Versiculos biblicos sobre Dudas y Incredulidad

DUDAS E INCREDULIDAD

1. El Diablo nos induce a no creer en la Palabra de Dios y en cambio pretende hacernos creer en la suya.

  • Génesis 3:1-6 La serpiente era astuta, más que todos los animales del campo que el Señor Dios había hecho; la cual dijo a la mujer: ¿Conque Dios os ha dicho: No comáis de todo árbol del huerto? Y la mujer respondió a la serpiente: Del fruto de los árboles del huerto podemos comer; pero del fruto del árbol que está en medio del huerto dijo Dios: No comeréis de él, ni le tocaréis, para que no muráis. Entonces la serpiente dijo a la mujer: No moriréis; sino que sabe Dios que el día que comáis de él, serán abiertos vuestros ojos, y seréis como Dios, sabiendo el bien y el mal. Y vio la mujer que el árbol era bueno para comer, y que era agradable a los ojos, y árbol codiciable para alcanzar la sabiduría; y tomó de su fruto, y comió; y dio también a su marido, el cual comió así como ella.
  • 2 Corintios 11:3 [Al Enemigo le agrada minar la fe sencilla.] Temo que como la serpiente con su astucia engañó a Eva, también corrompa vuestros pensamientos apartándolos de la sencillez de Cristo.
  • 2 Corintios 2:11 [Si el Diablo nos convence para que creamos sus mentiras, logrará imponerse sobre nosotros:] Para que Satanás no gane ventaja alguna sobre nosotros; pues no ignoramos sus maquinaciones. [V. también Romanos 6:16.]
  • Juan 8:44b [El Diablo es el padre de la mentira.] Él ha sido homicida desde el principio, y no ha permanecido en la verdad, porque no hay verdad en él. Cuando habla mentira, de suyo habla; porque es mentiroso, y padre de mentira. [V. también
  • Hechos 13:10; Apocalipsis 12:9.]
  • 1 Juan 4:1 [Ojo con los que expresan opiniones que suscitan dudas y temores en nosotros. Midamos lo que dicen por el patrón de la Palabra de Dios, oremos y solicitemos orientación.] Amados, no creáis a todo espíritu, sino probad los espíritus si son de Dios; porque muchos falsos profetas han salido por el mundo.

2. No es pecado ser tentado con dudas. Lo que es pecado es consentirlas y ceder a ellas.

  • Romanos 14:23b Todo lo que no proviene de fe es pecado.
  • 1 Corintios 10:13 No os ha sobrevenido ninguna tentación que no sea humana; pero fiel es Dios, que no os dejará ser tentados más de lo que podéis resistir, sino que dará también juntamente con la tentación la salida, para que podáis soportar.
  • Hebreos 3:12 Mirad, hermanos, que no haya en ninguno de vosotros corazón malo de incredulidad para apartarse del Dios vivo.
  • Santiago 1:12-15 Bienaventurado el varón que soporta la tentación; porque cuando haya resistido la prueba, recibirá la corona de vida, que Dios ha prometido a los que le aman.
  • 13 Cuando alguno es tentado, no diga que es tentado de parte de Dios; porque Dios no puede ser tentado por el mal, ni Él tienta a nadie; 14 sino que cada uno es tentado, cuando de su propia concupiscencia es atraído y seducido. 15 Entonces la concupiscencia, después que ha concebido, da a luz el pecado; y el pecado, siendo consumado, da a luz la muerte.

3. Las mentiras del Diablo y las dudas suscitadas por otros no alteran la verdad de Dios.

  • Números 23:19 Dios no es hombre para que mienta, ni hijo de hombre para que se arrepienta. Él dijo, ¿y no hará? Habló, ¿y no lo ejecutará?
  • Isaías 55:11 Así será mi Palabra que sale de mi boca; no volverá a mí vacía, sino que hará lo que yo quiero, y será prosperada en aquello para que la envié.
  • Malaquías 3:6a Yo el Señor no cambio.
  • Mateo 24:35 El cielo y la tierra pasarán, pero Mis Palabras no pasarán.
  • Romanos 3:3 ¿Pues qué, si algunos de ellos han sido incrédulos? ¿Su incredulidad habrá hecho nula la fidelidad de Dios?
  • 2 Timoteo 2:13 Si fuéremos infieles, Él permanece fiel; Él no puede negarse a sí mismo.

4. Causas frecuentes de duda o falta de fe:

  • Proverbios 29:18 [Pérdida de contacto con la Palabra de Dios:] Sin visión profética el pueblo se desenfrena; mas el que guarda la ley es bienaventurado.
  • Malaquías 3:14a Habéis dicho: Por demás es servir a Dios. ¿Qué aprovecha que guardemos Su ley?
  • Mateo 14:30,31 [Fijarse en las circunstancias en vez de en el Señor:] Al ver [el apóstol Pedro] el fuerte viento, tuvo miedo; y comenzando a hundirse, dio voces, diciendo: ¡Señor, sálvame! 31 Al momento Jesús, extendiendo la mano, asió de él, y le dijo: ¡Hombre de poca fe! ¿Por qué dudaste?
  • Lucas 12:29,30 [Preocupación excesiva por las necesidades materiales:] Vosotros, pues, no os preocupéis por lo que habéis de comer, ni por lo que habéis de beber, ni estéis en ansiosa inquietud. 30 Porque todas estas cosas buscan las gentes del mundo; pero vuestro Padre sabe que tenéis necesidad de estas cosas.
  • Juan 5:44 [No poner continuamente en primer lugar al Señor:] ¿Cómo podéis vosotros creer, pues recibís gloria los unos de los otros, y no buscáis la gloria que viene del Dios único?
  • Hebreos 10:35,36 [Impaciencia:] No perdáis, pues, vuestra confianza, que tiene grande galardón; 36 porque os es necesaria la paciencia, para que habiendo hecho la voluntad de Dios, obtengáis la promesa. [V. también Salmo 31:22a.]
  • Salmo 78:11,19,20 [Olvidar las muchas maravillas que ha hecho el Señor:] Se olvidaron de Sus obras, y de Sus maravillas que les había mostrado. 19 Y hablaron contra Dios, diciendo: ¿Podrá poner mesa en el desierto? 20 He aquí ha herido la peña [por medio de Moisés], y brotaron aguas, y torrentes inundaron la tierra; ¿podrá dar también pan? ¿Dispondrá carne para Su pueblo?

5. Las dudas se manifiestan en forma de quejas. Los que las expresan difunden la propaganda de Satanás.

  • Números 13:31-33; 14:1,2 [Los hombres de Israel que volvieron con un informe negativo, cargado de dudas y exagerado con relación a la tierra que Dios les había prometido, indujeron al pueblo a quejarse de Moisés.] Los varones que subieron con él dijeron: No podremos subir contra aquel pueblo, porque es más fuerte que nosotros. 32 Y hablaron mal entre los hijos de Israel de la tierra que habían reconocido, diciendo: La tierra por donde pasamos para reconocerla, es tierra que traga a sus moradores; y todo el pueblo que vimos en medio de ella son hombres de grande estatura. 33 También vimos allí gigantes, hijos de Anac, raza de los gigantes, y éramos nosotros, a nuestro parecer, como langostas; y así les parecíamos a ellos. 14:1 Entonces toda la congregación gritó, y dio voces; y el pueblo lloró aquella noche. Y se quejaron contra Moisés y contra Aarón todos los hijos de Israel; y les dijo toda la multitud: ¡Ojalá muriéramos en la tierra de Egipto; o en este desierto ojalá muriéramos!
  • Salmo 106:24,25 Aborrecieron [los del pueblo de Israel] la tierra deseable; no creyeron a Su Palabra. 25 Antes murmuraron en sus tiendas, y no oyeron la voz del Señor. [V. también Números 14:36; Deuteronomio 1:28.]
  • Efesios 4:29 Ninguna palabra corrompida salga de vuestra boca, sino la que sea buena para la necesaria edificación, a fin de dar gracia a los oyentes.

6. Otras consecuencias de las dudas:

  • Hebreos 11:6 [Nos desaniman y desagradan a Dios:] Sin fe es imposible agradar a Dios; porque es necesario que el que se acerca a Dios crea que le hay, y que es galardonador de los que le buscan diligentemente.
  • Isaías 7:9b [Hacen que el Señor retenga Sus bendiciones:] Si vosotros no creyereis, de cierto no permaneceréis.
  • Mateo 13:58 [Limitan lo que Dios puede hacer por nosotros:] No hizo allí muchos milagros, a causa de la incredulidad de ellos.
  • Marcos 4:40 [Dan pie a temores:] Les dijo: ¿Por qué estáis así amedrentados? ¿Cómo no tenéis fe?
  • Marcos 11:22,23 [Constituyen un impedimento para que el Señor obre por conducto nuestro:] Respondiendo Jesús, les dijo: Tened fe en Dios. 23 Porque de cierto os digo que cualquiera que dijere a este monte: Quítate y échate en el mar, y no dudare en su corazón, sino creyere que será hecho lo que dice, lo que diga le será hecho.
  • Romanos 14:22b [Nos roban la felicidad:] Bienaventurado el que no se condena a sí mismo en lo que aprueba.
  • Hebreos 3:18,19 [Nos quitan la paz y el reposo del Señor:] ¿Y a quiénes juró que no entrarían en su reposo, sino a aquellos que desobedecieron? 19 Y vemos que no pudieron entrar a causa de incredulidad.
  • Hebreos 4:2 [Las dudas provocan que la Palabra pierda su poder milagroso en nuestra vida:] También a nosotros se nos ha anunciado la buena nueva como a ellos; pero no les aprovechó el oír la palabra, por no ir acompañada de fe en los que la oyeron.
  • [V. también Deuteronomio 32:20.]
  • Santiago 1:6,7 [Hacen que el Señor no responda a nuestras oraciones:] Pida con fe, no dudando nada; porque el que duda es semejante a la onda del mar, que es arrastrada por el viento y echada de una parte a otra. No piense, pues, quien tal haga, que recibirá cosa alguna del Señor.

7. Cuando no aceptamos la verdad, no nos quedan más que dudas y engaños.

  • Mateo 13:15 El corazón de este pueblo se ha engrosado, y con los oídos oyen pesadamente, y han cerrado sus ojos; para que no vean con los ojos, y oigan con los oídos, y con el corazón entiendan, y se conviertan, y Yo los sane.
  • 2 Corintios 4:3,4 Si nuestro evangelio está aún encubierto, entre los que se pierden está encubierto; en los cuales el dios de este mundo cegó el entendimiento de los incrédulos, para que no les resplandezca la luz del evangelio de la gloria de Cristo, el cual es la imagen de Dios.
  • Lucas 8:12 Los de junto al camino son los que oyen [la Palabra de Dios], y luego viene el diablo y quita de su corazón la Palabra, para que no crean y se salven.
  • 1 Timoteo 1:18b,19 Te encargo que […] milites por ellas la buena milicia, 19 manteniendo la fe y buena conciencia. Por desecharla, algunos naufragaron en cuanto a la fe.
  • 2 Timoteo 4:3,4 [Cuidémonos de rechazar la verdad y de buscar enseñanzas que se acomoden a nuestro gusto.] Vendrá tiempo cuando no sufrirán la sana doctrina, sino que teniendo comezón de oír, se amontonarán maestros conforme a sus propias concupiscencias, y apartarán de la verdad el oído y se volverán a las fábulas.
  • 2 Tesalonicenses 2:12 A fin de que sean condenados [castigados] todos los que no creyeron a la verdad, sino que se complacieron en la injusticia.
  • 1 Pedro 2:7,8 Para vosotros, pues, los que creéis, Él es precioso; pero para los que no creen, la piedra que los edificadores desecharon, ha venido a ser la cabeza del ángulo; y: Piedra de tropiezo, y roca que hace caer, porque tropiezan en la Palabra, siendo desobedientes; a lo cual fueron también destinados.

8. El Señor es el que disipa nuestras dudas en respuesta a la oración y a nuestro sincero interés.

  • Salmo 51:10-13 [David rezó:] Crea en mí, oh Dios, un corazón limpio, y renueva un espíritu recto dentro de mí. 11 No me eches de delante de Ti, y no quites de mí tu santo Espíritu. 12 Vuélveme el gozo de tu salvación, y espíritu noble me sustente. 13 Entonces enseñaré a los transgresores tus caminos, y los pecadores se convertirán a Ti.
  • Salmo 138:8 El Señor cumplirá su propósito en mí; tu misericordia, oh Señor, es para siempre; no desampares la obra de tus manos.
  • Marcos 9:23,24,28b,29 Jesús le dijo: Si puedes creer, al que cree todo le es posible. 24 E inmediatamente el padre del muchacho clamó y dijo: Creo; ayuda mi incredulidad. [Después que Jesús reprendió al espíritu inmundo y curó al muchacho:] 28b Sus discípulos le preguntaron aparte: ¿Por qué nosotros no pudimos echarle fuera? 29 Y les dijo: Este género con nada puede salir, sino con oración y ayuno.
  • Lucas 17:5 Dijeron los apóstoles al Señor: Auméntanos la fe.
  • Hebreos 12:2 Puestos los ojos en Jesús, el autor y consumador de la fe, el cual por el gozo puesto delante de Él sufrió la cruz, menospreciando el oprobio, y se sentó a la diestra del trono de Dios.
  • 1 Pedro 1:22,23 Habiendo purificado vuestras almas por la obediencia a la verdad, mediante el Espíritu, para el amor fraternal no fingido, amaos unos a otros entrañablemente, de corazón puro; 23 siendo renacidos, no de simiente corruptible, sino de incorruptible, por la palabra de Dios que vive y permanece para siempre.

9. Resistamos al Diablo y sometamos al Señor nuestros pensamientos.

  • Isaías 55:7 Deje el impío su camino, y el hombre inicuo sus pensamientos, y vuélvase al Señor, el cual tendrá de él misericordia, y al Dios nuestro, el cual será amplio en perdonar.
  • Jeremías 4:14 Lava tu corazón de maldad, oh Jerusalén, para que seas salva. ¿Hasta cuándo permitirás en medio de ti los pensamientos de iniquidad?
  • Mateo 15:19 Del corazón salen los malos pensamientos, los homicidios, los adulterios, las fornicaciones, los hurtos, los falsos testimonios, las blasfemias. [V. también Jeremías 17:9.]
  • 2 Corintios 10:5 Derribando argumentos y toda altivez que se levanta contra el conocimiento de Dios, y llevando cautivo todo pensamiento a la obediencia a Cristo.
  • Efesios 4:27 [No alberguemos dudas; de lo contrario, aumentarán:] Ni deis lugar al diablo.
  • Efesios 6:13,16,17 Tomad toda la armadura de Dios, para que podáis resistir en el día malo, y habiendo acabado todo, estar firmes. 16 Sobre todo, tomad el escudo de la fe, con que podáis apagar todos los dardos de fuego del maligno. 17 Y tomad el yelmo de la salvación, y la espada del Espíritu, que es la palabra de Dios.
  • 1 Pedro 1:13a Ceñid los lomos de vuestro entendimiento, sed sobrios. [V. también Lucas 12:35.]

10. La mentalidad terrenal conduce a las dudas. No es capaz de comprender los caminos de Dios.

  • Proverbios 3:5 Fíate del Señor de todo tu corazón, y no te apoyes en tu propia prudencia.
  • Isaías 55:8,9 Mis pensamientos no son vuestros pensamientos, ni vuestros caminos Mis caminos, dijo el Señor. Como son más altos los cielos que la tierra, así son Mis caminos más altos que vuestros caminos, y Mis pensamientos más que vuestros pensamientos.
  • Mateo 16:16,17 [El apóstol Pedro creyó que Jesús era el Hijo de Dios. Esa fe se la comunicó el Espíritu de Dios; no le llegó por un razonamiento terrenal.] Respondiendo Simón Pedro, dijo: Tú eres el Cristo, el Hijo del Dios viviente. 17 Entonces le respondió Jesús: Bienaventurado eres, Simón, hijo de Jonás, porque no te lo reveló carne ni sangre, sino Mi Padre que está en los Cielos.
  • Marcos 2:5-8 [Con sus razonamientos terrenales lo único que consiguieron los escribas eruditos fue descreer de Jesús.] Al ver Jesús la fe de ellos [los que llevaron un enfermo a Jesús], dijo al paralítico: Hijo, tus pecados te son perdonados. 6Estaban allí sentados algunos de los escribas, los cuales cavilaban en sus corazones: ¿Por qué habla éste así? Blasfemias dice. ¿Quién puede perdonar pecados, sino sólo Dios? Y conociendo luego Jesús en su espíritu que cavilaban de esta manera dentro de sí mismos, les dijo: ¿Por qué caviláis así en vuestros corazones?
  • Juan 3:3,4,7,9,10,12 [Ni siquiera el docto rabino Nicodemo comprendía las verdades espirituales que señalaba Jesús hasta que dejó de lado su manera terrenal de analizar.] Respondió Jesús y le dijo: De cierto, de cierto te digo, que el que no naciere de nuevo, no puede ver el Reino de Dios. Nicodemo le dijo: ¿Cómo puede un hombre nacer siendo viejo? ¿Puede acaso entrar por segunda vez en el vientre de su madre, y nacer? [Jesús puntualizó:] No te maravilles de que te dije: Os es necesario nacer de nuevo.
  • Respondió Nicodemo y le dijo: ¿Cómo puede hacerse esto?
  • 10 Respondió Jesús y le dijo: ¿Eres tú maestro de Israel, y no sabes esto? 12 Si os he dicho cosas terrenales, y no creéis, ¿cómo creeréis si os dijere las celestiales?
  • Juan 6:53,60,61,66 [Los razonamientos terrenales, puestos a prueba por el mensaje radical del Señor, hicieron tambalear la fe de varios discípulos. Sin embargo, lo que mantuvo firmes en todo momento a los verdaderos discípulos fue su fe sencilla.] Jesús les dijo: De cierto, de cierto os digo: Si no coméis la carne del Hijo del Hombre, y bebéis su sangre, no tenéis vida en vosotros. 60 Al oírlas, muchos de sus discípulos dijeron: Dura es esta palabra; ¿quién la puede oír? 61 Sabiendo Jesús en sí mismo que sus discípulos murmuraban de esto, les dijo: ¿Esto os ofende? 66 Desde entonces muchos de Sus discípulos volvieron atrás, y ya no andaban con Él.
  • Juan 14:26 [El Espíritu Santo nos ayuda a disipar las dudas y a comprender mejor.] El Consolador, el Espíritu Santo, a quien el Padre enviará en mi nombre, Él os enseñará todas las cosas, y os recordará todo lo que Yo os he dicho.
  • Romanos 8:7-9 Los designios de la carne son enemistad contra Dios; porque no se sujetan a la ley de Dios, ni tampoco pueden; y los que viven según la carne no pueden agradar a Dios. Mas vosotros no vivís según la carne, sino según el Espíritu, si es que el Espíritu de Dios mora en vosotros. Y si alguno no tiene el Espíritu de Cristo, no es de Él.
  • 1 Corintios 1:21 [La sabiduría del mundo no nos ayuda a aceptar lo que proviene del Espíritu de Dios.] Ya que en la sabiduría de Dios, el mundo no conoció a Dios mediante la sabiduría, agradó a Dios salvar a los creyentes por la locura de la predicación.
  • 1 Corintios 2:11-16 [Únicamente Dios puede revelarnos Sus verdades espirituales.] ¿Quién de los hombres sabe las cosas del hombre, sino el espíritu del hombre que está en él? Así tampoco nadie conoció las cosas de Dios, sino el Espíritu de Dios. 12 Y nosotros no hemos recibido el espíritu del mundo, sino el Espíritu que proviene de Dios, para que sepamos lo que Dios nos ha concedido, 13 lo cual también hablamos, no con palabras enseñadas por sabiduría humana, sino con las que enseña el Espíritu, acomodando lo espiritual a lo espiritual. 14 Pero el hombre natural no percibe las cosas que son del Espíritu de Dios, porque para él son locura, y no las puede entender, porque se han de discernir espiritualmente. 15 En cambio el espiritual juzga todas las cosas; pero él no es juzgado de nadie. 16 Porque ¿quién conoció la mente del Señor? ¿Quién le instruirá? Mas nosotros tenemos la mente de Cristo.
  • Efesios 4:1718 Esto, pues, digo y requiero en el Señor: que ya no andéis como los otros gentiles, que andan en la vanidad de su mente, 18 teniendo el entendimiento entenebrecido, ajenos de la vida de Dios por la ignorancia que en ellos hay, por la dureza de su corazón.
  • Gálatas 1:11,12 [Después de su conversión, Saulo de Tarso llegó a ser el apóstol Pablo. Dio testimonio de que sus conocimientos e ilustración no provenían de su naturaleza humana terrenal.] Os hago saber, hermanos, que el evangelio anunciado por mí no es según hombre; 12 pues yo ni lo recibí ni lo aprendí de hombre alguno, sino por revelación de Jesucristo.

11. Sólo los de fe débil y vacilante piden milagros y señales.

  • Mateo 16:1 Vinieron los fariseos y los saduceos para tentarle, y le pidieron que les mostrase señal del Cielo. [V. también
  • 1 Corintios 1:22.]
  • Mateo 16:4a La generación mala y adúltera demanda señal.
  • Lucas 16:31 [El rico que se encontraba en el Infierno rogó a Abraham que permitiera a Lázaro volver para advertir a sus hermanos. Abraham le respondió:] Si no oyen a Moisés y a los profetas [la Palabra de Dios], tampoco se persuadirán aunque alguno se levantare de los muertos.
  • Lucas 23:8-9 Herodes, viendo a Jesús, se alegró mucho, porque hacía tiempo que deseaba verle; porque había oído muchas cosas acerca de Él, y esperaba verle hacer alguna señal. Y le hacía muchas preguntas, pero Él [Jesús] nada le respondió.
  • Juan 4:48 Jesús le dijo: Si no viereis señales y prodigios, no creeréis.
  • Juan 20:29 Jesús le dijo: Porque me has visto, Tomás, creíste; bienaventurados los que no vieron, y creyeron.
  • 1 Corintios 1:22,23 Los judíos piden señales, y los griegos buscan sabiduría; 23 pero nosotros predicamos a Cristo crucificado, para los judíos ciertamente tropezadero, y para los gentiles locura.

12. La Palabra de Dios es el mejor antídoto contra las dudas.

  • Romanos 10:17 La fe es por el oír, y el oír, por la Palabra de Dios.
  • Juan 20:30,31 Hizo además Jesús muchas otras señales en presencia de sus discípulos, las cuales no están escritas en este libro. 31 Pero éstas se han escrito para que creáis que Jesús es el Cristo, el Hijo de Dios, y para que creyendo, tengáis vida en su nombre.
  • Romanos 15:4 Las cosas que se escribieron antes, para nuestra enseñanza se escribieron, a fin de que por la paciencia y la consolación de las Escrituras tengamos esperanza.
  • 1 Timoteo 4:6b [Nutramos la fe y las dudas morirán de hambre.] Nutrido con las palabras de la fe y de la buena doctrina que has seguido.
  • Hebreos 4:12 La Palabra de Dios es viva y eficaz, y más cortante que toda espada de dos filos; y penetra hasta partir el alma y el espíritu, las coyunturas y los tuétanos, y discierne los pensamientos y las intenciones del corazón.
  • 2 Pedro 1:16,19 No os hemos dado a conocer el poder y la venida de nuestro Señor Jesucristo siguiendo fábulas artificiosas, sino como habiendo visto con nuestros propios ojos su majestad. 19 Tenemos también la palabra profética más segura, a la cual hacéis bien en estar atentos como a una antorcha que alumbra en lugar oscuro, hasta que el día esclarezca y el lucero de la mañana salga en vuestros corazones.

13. Adoptar una actitud positiva y fijar los ojos en Jesús y en Su bondad constituyen una de las mejores prevenciones contra las dudas.

  • Salmo 27:13 Hubiera yo desmayado, si no creyese que veré la bondad del Señor en la tierra de los vivientes.
  • Salmo 94:19 En la multitud de mis pensamientos dentro de mí, Tus consolaciones alegraban mi alma.
  • Salmo 119:165 Mucha paz tienen los que aman Tu ley, y no hay para ellos tropiezo.
  • Isaías 26:3 Tú guardarás en completa paz a aquel cuyo pensamiento en Ti persevera; porque en Ti ha confiado.
  • Filipenses 4:8 [Si colmamos la mente y el corazón de la verdad de Dios, no daremos cabida a las mentiras del Diablo:] Hermanos, todo lo que es verdadero, todo lo honesto, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable, todo lo que es de buen nombre; si hay virtud alguna, si algo digno de alabanza, en esto pensad.

14. Los testimonios alentadores estimulan la fe.

  • 2 Reyes 5:1-4 [Naamán creyó al escuchar el testimonio de una sirvienta hebrea:] Naamán, general del ejército del rey de Siria, era varón grande delante de su señor, y lo tenía en alta estima, porque por medio de él había dado el Señor salvación a Siria. Era este hombre valeroso en extremo, pero leproso. Y de Siria habían salido bandas armadas, y habían llevado cautiva de la tierra de Israel a una muchacha, la cual servía a la mujer de Naamán. Esta dijo a su señora: Si rogase mi señor al profeta que está en Samaria, él lo sanaría de su lepra. Entrando Naamán a su señor, le relató diciendo: Así y así ha dicho una muchacha que es de la tierra de Israel. [Naamán fue a ver a Eliseo, hizo caso de sus instrucciones y se curó de la lepra, y además se volvió creyente. Para conocer los pormenores de lo que ocurrió, léase todo el capítulo.]
  • Juan 4:28-30,39 [La samaritana:] La mujer dejó su cántaro, y fue a la ciudad, y dijo a los hombres: 29 Venid, ved a un hombre que me ha dicho todo cuanto he hecho. ¿No será éste el Cristo? 30 Entonces salieron de la ciudad, y vinieron a Él. […] 39 Y muchos de los samaritanos de aquella ciudad creyeron en Él por la palabra de la mujer, que daba testimonio diciendo: Me dijo todo lo que he hecho.
  • Juan 17:20 No ruego solamente por éstos [los primeros doce discípulos], sino también por los que han de creer en mí por la palabra de ellos.

15. A veces lo único que podemos hacer es perseverar, confiando en que Dios es más sabio que nosotros.

  • Salmo 31:24 Esforzaos todos vosotros los que esperáis en el Señor, Él fortalecerá vuestro corazón.
  • 1 Corintios 16:13 Velad, estad firmes en la fe; portaos varonilmente, y esforzaos.
  • Colosenses 1:23a Si en verdad permanecéis fundados y firmes en la fe, y sin moveros de la esperanza del evangelio que habéis oído.
  • Colosenses 2:6,7 De la manera que habéis recibido al Señor Jesucristo, andad en Él; arraigados y sobreedificados en Él, y confirmados en la fe, así como habéis sido enseñados, abundando en acciones de gracias.
  • Hebreos 10:23 Mantengamos firme, sin fluctuar, la profesión de nuestra esperanza, porque fiel es el que prometió.
  • Hebreos 11:27b Por la fe [Moisés] […] se sostuvo como viendo al Invisible.

16. Algunos de los personajes más sobresalientes de la Biblia fueron asaltados por dudas, pero lucharon hasta superarlas. Su ejemplo nos incentiva a hacer lo mismo.

  • Génesis 15:7,8 [Al principio Abraham dudó de la promesa que le había hecho Dios de que heredaría la tierra de Canaán. Aun así, obedeció y llegó a ser el padre de los creyentes.] Le dijo: Yo soy el Señor, que te saqué de Ur de los caldeos, para darte a heredar esta tierra. Y él respondió: Señor Dios, ¿en qué conoceré que la he de heredar? [V. también Gálatas 3:6-9.]
  • Génesis 18:12-14; Hebreos 11:11 [Sara, esposa de Abraham, puso en duda el increíble oráculo divino de que daría a luz a pesar de que hacía ya años que no estaba en edad fértil. No obstante, creyó y dio a luz a Isaac.] Se rió, pues, Sara entre sí, diciendo: ¿Después que he envejecido tendré deleite, siendo también mi señor ya viejo? 13 Entonces el Señor dijo a Abraham: ¿Por qué se ha reído Sara diciendo: ¿Será cierto que he de dar a luz siendo ya vieja?
  • 14 ¿Hay para Dios alguna cosa difícil? Al tiempo señalado volveré a ti, y según el tiempo de la vida, Sara tendrá un hijo. Hebreos 11:11 Por la fe también la misma Sara, siendo estéril, recibió fuerza para concebir; y dio a luz aun fuera del tiempo de la edad, porque creyó que era fiel quien lo había prometido.
  • Éxodo 3:11,12 Entonces Moisés respondió a Dios: ¿Quién soy yo para que vaya al Faraón, y saque de Egipto a los hijos de Israel? 12 Y Él respondió: Ve, porque Yo estaré contigo; y esto te será por señal de que Yo te he enviado: cuando hayas sacado de Egipto al pueblo, serviréis a Dios sobre este monte.
  • Éxodo 4:10-12 [Moisés todavía se sentía inseguro de su capacidad para dirigir al pueblo. Sin embargo, se dispuso a ello y el Señor lo bendijo.] Dijo Moisés al Señor: ¡Ay, Señor! nunca he sido hombre de fácil palabra, ni antes, ni desde que tú hablas a tu siervo; porque soy tardo en el habla y torpe de lengua. 11 Y el Señor le respondió: ¿Quién dio la boca al hombre? ¿O quién hizo al mudo y al sordo, al que ve y al ciego? ¿No soy Yo el Señor? 12 Ahora pues, ve, y Yo estaré con tu boca, y te enseñaré lo que hayas de hablar. [Moisés todavía vacilaba, como se lee en los versículos 13-16, por lo que Dios dejó que Aarón actuara de portavoz de su hermano Moisés.]
  • Salmo 31:22 [El rey David también tuvo momentos de duda y desesperación, pero el Señor siempre lo sacó adelante:] Decía yo en mi premura: Cortado soy de delante de Tus ojos; pero Tú oíste la voz de mis ruegos cuando a Ti clamaba.
  • Mateo 11:2,3 [El mismo Juan que había bautizado a Jesús y que en un principio había proclamado y reconocido la naturaleza divina de Jesús, tuvo más adelante sus dudas de que Jesús fuera el Mesías. De todos modos, continuó su labor y llegó a ser el primer mártir de la Iglesia.] Al oír Juan, en la cárcel, los hechos de Cristo, le envió dos de sus discípulos, para preguntarle: ¿Eres Tú aquel que había de venir, o esperaremos a otro?
  • Mateo 16:21-23 [El apóstol Pedro reprendió erróneamente a Jesús y trató de darle consejos pensando que estimulaba Su fe. Sin embargo, a Jesús no le agradó que Pedro pusiera en duda las Palabras proféticas que acababa de pronunciar:] Desde entonces comenzó Jesús a declarar a Sus discípulos que le era necesario ir a Jerusalén y padecer mucho de los ancianos, de los principales sacerdotes y de los escribas; y ser muerto, y resucitar al tercer día.
  • 22 Entonces Pedro, tomándolo aparte, comenzó a reconvenirle, diciendo: Señor, ten compasión de Ti; en ninguna manera esto te acontezca. 23 Pero Él, volviéndose, dijo a Pedro: ¡Quítate de delante de Mí, Satanás!; me eres tropiezo, porque no pones la mira en las cosas de Dios, sino en las de los hombres.
  • Juan 20:27,28 [Se dice que el apóstol Tomás, tan recordado por su escepticismo, fue a la India para difundir el Evangelio, y posteriormente murió mártir allí.] Dijo [Jesús] a Tomás: Pon aquí tu dedo, y mira Mis manos; y acerca tu mano, y métela en Mi costado; y no seas incrédulo, sino creyente. 28 Entonces Tomás respondió y le dijo: ¡Señor mío, y Dios mío! [V. también Mateo 28:17.]

17. Se nos llama a creer en lo invisible, movidos por la pura fe.

  • 2 Crónicas 20:20b Creed en el Señor vuestro Dios, y estaréis seguros; creed a Sus profetas, y seréis prosperados.
  • Mateo 9:29b Conforme a vuestra fe os sea hecho.
  • Romanos 1:17 En el Evangelio la justicia de Dios se revela por fe y para fe, como está escrito: Mas el justo por la fe vivirá.
  • Romanos 12:3b Conforme a la medida de fe que Dios repartió a cada uno.
  • Romanos 5:1 Justificados, pues, por la fe, tenemos paz para con Dios por medio de nuestro Señor Jesucristo.
  • 2 Corintios 4:18 No mirando nosotros las cosas que se ven, sino las que no se ven; pues las cosas que se ven son temporales, pero las que no se ven son eternas.
  • 2 Corintios 5:7 Por fe andamos, no por vista.
  • 1 Juan 5:4 Todo lo que es nacido de Dios vence al mundo; y esta es la victoria que ha vencido al mundo, nuestra fe.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: