Versículos Bíblicos sobre el Pesar

PESAR

Definición: Sentimiento de pena o de dolor interior; arrepentimiento o dolor que se sienten por algo mal hecho.

1. Por mucho que padezcamos o perdamos, siempre podemos contar con Jesús.

  • Deuteronomio 33:27a El eterno Dios es tu refugio, y acá abajo los brazos eternos.
  • Salmo 27:10 Aunque mi padre y mi madre me dejaran, con todo, el Señor me recogerá.
  • Salmo 34:22 El Señor redime el alma de Sus siervos, y no serán condenados cuantos en Él confían.
  • Salmo 142:4,5 Mira a mi diestra y observa, pues no hay quien me quiera conocer; no tengo refugio, ni hay quien cuide de mi vida.
  • Clamé a Ti, oh Señor; dije: Tú eres mi esperanza, y mi porción en la tierra de los vivientes.
  • Isaías 54:5,6 Tu marido es tu Hacedor; el Señor de los ejércitos es su nombre; y tu Redentor, el Santo de Israel; Dios de toda la Tierra será llamado. Porque como a mujer abandonada y triste de espíritu te llamó el Señor, y como a la esposa de la juventud que es repudiada, dijo el Dios tuyo.
  • Isaías 54:10 Los montes se moverán, y los collados temblarán, pero no se apartará de ti Mi misericordia, ni el pacto de Mi paz se quebrantará, dijo el Señor, el que tiene misericordia de ti.
  • Mateo 28:20b Yo [Jesús] estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo. Amén.
  • Juan 14:18 [Dice Jesús:] No os dejaré huérfanos; vendré a vosotros.
  • 2 Timoteo 4:16a,17a En mi primera defensa ninguno estuvo a mi lado, sino que todos me desampararon. […] 17a Pero el Señor estuvo a mi lado, y me dio fuerzas.
  • Hebreos 13:5b [Dios dice:] No te desampararé, ni te dejaré.

2. Dios entiende a la perfección lo que padecemos.

  • Éxodo 3:7 Dijo luego el Señor: Bien he visto la aflicción de Mi pueblo que está en Egipto, y he oído su clamor a causa de sus exactores; pues he conocido sus angustias.
  • Salmo 103:13,14 Como el padre se compadece de los hijos, se compadece el Señor de los que le temen. 14 Porque Él conoce nuestra condición; se acuerda de que somos polvo.
  • Isaías 53:3a,4a Despreciado y desechado entre los hombres, varón de dolores, experimentado en quebranto. […] 4a Él herido fue por nuestras rebeliones, y sufrió nuestros dolores.
  • Isaías 63:9 En toda angustia de ellos Él fue angustiado, y el ángel de Su faz los salvó; en Su amor y en Su clemencia los redimió, y los trajo, y los levantó todos los días de la antigüedad.
  • Hebreos 4:15 No tenemos un sumo sacerdote que no pueda compadecerse de nuestras debilidades, sino uno [Jesús] que fue tentado en todo según nuestra semejanza, pero sin pecado.
  • [V. también Hebreos 2:18.]

3. El Señor ve cada lágrima que derramamos.

  • 2 Reyes 20:5b [Dios dice:] Yo he oído tu oración, y he visto tus lágrimas; he aquí que Yo te sano.
  • Salmo 6:6,9 Me he consumido a fuerza de gemir; todas las noches inundo de llanto mi lecho, riego mi cama con mis lágrimas. […] El Señor ha oído mi ruego; ha recibido el Señor mi oración.
  • Salmo 39:12a Oye mi oración, oh Señor, y escucha mi clamor. No calles ante mis lágrimas.
  • Salmo 56:8b Pon mis lágrimas en Tu redoma; ¿no están ellas en Tu libro?
  • Salmo 66:16,17,19 Venid, oíd todos los que teméis a Dios, y contaré lo que ha hecho a mi alma. 17 A Él clamé con mi boca, y fue exaltado con mi lengua. […] 19 Mas ciertamente me escuchó Dios; atendió a la voz de mi súplica.

4. La tristeza puede ser consecuencia de haber perdido contacto con el Señor.

  • Génesis 3:16,17 [El sufrimiento constituye parte del castigo que impuso Dios a Adán y Eva por haber cometido el pecado original:] A la mujer dijo: Multiplicaré en gran manera los dolores en tus preñeces; con dolor darás a luz los hijos; y tu deseo será para tu marido, y él se enseñoreará de ti. 17 Y al hombre dijo: Por cuanto obedeciste a la voz de tu mujer, y comiste del árbol de que te mandé diciendo: No comerás de él; maldita será la tierra por tu causa; con dolor comerás de ella todos los días de tu vida.
  • Levítico 26:14-16a [El pesar también fue parte del castigo que impuso Dios a los desobedientes. El Señor advirtió a Su pueblo:] Si no me oyereis, ni hiciereis todos estos Mis mandamientos, 15 y si desdeñareis Mis decretos, y vuestra alma menospreciare Mis estatutos, no ejecutando todos Mis mandamientos, e invalidando Mi pacto, 16a Yo también haré con vosotros esto: enviaré sobre vosotros terror, extenuación y calentura, que consuman los ojos y atormenten el alma. [V. también Deuteronomio 28:65.]
  • Salmo 16:4a Se multiplicarán los dolores de aquellos que sirven diligentes a otro dios.
  • Salmo 32:10 Muchos dolores habrá para el impío; mas al que espera en el Señor le rodea la misericordia.
  • Proverbios 23:29,30 [El exceso en el consumo de bebidas alcohólicas puede ser causa de mucho sufrimiento:] ¿Para quién será el ay? ¿Para quién el dolor? ¿Para quién las rencillas? ¿Para quién las quejas? ¿Para quién las heridas en balde? ¿Para quién lo amoratado de los ojos? 30 Para los que se detienen mucho en el vino, para los que van buscando la mistura [bebida fuerte].
  • Proverbios 29:18 Sin visión profética el pueblo se desenfrena; mas el que guarda la ley es bienaventurado.
  • Jeremías 30:15 ¿Por qué gritas a causa de tu quebrantamiento? Incurable es tu dolor, porque por la grandeza de tu iniquidad y por tus muchos pecados [Yo el Señor] te he hecho esto.

5. La tristeza del mundo, sin esperanza, produce muerte.

  • Proverbios 12:25 La congoja en el corazón del hombre lo abate; mas la buena palabra lo alegra.
  • Proverbios 15:13 El corazón alegre hermosea el rostro; mas por el dolor del corazón el espíritu se abate.
  • Proverbios 17:22 El corazón alegre constituye buen remedio; mas el espíritu triste seca los huesos.
  • Proverbios 18:14 El ánimo del hombre soportará su enfermedad; mas ¿quién soportará al ánimo angustiado?
  • 2 Corintios 2:7 [El apóstol Pablo anima a los hermanos a perdonar a un hombre que se arrepintió de un grave pecado, para que no esté abrumado por la tristeza:] Al contrario, vosotros más bien debéis perdonarle y consolarle, para que no sea consumido de demasiada tristeza.
  • 2 Corintios 7:10 [La tristeza, cuando es enviada por Dios, da buen fruto. No sucede lo mismo con la tristeza del mundo.] La tristeza que es según Dios produce arrepentimiento para salvación, de que no hay que arrepentirse; pero la tristeza del mundo produce muerte.
  • 1 Tesalonicenses 4:13 [El apóstol Pablo dice:] Tampoco queremos, hermanos, que ignoréis acerca de los que duermen, para que no os entristezcáis como los otros que no tienen esperanza.

6. Ejemplos de pesar por pecados cometidos:

  • Génesis 4:13 [Luego de matar a Abel, Caín se quejó del castigo que le impuso Dios.] Dijo Caín al Señor: Grande es mi castigo para ser soportado.
  • 1 Reyes 21:4 [Nabot se negó a vender la propiedad de su familia al egoísta rey Acab:] Vino Acab a su casa triste y enojado, por la palabra que Nabot de Jezreel le había respondido, diciendo: No te daré la heredad de mis padres. Y se acostó en su cama, y volvió su rostro, y no comió.
  • Mateo 27:3-5 Judas, el que le había entregado, viendo que era condenado, devolvió arrepentido las treinta piezas de plata a los principales sacerdotes y a los ancianos, diciendo: Yo he pecado entregando sangre inocente. Mas ellos dijeron: ¿Qué nos importa a nosotros? ¡Allá tú! Y arrojando las piezas de plata en el templo, salió, y fue y se ahorcó.
  • Lucas 18:22-24 [Cuando Jesús le dijo al joven rico que renunciara a sus riquezas y las entregara a los pobres, el joven se negó y se marchó apesadumbrado:] Jesús, oyendo esto, le dijo: Aún te falta una cosa: vende todo lo que tienes, y dalo a los pobres, y tendrás tesoro en el Cielo; y ven, sígueme. 23 Entonces él, oyendo esto, se puso muy triste, porque era muy rico. 24Al ver Jesús que se había entristecido mucho, dijo: ¡Cuán difícilmente entrarán en el Reino de Dios los que tienen riquezas! [En los versículos 18-25 se encuentra el relato completo.]
  • 1 Timoteo 6:10 [La búsqueda de riquezas mundanas acarrea tristeza.] Raíz de todos los males es el amor al dinero, el cual codiciando algunos, se extraviaron de la fe, y fueron traspasados de muchos dolores.

7. En ocasiones, Dios permite que sintamos pesar por un buen motivo.

  • Eclesiastés 3:1,4 Todo tiene su tiempo, y todo lo que se quiere debajo del cielo tiene su hora. tiempo de llorar, y tiempo de reír; tiempo de endechar, y tiempo de bailar.
  • Eclesiastés 7:3,4 [Para que aprendamos algo:] Mejor es el pesar que la risa; porque con la tristeza del rostro se enmendará el corazón.
  • El corazón de los sabios está en la casa del luto; mas el corazón de los insensatos, en la casa en que hay alegría.
  • Romanos 8:28 [Para que redunde en nuestro bien:] Sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien, esto es, a los que conforme a Su propósito son llamados.
  • Salmo 119:50,67 [Para impulsarnos a estudiar o leer Su Palabra:] Ella es mi consuelo en mi aflicción, porque Tu dicho me ha vivificado. 67 Antes que fuera yo humillado, descarriado andaba; mas ahora guardo Tu Palabra.
  • 2 Corintios 1:4 [Para infundirnos compasión y ayudarnos a servir mejor al prójimo:] [Dios] nos consuela en todas nuestras tribulaciones, para que podamos también nosotros consolar a los que están en cualquier tribulación, por medio de la consolación con que nosotros somos consolados por Dios.
  • 2 Corintios 7:9-11 [Para llevarnos al arrepentimiento:] Ahora me gozo, no porque hayáis sido contristados, sino porque fuisteis contristados para arrepentimiento; porque habéis sido contristados según Dios, para que ninguna pérdida padecieseis por nuestra parte. 10 Porque la tristeza que es según Dios produce arrepentimiento para salvación, de que no hay que arrepentirse; pero la tristeza del mundo produce muerte. 11 Porque he aquí, esto mismo de que hayáis sido contristados según Dios, ¡qué solicitud produjo en vosotros, qué defensa, qué indignación, qué temor, qué ardiente afecto, qué celo, y qué vindicación! En todo os habéis mostrado limpios en el asunto. [V. también Santiago 4:8-10.]
  • 2 Timoteo 2:12a [Para prepararnos con vistas a un servicio de mayor importancia:] Si sufrimos, también reinaremos con Él.
  • Santiago 1:2-4 [Para que aprendamos a ser pacientes:] Hermanos míos, tened por sumo gozo cuando os halléis en diversas pruebas,
  • sabiendo que la prueba de vuestra fe produce paciencia. Mas tenga la paciencia su obra completa, para que seáis perfectos y cabales, sin que os falte cosa alguna.
  • 1 Pedro 1:6-8 [Para ponernos a prueba y ayudarnos a tener una relación más íntima con Jesús:] En lo cual vosotros os alegráis, aunque ahora por un poco de tiempo, si es necesario, tengáis que ser afligidos en diversas pruebas, para que vuestra fe, probada, mucho más preciosa que el oro que es perecedero, aunque se pruebe con fuego, sea hallada en alabanza, gloria y honra cuando sea manifestado Jesucristo, a quien amáis sin haberle visto, en quien creyendo, aunque ahora no lo veáis, os alegráis con gozo inefable y glorioso.
  • 1 Pedro 5:10 [Para fortalecernos:] El Dios de toda gracia, que nos llamó a su gloria eterna en Jesucristo, después que hayáis padecido un poco de tiempo, él mismo os perfeccione, afirme, fortalezca y establezca.

8. No perdamos la confianza en Dios en medio de los pesares de la vida. Ejemplo del rey David.

  • 1 Samuel 30:6 [En ausencia del rey David y de sus hombres, el pueblo fue saqueado, y las mujeres y los hijos secuestrados. Cuando regresó, el pueblo se había vuelto en contra de él.] David se angustió mucho, porque el pueblo hablaba de apedrearlo, pues todo el pueblo estaba en amargura de alma, cada uno por sus hijos y por sus hijas; mas David se fortaleció en el Señor su Dios. [Y Dios bendijo a David y lo ayudó a recuperar todo lo que le habían quitado. Si se desea conocer toda la historia, léase el capítulo entero.]
  • Salmo 13:2,5 ¿Hasta cuándo pondré consejos en mi alma, con tristezas en mi corazón cada día? ¿Hasta cuándo será enaltecido mi enemigo sobre mí? Mas yo en Tu misericordia he confiado; mi corazón se alegrará en Tu salvación.
  • Salmo 38:6,9,15,17,18,21,22 Estoy encorvado, estoy humillado en gran manera, ando enlutado todo el día. Señor, delante de Ti están todos mis deseos, y mi suspiro no te es oculto. 15 Porque en Ti, oh Señor, he esperado; Tú responderás, Señor Dios mío. 17 Pero yo estoy a punto de caer, y mi dolor está delante de mí continuamente. 18 Por tanto, confesaré mi maldad, y me contristaré por mi pecado. 21 No me desampares, oh Señor; Dios mío, no te alejes de mí. 22 Apresúrate a ayudarme, oh Señor, mi salvación.
  • Salmo 42:9,11 Diré a Dios: Roca mía, ¿por qué te has olvidado de mí? ¿Por qué andaré yo enlutado por la opresión del enemigo?
  • 11 ¿Por qué te abates, oh alma mía, y por qué te turbas dentro de mí? Espera en Dios; porque aún he de alabarle, salvación mía y Dios mío.
  • Salmo 55:2,4,6,7,22 Está atento, y respóndeme; clamo en mi oración, y me conmuevo. Mi corazón está dolorido dentro de mí, y terrores de muerte sobre mí han caído. Y dije: ¡Quién me diese alas como de paloma! Volaría yo, y descansaría. 7Ciertamente huiría lejos; moraría en el desierto. Selah. 22 Echa sobre el Señor tu carga, y Él te sustentará; no dejará para siempre caído al justo.
  • Salmo 69:29-31 Mas a mí, afligido y miserable, Tu salvación, oh Dios, me ponga en alto. 30 Alabaré yo el nombre de Dios con cántico, lo exaltaré con alabanza. 31 Y agradará al Señor más que sacrificio de buey, o becerro que tiene cuernos y pezuñas.

9. El Señor promete una atención especial a los quebrantados de corazón.

  • Salmo 51:17 Los sacrificios de Dios son el espíritu quebrantado; al corazón contrito y humillado no despreciarás tú, oh Dios.
  • Salmo 71:20,21 Tú, que me has hecho ver muchas angustias y males, volverás a darme vida, y de nuevo me levantarás de los abismos de la tierra. 21 Aumentarás mi grandeza, y volverás a consolarme.
  • Salmo 147:3 Él sana a los quebrantados de corazón, y venda sus heridas.
  • Isaías 30:19 Ciertamente el pueblo morará en Sion, en Jerusalén; nunca más llorarás; el que tiene misericordia se apiadará de ti; al oír la voz de tu clamor te responderá.
  • Isaías 57:15 Así dijo el Alto y Sublime, el que habita la eternidad, y cuyo nombre es el Santo: Yo habito en la altura y la santidad, y con el quebrantado y humilde de espíritu, para hacer vivir el espíritu de los humildes, y para vivificar el corazón de los quebrantados.
  • Isaías 61:1-3 El Espíritu del Señor Dios está sobre mí, porque me ungió el Señor; me ha enviado a predicar buenas nuevas a los abatidos, a vendar a los quebrantados de corazón, a publicar libertad a los cautivos, y a los presos apertura de la cárcel; 2a proclamar el año de la buena voluntad del Señor, y el día de venganza del Dios nuestro; a consolar a todos los enlutados; 3a ordenar que a los afligidos de Sion se les dé gloria en lugar de ceniza, óleo de gozo en lugar de luto, manto de alegría en lugar del espíritu angustiado; y serán llamados árboles de justicia, plantío del Señor, para gloria Suya.
  • Ezequiel 34:16a Yo buscaré la perdida, y haré volver al redil la descarriada; vendaré la perniquebrada, y fortaleceré la débil.
  • Jeremías 31:12 Vendrán con gritos de gozo en lo alto de Sion, y correrán al bien del Señor, al pan, al vino, al aceite, y al ganado de las ovejas y de las vacas; y su alma será como huerto de riego, y nunca más tendrán dolor.
  • Mateo 5:4 Bienaventurados los que lloran, porque ellos recibirán consolación. [V. también Lucas 6:21.]

10. Los pesares darán paso a la alegría.

  • Job 11:16 Olvidarás tu miseria, o te acordarás de ella como de aguas que pasaron.
  • Salmo 30:5,11 Un momento será Su ira, pero Su favor dura toda la vida. Por la noche durará el lloro, y a la mañana vendrá la alegría. 11 Has cambiado mi lamento en baile; desataste mi cilicio, y me ceñiste de alegría.
  • Salmo 126:5,6 Los que sembraron con lágrimas, con regocijo segarán. Irá andando y llorando el que lleva la preciosa semilla; mas volverá a venir con regocijo, trayendo sus gavillas.
  • Salmo 127:2 Por demás es que os levantéis de madrugada, y vayáis tarde a reposar, y que comáis pan de dolores; pues que a Su amado dará Dios el sueño.
  • Isaías 49:13 Cantad alabanzas, oh Cielos, y alégrate, Tierra; y prorrumpid en alabanzas, oh montes; porque el Señor ha consolado a Su pueblo, y de Sus pobres tendrá misericordia.
  • Isaías 54:11 Pobrecita, fatigada con tempestad, sin consuelo; he aquí que Yo cimentaré tus piedras sobre carbunclo, y sobre zafiros te fundaré.
  • Lucas 6:21b Bienaventurados los que ahora lloráis, porque reiréis.
  • Juan 16:20b Aunque vosotros estéis tristes, vuestra tristeza se convertirá en gozo.

11. No hay dolor en la tierra que no pueda aliviar el Cielo.

  • Isaías 14:3a En el día que el Señor te dé reposo de tu trabajo y de tu temor.
  • Isaías 25:8a Destruirá a la muerte para siempre; y enjugará el Señor Dios toda lágrima de todos los rostros.
  • Isaías 35:10 Los redimidos del Señor volverán, y vendrán a Sion con alegría; y gozo perpetuo será sobre sus cabezas; y tendrán gozo y alegría, y huirán la tristeza y el gemido. [V. también
  • Isaías 51:11.]
  • Isaías 60:20 No se pondrá jamás tu sol, ni menguará tu luna; porque el Señor te será por luz perpetua, y los días de tu luto serán acabados.
  • Lucas 12:32 No temáis, manada pequeña, porque a vuestro Padre le ha placido daros el Reino.
  • Lucas 16:19-22a,25 Había un hombre rico, que se vestía de púrpura y de lino fino, y hacía cada día banquete con esplendidez. 20 Había también un mendigo llamado Lázaro, que estaba echado a la puerta de aquél, lleno de llagas, 21 y ansiaba saciarse de las migajas que caían de la mesa del rico; y aun los perros venían y le lamían las llagas. 22a Aconteció que murió el mendigo, y fue llevado por los ángeles al seno de Abraham […] 25 Pero Abraham le dijo [al rico egoísta que se encontraba en el infierno]: Hijo, acuérdate que recibiste tus bienes en tu vida, y Lázaro también males; pero ahora éste es consolado aquí, y tú atormentado.
  • Juan 16:21,22 La mujer cuando da a luz, tiene dolor, porque ha llegado su hora; pero después que ha dado a luz un niño, ya no se acuerda de la angustia, por el gozo de que haya nacido un hombre en el mundo. 22 También vosotros ahora tenéis tristeza; pero os volveré a ver, y se gozará vuestro corazón, y nadie os quitará vuestro gozo.
  • Romanos 8:18 Tengo por cierto que las aflicciones del tiempo presente no son comparables con la gloria venidera que en nosotros ha de manifestarse.
  • 2 Corintios 1:7 Nuestra esperanza respecto de vosotros es firme, pues sabemos que así como sois compañeros en las aflicciones, también lo sois en la consolación.
  • 2 Corintios 4:17 Esta leve tribulación momentánea produce en nosotros un cada vez más excelente y eterno peso de gloria.
  • 2 Timoteo 2:12a Si sufrimos, también reinaremos con Él.
  • Apocalipsis 7:17 El Cordero que está en medio del trono los pastoreará, y los guiará a fuentes de aguas de vida; y Dios enjugará toda lágrima de los ojos de ellos.
  • Apocalipsis 21:4 Enjugará Dios toda lágrima de los ojos de ellos; y ya no habrá muerte, ni habrá más llanto, ni clamor, ni dolor; porque las primeras cosas pasaron.

Extraído del libro devocional “Una Vida mas feliz” – Aurora Productions

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: