Blog

Versiculos biblicos sobre el Egoísmo y el Egocentrismo

EGOÍSMO Y EGOCENTRISMO

Definición: Atención desmedida a los propios intereses sin ocuparse de los ajenos.

1. El egoísmo es falta de amor y de consideración por las necesidades ajenas.

  • Génesis 4:9 El Señor dijo a Caín: ¿Dónde está Abel tu hermano? Y él respondió: No sé. ¿Soy yo acaso guarda de mi hermano?
  • Proverbios 18:17 Justo parece el primero que aboga por su causa; pero viene su adversario, y le descubre.
  • Proverbios 24:11,12 Libra a los que son llevados a la muerte; salva a los que están en peligro de muerte. 12 Porque si dijeres: Ciertamente no lo supimos, ¿acaso no lo entenderá el que pesa los corazones? El que mira por tu alma, él lo conocerá, y dará al hombre según sus obras.
  • Ezequiel 34:8b,10,18,23,24 [Dios reprende a los pastores egoístas y promete suscitar un David de los Días Postreros que apacentará desinteresadamente a las ovejas:] Ni mis pastores buscaron mis ovejas, sino que los pastores se apacentaron a sí mismos, y no apacentaron mis ovejas; […] 10 Así ha dicho el Señor Dios: He aquí, yo estoy contra los pastores; y demandaré mis ovejas de su mano, y les haré dejar de apacentar las ovejas; ni los pastores se apacentarán más a sí mismos, pues yo libraré mis ovejas de sus bocas, y no les serán más por comida. […] 18 ¿Os es poco que comáis los buenos pastos, sino que también holláis con vuestros pies lo que de vuestros pastos queda; y que bebiendo las aguas claras, enturbiáis además con vuestros pies las que quedan? […] 23 Y levantaré sobre ellas a un pastor, y él las apacentará; a mi siervo David, él las apacentará, y él les será por pastor. 24 Yo el Señor les seré por Dios, y mi siervo David príncipe en medio de ellos. Yo el Señor he hablado.
  • Zacarías 7:6 Cuando coméis y bebéis, ¿no coméis y bebéis para vosotros mismos?
  • Mateo 25:42-45 Tuve hambre, y no me disteis de comer; tuve sed, y no me disteis de beber; 43 fui forastero, y no me recogisteis; estuve desnudo, y no me cubristeis; enfermo, y en la cárcel, y no me visitasteis. 44 Entonces también ellos le responderán diciendo: Señor, ¿cuándo te vimos hambriento, sediento, forastero, desnudo, enfermo, o en la cárcel, y no te servimos? 45 Entonces les responderá diciendo: De cierto os digo que en cuanto no lo hicisteis a uno de estos más pequeños, tampoco a Mí lo hicisteis.
  • Filipenses 2:21 [El egoísmo perjudica a la obra del Señor:] Todos buscan lo suyo propio, no lo que es de Cristo Jesús.
  • 2 Timoteo 3:1,2a [A medida que en el mundo se inicia el Tiempo del Fin, el egoísmo va en aumento:] También debes saber esto: que en los postreros días vendrán tiempos peligrosos. 2a Porque habrá hombres amadores de sí mismos, avaros. [V. también Mateo 24:12.]
  • Santiago 2:15,16 Si un hermano o una hermana están desnudos, y tienen necesidad del mantenimiento de cada día, 16 y alguno de vosotros les dice: Id en paz, calentaos y saciaos, pero no les dais las cosas que son necesarias para el cuerpo, ¿de qué aprovecha?
  • Santiago 4:17 Al que sabe hacer lo bueno, y no lo hace, le es pecado.
  • 1 Juan 3:17 El que tiene bienes de este mundo y ve a su hermano tener necesidad, y cierra contra él su corazón, ¿cómo mora el amor de Dios en él?

2. El egoísta empobrece a fuerza de acapara a tal grado que se vuelve pobre.

  • Proverbios 11:24b Hay quienes retienen más de lo que es justo, pero vienen a pobreza.
  • Proverbios 13:7a Hay quienes pretenden ser ricos, y no tienen nada.
  • Proverbios 15:27a Alborota su casa el codicioso.
  • Proverbios 28:27b El que aparta sus ojos [de las necesidades ajenas] tendrá muchas maldiciones.
  • Eclesiastés 5:13 Hay un mal doloroso que he visto debajo del sol: las riquezas guardadas por sus dueños para su mal.
  • Hageo 1:6,9,10 Sembráis mucho, y recogéis poco; coméis, y no os saciáis; bebéis, y no quedáis satisfechos; os vestís, y no os calentáis; y el que trabaja a jornal recibe su jornal en saco roto. Buscáis mucho, y halláis poco; y encerráis en casa, y yo lo disiparé en un soplo. ¿Por qué? dice el Señor de los ejércitos. Por cuanto mi casa está desierta, y cada uno de vosotros corre a su propia casa. 10 Por eso se detuvo de los cielos sobre vosotros la lluvia, y la tierra detuvo sus frutos.
  • Marcos 10:21,22 Entonces Jesús, mirándole, le amó, y le dijo: Una cosa te falta: anda, vende todo lo que tienes, y dalo a los pobres, y tendrás tesoro en el cielo; y ven, sígueme, tomando tu cruz. 22 Pero él, afligido por esta palabra, se fue triste, porque tenía muchas posesiones.
  • Lucas 12:15 [Jesús] les dijo: Mirad, y guardaos de toda avaricia; porque la vida del hombre no consiste en la abundancia de los bienes que posee.
  • 2 Corintios 9:6a Esto digo: El que siembra escasamente, también segará escasamente.
  • Gálatas 6:7 No os engañéis; Dios no puede ser burlado: pues todo lo que el hombre sembrare, eso también segará. [V. también Génesis 31:5-9,41,42. Este pasaje relata que Dios dio a Jacob su merecido por conducto de su suegro egoísta Labán.]
  • Santiago 5:1-5 ¡Vamos ahora, ricos! Llorad y aullad por las miserias que os vendrán. Vuestras riquezas están podridas, y vuestras ropas están comidas de polilla. Vuestro oro y plata están enmohecidos; y su moho testificará contra vosotros, y devorará del todo vuestras carnes como fuego. Habéis acumulado tesoros para los días postreros. He aquí, clama el jornal de los obreros que han cosechado vuestras tierras, el cual por engaño no les ha sido pagado por vosotros; y los clamores de los que habían segado han entrado en los oídos del Señor de los ejércitos. Habéis vivido en deleites sobre la tierra, y sido disolutos; habéis engordado vuestros corazones como en día de matanza.

3. El egoísmo es causa de guerras, grandes sufrimientos y otros muchos males en el mundo.

  • Jeremías 5:26-28 Fueron hallados en mi pueblo impíos; acechaban como quien pone lazos, pusieron trampa para cazar hombres. 27 Como jaula llena de pájaros, así están sus casas llenas de engaño; así se hicieron grandes y ricos. 28 Se engordaron y se pusieron lustrosos, y sobrepasaron los hechos del malo; no juzgaron la causa, la causa del huérfano; con todo, se hicieron prósperos, y la causa de los pobres no juzgaron.
  • Oseas 12:7 Mercader que tiene en su mano peso falso, amador de opresión.
  • Miqueas 6:12 Sus ricos se colmaron de rapiña, y sus moradores hablaron mentira, y su lengua es engañosa en su boca.
  • 1 Timoteo 6:9,10 Los que quieren enriquecerse caen en tentación y lazo, y en muchas codicias necias y dañosas, que hunden a los hombres en destrucción y perdición; 10 porque raíz de todos los males es el amor al dinero, el cual codiciando algunos, se extraviaron de la fe, y fueron traspasados de muchos dolores.
  • Santiago 4:1,2a ¿De dónde vienen las guerras y los pleitos entre vosotros? ¿No es de vuestras pasiones, las cuales combaten en vuestros miembros? Codiciáis, y no tenéis; matáis y ardéis de envidia, y no podéis alcanzar; combatís y lucháis, pero no tenéis lo que deseáis.

4. Ser egocéntrico y buscar los propios intereses no da sino mal fruto.

  • 1 Samuel 2:22-25a; 3:13 [Dios castigó al sacerdote Elí por dejar impune la maldad de sus hijos:] Elí era muy viejo; y oía de todo lo que sus hijos hacían con todo Israel, y cómo dormían con las mujeres que velaban a la puerta del tabernáculo de reunión. 23 Y les dijo: ¿Por qué hacéis cosas semejantes? Porque yo oigo de todo este pueblo vuestros malos procederes. 24No, hijos míos, porque no es buena fama la que yo oigo; pues hacéis pecar al pueblo del Señor. 25a Si pecare el hombre contra el hombre, los jueces le juzgarán; mas si alguno pecare contra el Señor, ¿quién rogará por él? Pero ellos no oyeron la voz de su padre. 3:13 Y le mostraré que yo juzgaré su casa para siempre, por la iniquidad que él sabe; porque sus hijos han blasfemado a Dios, y él no los ha estorbado.
  • 1 Reyes 1:1a,5,6a [He aquí las malas consecuencias de que el rey David consintiera a su hijo:] Cuando el rey David era viejo y avanzado en días, Adonías hijo de Haguit se rebeló, diciendo: Yo reinaré. Y se hizo de carros y de gente de a caballo, y de cincuenta hombres que corriesen delante de él. 6a Y su padre nunca le había entristecido en todos sus días con decirle: ¿Por qué haces así? [Véanse los versículos 16-21.]
  • Proverbios 1:30-32 Ni quisieron mi consejo, y menospreciaron toda reprensión mía, 31 Comerán del fruto de su camino, y serán hastiados de sus propios consejos. 32 Porque el desvío de los ignorantes los matará, y la prosperidad de los necios los echará a perder.
  • Proverbios 14:14a De sus caminos será hastiado el de corazón infiel.
  • Isaías 65:2 Extendí mis manos todo el día a pueblo rebelde, el cual anda por camino no bueno, en pos de sus pensamientos.
  • Jeremías 7:24 No oyeron ni inclinaron su oído; antes caminaron en sus propios consejos, en la dureza de su corazón malvado, y fueron hacia atrás y no hacia adelante.
  • Lucas 15:12,13 [El hijo pródigo:] El menor de ellos dijo a su padre: Padre, dame la parte de los bienes que me corresponde; y les repartió los bienes. 13 No muchos días después, juntándolo todo el hijo menor, se fue lejos a una provincia apartada; y allí desperdició sus bienes viviendo perdidamente.

5. Esforzarse por lograr intereses personales no reporta satisfacción.

  • Job 9:4b ¿Quién se endureció contra Él, y le fue bien?
  • Job 27:8 ¿Cuál es la esperanza del impío, por mucho que hubiere robado, cuando Dios le quitare la vida?
  • Salmo 106:15 Él les dio lo que pidieron; mas envió flaqueza a sus almas.
  • Proverbios 27:20 El Seol y el Abadón nunca se sacian; así los ojos del hombre nunca están satisfechos.
  • Eclesiastés 1:8 Todas las cosas son fatigosas más de lo que el hombre puede expresar; nunca se sacia el ojo de ver, ni el oído de oír.
  • Eclesiastés 2:10,11 [Después de haberse permitido excesos, Salomón señaló:] No negué a mis ojos ninguna cosa que desearan, ni aparté mi corazón de placer alguno, porque mi corazón gozó de todo mi trabajo; y esta fue mi parte de toda mi faena. 11 Miré yo luego todas las obras que habían hecho mis manos, y el trabajo que tomé para hacerlas; y he aquí, todo era vanidad y aflicción de espíritu, y sin provecho debajo del sol.

6. La verdadera vida cristiana es abnegada.; todo lo contrario del egocentrismo.

  • Lucas 9:23 Y decía a todos: Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, tome su cruz cada día, y sígame. [V. Tito 2:12.]
  • Lucas 14:26,27 Si alguno viene a mí, y no aborrece a su padre, y madre, y mujer, e hijos, y hermanos, y hermanas, y aun también su propia vida, no puede ser mi discípulo. 27 Y el que no lleva su cruz y viene en pos de mí, no puede ser mi discípulo.
  • Hechos 20:24 De ninguna cosa hago caso, ni estimo preciosa mi vida para mí mismo, con tal que acabe mi carrera con gozo, y el ministerio que recibí del Señor Jesús, para dar testimonio del evangelio de la gracia de Dios.
  • Apocalipsis 12:11 Le han vencido por medio de la sangre del Cordero y de la palabra del testimonio de ellos, y menospreciaron sus vidas hasta la muerte.
  • 2 Corintios 5:15 Por todos murió, para que los que viven, ya no vivan para sí, sino para aquel que murió y resucitó por ellos.
  • Gálatas 5:24 Los que son de Cristo han crucificado la carne con sus pasiones y deseos.

7. Si damos prioridad al Señor y a los demás, Él por lo general nos concede lo que deseamos.

  • Salmo 34:9,10 Temed al Señor, vosotros sus santos, pues nada falta a los que le temen. 10 Los leoncillos necesitan, y tienen hambre; pero los que buscan al Señor no tendrán falta de ningún bien.
  • Salmo 37:4 Deléitate asimismo en el Señor, y Él te concederá las peticiones de tu corazón. [V. Salmo 21:2; 145:19.]
  • Salmo 84:11b No negará ningún bien a los que andan en integridad.
  • Mateo 6:33 Buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas.
  • 1 Timoteo 6:17 A los ricos de este siglo manda que no sean altivos, ni pongan la esperanza en las riquezas, las cuales son inciertas, sino en el Dios vivo, que nos da todas las cosas en abundancia para que las disfrutemos.

8. La Palabra de Dios nos advierte que no nos sirvamos de nuestro atractivo personal, motivados por el orgullo, para atraer a los demás o lograr nuestros propios propósitos. Lo que hay que hacer es atraer a la gente al Señor.

  • Proverbios 25:27 Comer mucha miel no es bueno, ni el buscar la propia gloria es gloria.
  • Juan 5:44 ¿Cómo podéis vosotros creer, pues recibís gloria los unos de los otros, y no buscáis la gloria que viene del Dios único?
  • Juan 7:18a El que habla por su propia cuenta, su propia gloria busca.
  • 1 Corintios 5:6 No es buena vuestra jactancia. ¿No sabéis que un poco de levadura leuda toda la masa?
  • 1 Corintios 6:20 Habéis sido comprados por precio; glorificad, pues, a Dios en vuestro cuerpo y en vuestro espíritu, los cuales son de Dios.
  • 1 Corintios 10:31,33 Si, pues, coméis o bebéis, o hacéis otra cosa, hacedlo todo para la gloria de Dios. […] 33 Como también yo en todas las cosas agrado a todos, no procurando mi propio beneficio, sino el de muchos, para que sean salvos.
  • 2 Corintios 4:5 No nos predicamos a nosotros mismos, sino a Jesucristo como Señor, y a nosotros como vuestros siervos por amor de Jesús.
  • 1 Tesalonicenses 2:3-6 Nuestra exhortación no procedió de error ni de impureza, ni fue por engaño, sino que según fuimos aprobados por Dios para que se nos confiase el evangelio, así hablamos; no como para agradar a los hombres, sino a Dios, que prueba nuestros corazones. Porque nunca usamos de palabras lisonjeras, como sabéis, ni encubrimos avaricia; Dios es testigo; ni buscamos gloria de los hombres; ni de vosotros, ni de otros, aunque podíamos seros carga como apóstoles de Cristo.
  • Filipenses 2:21 Todos buscan lo suyo propio, no lo que es de Cristo Jesús.

9. Dios siempre bendice la generosidad.

  • Deuteronomio 15:10 Sin falta le darás [al pobre], y no serás de mezquino corazón cuando le des; porque por ello te bendecirá el Señor tu Dios en todos tus hechos, y en todo lo que emprendas.
  • Proverbios 11:24a-26 Hay quienes reparten, y les es añadido más; 25 El alma generosa será prosperada; y el que saciare, él también será saciado. 26 Al que acapara el grano, el pueblo lo maldecirá; pero bendición será sobre la cabeza del que lo vende.
  • Proverbios 13:7b Hay quienes pretenden ser pobres, y tienen muchas riquezas.
  • Proverbios 14:21b El que tiene misericordia de los pobres es bienaventurado.
  • Isaías 58:10,11 Si dieres tu pan al hambriento, y saciares al alma afligida, en las tinieblas nacerá tu luz, y tu oscuridad será como el mediodía. 11 El Señor te pastoreará siempre, y en las sequías saciará tu alma, y dará vigor a tus huesos; y serás como huerto de riego, y como manantial de aguas, cuyas aguas nunca faltan.
  • Mateo 6:3,4 Cuando tú des limosna, no sepa tu izquierda lo que hace tu derecha, para que sea tu limosna en secreto; y tu Padre que ve en lo secreto te recompensará en público.
  • Lucas 6:38 Dad, y se os dará; medida buena, apretada, remecida y rebosando darán en vuestro regazo; porque con la misma medida con que medís, os volverán a medir.
  • Juan 12:24,25 De cierto, de cierto os digo, que si el grano de trigo no cae en la tierra y muere, queda solo; pero si muere, lleva mucho fruto. 25 El que ama su vida, la perderá; y el que aborrece su vida en este mundo, para vida eterna la guardará.
  • Hechos 20:35 En todo os he enseñado que, trabajando así, se debe ayudar a los necesitados, y recordar las palabras del Señor Jesús, que dijo: Más bienaventurado es dar que recibir.

10. La generosidad es uno de los pilares del cristianismo.

  • Romanos 15:1-3a Los que somos fuertes debemos soportar las flaquezas de los débiles, y no agradarnos a nosotros mismos. Cada uno de nosotros agrade a su prójimo para su bien, para edificación. 3a Porque ni aun Cristo se agradó a sí mismo.
  • 1 Corintios 10:24 Ninguno busque su propio bien, sino el del otro.
  • 1 Corintios 13:5b [El amor] no busca lo suyo.
  • 2 Corintios 5:14a,15 El amor de Cristo nos constriñe. 15 y por todos murió, para que los que viven, ya no vivan para sí, sino para aquel que murió y resucitó por ellos.
  • 2 Corintios 9:7 Cada uno dé como propuso en su corazón: no con tristeza, ni por necesidad, porque Dios ama al dador alegre.
  • Gálatas 6:2 Sobrellevad los unos las cargas de los otros, y cumplid así la ley de Cristo.
  • Gálatas 6:10 Según tengamos oportunidad, hagamos bien a todos, y mayormente a los de la familia de la fe.
  • Filipenses 2:4 No mirando cada uno por lo suyo propio, sino cada cual también por lo de los otros.
  • Santiago 2:8 Si en verdad cumplís la ley real, conforme a la Escritura: Amarás a tu prójimo como a ti mismo, bien hacéis.
  • 1 Juan 3:16 En esto hemos conocido el amor, en que Él puso su vida por nosotros; también nosotros debemos poner nuestras vidas por los hermanos.

11. Jesús dio un ejemplo personal de generosidad.

  • Marcos 10:45 El Hijo del Hombre no vino para ser servido, sino para servir, y para dar su vida en rescate por muchos. [V. también Isaías 53:12; 1 Timoteo 2:6a.]
  • Juan 15:12,13 Este es mi mandamiento: Que os améis unos a otros, como yo os he amado. 13 Nadie tiene mayor amor que este, que uno ponga su vida por sus amigos.
  • 2 Corintios 8:9 Porque ya conocéis la gracia de nuestro Señor Jesucristo, que por amor a vosotros se hizo pobre, siendo rico, para que vosotros con su pobreza fueseis enriquecidos.
  • 1 Juan 3:16 En esto hemos conocido el amor, en que Él puso su vida por nosotros; también nosotros debemos poner nuestras vidas por los hermanos.

12. En la obra del Señor la entrega y la abnegación van de la mano.

  • Mateo 26:39 Yendo un poco adelante, se postró sobre su rostro, orando y diciendo: Padre mío, si es posible, pase de mí esta copa; pero no sea como yo quiero, sino como tú.
  • Jeremías 42:6 Sea bueno, sea malo [difícil o un sacrificio], a la voz del Señor nuestro Dios al cual te enviamos, obedeceremos, para que obedeciendo a la voz del Señor nuestro Dios nos vaya bien.
  • Lucas 17:10 Así también vosotros, cuando hayáis hecho todo lo que os ha sido ordenado, decid: Siervos inútiles somos, pues lo que debíamos hacer, hicimos.
  • 1 Corintios 10:33 Como también yo en todas las cosas agrado a todos, no procurando mi propio beneficio, sino el de muchos, para que sean salvos.
  • [V. también 2 Corintios 5:15; Filipenses 3:8; Hebreos 11:24-26.]

13. La verdadera generosidad cristiana consiste en dar sacrificadamente y no considerar nada propio.

  • Mateo 5:42 Al que te pida, dale; y al que quiera tomar de ti prestado, no se lo rehuses.
  • Lucas 3:11 Respondiendo, les dijo: El que tiene dos túnicas, dé al que no tiene; y el que tiene qué comer, haga lo mismo.
  • Lucas 6:30 A cualquiera que te pida, dale; y al que tome lo que es tuyo, no pidas que te lo devuelva.
  • Hechos 2:44,45 Todos los que habían creído estaban juntos, y tenían en común todas las cosas; 45 y vendían sus propiedades y sus bienes, y lo repartían a todos según la necesidad de cada uno.
  • Hechos 4:32 La multitud de los que habían creído era de un corazón y un alma; y ninguno decía ser suyo propio nada de lo que poseía, sino que tenían todas las cosas en común.

14. La generosidad es una cualidad de muchos a los que Dios tuvo en gran estima.

  • Génesis 13:9 [Cuando surgió una disputa entre los pastores de su sobrino Lot y los suyos, Abraham obró sabiamente y propuso repartir la tierra entre ellos, ofreciendo a Lot que eligiera primero lo mejor de ella:] ¿No está toda la tierra delante de ti? Yo te ruego que te apartes de mí. Si fueres a la mano izquierda, yo iré a la derecha; y si tú a la derecha, yo iré a la izquierda.
  • Génesis 50:21 [José hizo gala de una bondad extraordinaria para con sus hermanos, que habían intentado matarlo y luego lo vendieron como esclavo a los mercaderes que lo llevaron a  Egipto:] Ahora, pues, no tengáis miedo; yo os sustentaré a vosotros y a vuestros hijos. Así los consoló, y les habló al corazón.
  • 1 Samuel 18:4 [Jonatán, hijo del rey Saúl, se hace amigo de David y luego le da sus posesiones:] Jonatán se quitó el manto que llevaba, y se lo dio a David, y otras ropas suyas, hasta su espada, su arco y su talabarte.
  • 1Reyes 17:8-16 [La pobre viuda de Sarepta comparte con Elías el poco alimento que le queda, y el Señor la bendice durante la época de sequía:] Vino luego a él [Elías] palabra del Señor, diciendo: Levántate, vete a Sarepta […] y mora allí; he aquí yo he dado orden allí a una mujer viuda que te sustente. 10 Entonces él se levantó y se fue a Sarepta. Y cuando llegó a la puerta de la ciudad, he aquí una mujer viuda que estaba allí recogiendo leña; y él la llamó, y le dijo: Te ruego que me traigas un poco de agua en un vaso, para que beba. 11 Y yendo ella para traérsela, él la volvió a llamar, y le dijo: Te ruego que me traigas también un bocado de pan en tu mano. 12 Y ella respondió: Vive el Señor tu Dios, que no tengo pan cocido; solamente un puñado de harina tengo en la tinaja, y un poco de aceite en una vasija; y ahora recogía dos leños, para entrar y prepararlo para mí y para mi hijo, para que lo comamos, y nos dejemos morir. 13 Elías le dijo: No tengas temor; ve, haz como has dicho; pero hazme a mí primero de ello una pequeña torta cocida debajo de la ceniza, y tráemela; y después harás para ti y para tu hijo. 14 Porque el Señor Dios de Israel ha dicho así: La harina de la tinaja no escaseará, ni el aceite de la vasija disminuirá, hasta el día en que el Señor haga llover sobre la faz de la tierra. 15 Entonces ella fue e hizo como le dijo Elías; y comió él, y ella, y su casa, muchos días. 16 Y la harina de la tinaja no escaseó, ni el aceite de la vasija menguó, conforme a la palabra que el Señor había dicho por Elías.
  • Marcos 12:41-44 [La viuda pobre ofrendó a Dios generosamente y de corazón todo lo que poseía:] Estando Jesús sentado delante del arca de la ofrenda, miraba cómo el pueblo echaba dinero en el arca; y muchos ricos echaban mucho. 42 Y vino una viuda pobre, y echó dos blancas, o sea un cuadrante. 43 Entonces llamando a sus discípulos, les dijo: De cierto os digo que esta viuda pobre echó más que todos los que han echado en el arca; 44 porque todos han echado de lo que les sobra; pero ésta, de su pobreza echó todo lo que tenía, todo su sustento.
  • Marcos 14:3-9 [La mujer que ungió a Jesús con un óleo muy costoso merece que se le reconozca el gesto:] Estando Él en Betania, en casa de Simón el leproso, y sentado a la mesa, vino una mujer con un vaso de alabastro de perfume de nardo puro de mucho precio; y quebrando el vaso de alabastro, se lo derramó sobre su cabeza. Y hubo algunos que se enojaron dentro de sí, y dijeron: ¿Para qué se ha hecho este desperdicio de perfume? Porque podía haberse vendido por más de trescientos denarios, y haberse dado a los pobres. Y murmuraban contra ella. Pero Jesús dijo: Dejadla, ¿por qué la molestáis? Buena obra me ha hecho. Siempre tendréis a los pobres con vosotros, y cuando queráis les podréis hacer bien; pero a mí no siempre me tendréis. Esta ha hecho lo que podía; porque se ha anticipado a ungir mi cuerpo para la sepultura. De cierto os digo que dondequiera que se predique este Evangelio, en todo el mundo, también se contará lo que ésta ha hecho, para memoria de ella.
  • Lucas 10:29-37 [El buen samaritano dio ejemplo de lo obrar bondadosa y desinteresadamente con un extraño. Un dirigente regilioso,] queriendo justificarse a sí mismo, dijo a Jesús: ¿Y quién es mi prójimo? 30 Respondiendo Jesús, dijo: Un hombre descendía de Jerusalén a Jericó, y cayó en manos de ladrones, los cuales le despojaron; e hiriéndole, se fueron, dejándole medio muerto. 31 Aconteció que descendió un sacerdote por aquel camino, y viéndole, pasó de largo. 32 Asimismo un levita, llegando cerca de aquel lugar, y viéndole, pasó de largo. 33 Pero un samaritano, que iba de camino, vino cerca de él, y viéndole, fue movido a misericordia; 34 y acercándose, vendó sus heridas, echándoles aceite y vino; y poniéndole en su cabalgadura, lo llevó al mesón, y cuidó de él. 35 Otro día al partir, sacó dos denarios, y los dio al mesonero, y le dijo: Cuídamele; y todo lo que gastes de más, yo te lo pagaré cuando regrese. 36 ¿Quién, pues, de estos tres te parece que fue el prójimo del que cayó en manos de los ladrones? 37 El dijo: El que usó de misericordia con él. Entonces Jesús le dijo: Ve, y haz tú lo mismo.
  • Romanos 16:4 [El apóstol Pablo dice lo siguiente de Priscila y Aquila:] Expusieron su vida por mí; a los cuales no sólo yo doy gracias, sino también todas las iglesias de los gentiles.
  • Filipenses 2:30 [Epafrodito] por la obra de Cristo estuvo próximo a la muerte, exponiendo su vida para suplir lo que faltaba en vuestro servicio por mí.
A %d blogueros les gusta esto: