es camino de muerte.

Isaías 55:8,9
«Mis pensamientos no son los pensamientos de ustedes, ni sus caminos son Mis caminos —declara el Señor—. 9 Porque como los cielos son más altos que la tierra, así Mis caminos son más altos que sus caminos, y Mis pensamientos más que sus pensamientos».

Romanos 8:6–9
La mente puesta en la carne es muerte, pero la mente puesta en el Espíritu es vida y paz. 7 La mente puesta en la carne es enemiga de Dios, porque no se sujeta a la ley de Dios, pues ni siquiera puede hacerlo, 8 y los que están en la carne no pueden agradar a Dios. 9 Sin embargo, ustedes no están en la carne sino en el Espíritu, si en verdad el Espíritu de Dios habita en ustedes.

Gálatas 6:8
El que siembra para su carne, de la carne segará corrupción; mas el que siembra para el Espíritu, del Espíritu segará vida eterna.

5. Con frecuencia el Señor crea situaciones que nos obligan a tomar una decisión, para ver cómo vamos a reaccionar

Éxodo 32:26
Se paró Moisés a la puerta del campamento, y dijo: «El que esté por el Señor, venga a mí».

Deuteronomio 30:19
[Habla Moisés:] Les he dado a elegir entre la vida y la muerte, y entre la bendición y la maldición. Escojan, pues, la vida, para que vivan ustedes y sus descendientes.

Josué 24:15
Escojan hoy a quién han de servir.

1 Reyes 18:21
Elías se acercó a todo el pueblo y dijo: «¿Hasta cuándo vacilarán entre dos opiniones? Si el Señor es Dios, síganlo; y si Baal, síganlo a él».

Proverbios 17:3
El oro y la plata, el fuego los prueba; los pensamientos los prueba el Señor.

Jeremías 12:3
Has probado mi corazón para contigo.

1 Tesalonicenses 2:4
No tratamos de agradar a la gente, sino a Dios, que examina nuestros corazones.

Hebreos 11:17,18
Por fe, Abraham, cuando Dios lo puso a prueba, tomó a Isaac para ofrecerlo en sacrificio. Estaba dispuesto a ofrecer a su único hijo, a pesar de que Dios le había prometido: 18 «Por medio de Isaac tendrás descendientes».

6. Es fundamental que le pidamos orientación al Señor, confiados en que Él nos la dará

Job 5:8
Ciertamente yo buscaría a Dios, y encomendaría a Él mi causa.

Salmo 34:5
Los que miraron a Él fueron alumbrados, y sus rostros no fueron avergonzados.

Salmo 37:5
Pon tu vida en las manos del Señor; confía en Él, y Él vendrá en tu ayuda.

Proverbios 3:6
Ten presente al Señor en todo lo que hagas, y Él te llevará por el camino recto.

Proverbios 16:3
Pon tus actos en las manos del Señor y tus planes se realizarán.

Isaías 30:21
Tus oídos oirán detrás de ti estas palabras: «Este es el camino, anden en él», ya sea que vayan a la derecha o a la izquierda.

Juan 16:13
Cuando Él, el Espíritu de verdad venga, los guiará a toda la verdad, porque no hablará por Su propia cuenta, sino que hablará todo lo que oiga, y les hará saber lo que habrá de venir.

Colosenses 1:9
Siempre le pedimos a Dios que puedan conocer Su voluntad y que tengan toda la sabiduría y la inteligencia que da el Espíritu Santo.

Santiago 1:5
Si alguno de ustedes no tiene sabiduría, pídasela a Dios. Él se la da a todos en abundancia sin echárselo en cara.

7. Las decisiones acertadas se basan en la Palabra de Dios

Salmo 119:105
Lámpara es a mis pies Tu palabra, y lumbrera a mi camino.

Salmo 119:24
Tus testimonios son mis deleites, y mis consejeros.

Salmo 119:133
Ordena mis pasos con Tu palabra.

Números 22:18
No puedo traspasar la palabra de […] mi Dios, para hacer cosa chica ni grande.

Mateo 7:24,25
Cualquiera, pues, que me oye estas palabras, y las hace, le compararé a un hombre prudente, que edificó su casa sobre la roca. 25Descendió lluvia, y vinieron ríos, y soplaron vientos, y golpearon contra aquella casa; y no cayó, porque estaba fundada sobre la roca.

Romanos 2:18
Conoces Su voluntad, y la Ley te enseña a escoger lo mejor.

2 Timoteo 3:16
Toda Escritura es inspirada por Dios y útil para enseñar, para reprender, para corregir, para instruir en justicia.

8. Tomarás decisiones más prudentes y atinadas si te asesoras con personas que amen a Dios

Proverbios 11:14
Donde no hay dirección sabia, caerá el pueblo; mas en la multitud de consejeros hay seguridad.

Proverbios 12:15
El necio cree que todo lo que hace está bien, pero el sabio atiende los consejos.

Proverbios 15:22
Los pensamientos son frustrados donde no hay consejo; mas en la multitud de consejeros se afirman.

Proverbios 20:18
Los pensamientos con el consejo se ordenan; y con dirección sabia se hace la guerra.

Proverbios 6:22,23
[Las enseñanzas de tus padres] te guiarán cuando camines, te guardarán cuando duermas y hablarán contigo cuando despiertes. 23 Porque el mandamiento es lámpara, la enseñanza es luz, y camino de vida son las reprensiones que te instruyen.

9. Ante todo, que el amor sea lo que motive nuestras decisiones

Romanos 13:9,10
Cualquier otro mandamiento, en esta sentencia se resume: Amarás a tu prójimo como a ti mismo. 10 El amor no hace mal al prójimo; así que el cumplimiento de la Ley es el amor.

1 Corintios 16:14
Todo lo que hagan, háganlo con amor.

10. Dios siempre nos bendice cuando tomamos decisiones altruistas

1 Reyes 3:5,9–14
En Gabaón el Señor se apareció a Salomón de noche en sueños, y Dios le dijo: «Pide lo que quieras que Yo te dé». 9 [Salomón respondió:] «Da, pues, a Tu siervo un corazón con entendimiento para juzgar a Tu pueblo y para discernir entre el bien y el mal. Pues ¿quién será capaz de juzgar a este pueblo Tuyo tan grande?» 10 Fue del agrado a los ojos del Señor que Salomón pidiera esto. 11 Y Dios le dijo: «Porque has pedido esto y no has pedido para ti larga vida, ni has pedido para ti riquezas, ni has pedido la vida de tus enemigos, sino que has pedido para ti inteligencia para administrar justicia, 12 he hecho, pues, conforme a tus palabras. Te he dado un corazón sabio y entendido, de modo que no ha habido ninguno como tú antes de ti, ni se levantará ninguno como tú después de ti. 13 También te he dado lo que no has pedido, tanto riquezas como gloria, de modo que no habrá entre los reyes ninguno como tú en todos tus días. 14 Y si andas en Mis caminos, guardando Mis estatutos y Mis mandamientos como tu padre David anduvo, entonces prolongaré tus días».

11. Independientemente de las decisiones que tomemos, Dios se encargará de que se cumpla Su propósito

Proverbios 19:21
El hombre hace muchos planes, pero solo se realiza el propósito divino.

Jeremías 10:23
Señor, yo sé que el hombre no es dueño de su vida, que no tiene dominio sobre su destino.

Publicado en Tour temático de la Biblia: Una vida más feliz
© Aurora Production AG, Suiza, 2012

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: