Versículos Bíblicos sobre el Remordimiento y la Condenación

Definición: Opinión que la gente tiene de una persona; prestigio o buena fama.

1. Una buena reputación -siempre que esté justificada- es muy valiosa.

  • Proverbios 22:1 De más estima es el buen nombre que las muchas riquezas, y la buena fama más que la plata y el oro.
  • Eclesiastés 7:1a Mejor es la buena fama que el buen ungüento.

2. Si procuramos complacer al Señor, tendremos buena reputación entre Su pueblo.

  • Proverbios 3:3,4 Nunca se aparten de ti la misericordia y la verdad; átalas a tu cuello, escríbelas en la tabla de tu corazón; 4y hallarás gracia y buena opinión ante los ojos de Dios y de los hombres.
  • Hechos 6:3 Buscad, pues, hermanos, de entre vosotros a siete varones de buen testimonio, llenos del Espíritu Santo y de sabiduría, a quienes encarguemos de este trabajo.
  • Romanos 1:8 Primeramente doy gracias a mi Dios mediante Jesucristo con respecto a todos vosotros, de que vuestra fe se divulga por todo el mundo.
  • Romanos 14:17,18 El Reino de Dios no es comida ni bebida, sino justicia, paz y gozo en el Espíritu Santo. 18 Porque el que en esto sirve a Cristo, agrada a Dios, y es aprobado por los hombres.
  • Romanos 16:19a Vuestra obediencia ha venido a ser notoria a todos.
  • 1 Corintios 8:3 Si alguno ama a Dios, es conocido por Él.
  • Filipenses 2:29,30a Recibidle [a Epafrodito, colaborador del apóstol Pablo], pues, en el Señor, con todo gozo, y tened en estima a los que son como él; 30 porque por la obra de Cristo estuvo próximo a la muerte, exponiendo su vida.

3. Si resulta útil a la obra de Dios, Él puede volcar la opinión pública a nuestro favor, al menos temporalmente.

  • Éxodo 3:21 Yo daré a este pueblo gracia en los ojos de los egipcios, para que cuando salgáis, no vayáis con las manos vacías.
  • Éxodo 11:3 El Señor dio gracia al pueblo en los ojos de los egipcios. También Moisés era tenido por gran varón en la tierra de Egipto, a los ojos de los siervos de Faraón, y a los ojos del pueblo.
  • 1 Samuel 18:30b Cada vez que salían, David tenía más éxito que todos los siervos de Saúl, por lo cual se hizo de mucha estima su nombre.
  • Lucas 2:52 Jesús crecía en sabiduría y en estatura, y en gracia para con Dios y los hombres. [V. también 1 Samuel 2:26.]
  • Hechos 2:46,47 Perseverando unánimes cada día en el templo, y partiendo el pan en las casas, comían juntos con alegría y sencillez de corazón, 47 alabando a Dios, y teniendo favor con todo el pueblo. Y el Señor añadía cada día a la iglesia los que habían de ser salvos.

4. El cristiano, sin embargo, no debe preocuparse demasiado por su prestigio en la sociedad mundana.

  • Proverbios 20:6 Muchos hombres proclaman cada uno su propia bondad, pero hombre de verdad, ¿quién lo hallará?
  • Proverbios 29:25a El temor del hombre pondrá lazo.
  • Mateo 23:5-7 [Los fariseos siempre hacían gala de su religiosidad. Ello no impresionaba a Jesús, que señaló:] Hacen todas sus obras para ser vistos por los hombres. Pues ensanchan sus filacterias, y extienden los flecos de sus mantos; y aman los primeros asientos en las cenas, y las primeras sillas en las sinagogas, y las salutaciones en las plazas, y que los hombres los llamen: Rabí, Rabí.
  • Lucas 6:26 ¡Ay de vosotros, cuando todos los hombres hablen bien de vosotros! porque así hacían sus padres con los falsos profetas.
  • Juan 5:44 ¿Cómo podéis vosotros creer, pues recibís gloria los unos de los otros, y no buscáis la gloria que viene del Dios único?
  • Gálatas 1:10 [El apóstol Pablo escribe:] ¿Busco ahora el favor de los hombres, o el de Dios? ¿O trato de agradar a los hombres? Pues si todavía agradara a los hombres, no sería siervo de Cristo.
  • 1 Tesalonicenses 2:4 Según fuimos aprobados por Dios para que se nos confiase el evangelio, así hablamos; no como para agradar a los hombres, sino a Dios, que prueba nuestros corazones.
  • Santiago 4:4 ¡Oh almas adúlteras! ¿No sabéis que la amistad del mundo es enemistad contra Dios? Cualquiera, pues, que quiera ser amigo del mundo, se constituye enemigo de Dios.

5. Si vivimos como Dios quiere, podemos dar por hecho que el mundo nos rechazará.

  • Salmo 69:9 Me consumió el celo de Tu casa; y los denuestos de los que te vituperaban cayeron sobre mí.
  • Salmo 119:51 Los soberbios se burlaron mucho de mí, mas no me he apartado de Tu ley.
  • Mateo 10:22 Seréis aborrecidos de todos por causa de Mi nombre; mas el que persevere hasta el fin, éste será salvo.
  • Lucas 6:22 Bienaventurados seréis cuando los hombres os aborrezcan, y cuando os aparten de sí, y os vituperen, y desechen vuestro nombre como malo, por causa del Hijo del Hombre.
  • Juan 15:18-20 Si el mundo os aborrece, sabed que a Mí me ha aborrecido antes que a vosotros. 19 Si fuerais del mundo, el mundo amaría lo suyo; pero porque no sois del mundo, antes Yo os elegí del mundo, por eso el mundo os aborrece. 20Acordaos de la palabra que Yo os he dicho: El siervo no es mayor que su señor. Si a Mí me han perseguido, también a vosotros os perseguirán; si han guardado Mi palabra, también guardarán la vuestra.
  • Hechos 14:2 Los judíos que no creían excitaron y corrompieron los ánimos de los gentiles contra los hermanos.
  • Hechos 28:22b De esta secta [los cristianos] nos es notorio que en todas partes se habla contra ella.
  • 1 Corintios 4:10,13 Nosotros somos insensatos por amor de Cristo, mas vosotros prudentes en Cristo; nosotros débiles, mas vosotros fuertes; vosotros honorables, mas nosotros despreciados. 13 Nos difaman, y rogamos; hemos venido a ser hasta ahora como la escoria del mundo, el desecho de todos.
  • 2 Timoteo 3:12 Todos los que quieren vivir piadosamente en Cristo Jesús padecerán persecución.
  • Hebreos 10:33 Por una parte, ciertamente, con vituperios y tribulaciones fuisteis hechos espectáculo; y por otra, llegasteis a ser compañeros de los que estaban en una situación semejante.

6. A Jesús no le importaba el concepto que tuvieran de Él los descreídos.

  • Isaías 53:3 Despreciado y desechado entre los hombres, varón de dolores, experimentado en quebranto; y como que escondimos de Él el rostro, fue menospreciado, y no lo estimamos.
  • Marcos 9:12b Está escrito del Hijo del Hombre, que padezca mucho y sea tenido en nada.
  • Juan 5:41 Gloria de los hombres no recibo [dijo Jesús].
  • Filipenses 2:5-8 Haya, pues, en vosotros este sentir que hubo también en Cristo Jesús, el cual, siendo en forma de Dios, no estimó el ser igual a Dios como cosa a que aferrarse, sino que se despojó a Sí mismo, tomando forma de siervo, hecho semejante a los hombres; y estando en la condición de hombre, se humilló a Sí mismo, haciéndose obediente hasta la muerte, y muerte de cruz.
  • Hebreos 13:12 Jesús, para santificar al pueblo mediante Su propia sangre, padeció fuera de la puerta.

7. Lo que debe importarnos es la opinión que tenga el Señor de nosotros.

  • Juan 12:26 Si alguno me sirve, sígame; y donde Yo estuviere, allí también estará Mi servidor. Si alguno me sirviere, Mi Padre le honrará.
  • Romanos 2:29 Es judío el que lo es en lo interior, y la circuncisión es la del corazón, en espíritu, no en letra; la alabanza del cual no viene de los hombres, sino de Dios.
  • 2 Corintios.5:9 Procuramos también, o ausentes o presentes, serle agradables.
  • 2 Corintios 6:4,8a [Como es Dios el que nos honra, aprendemos a vivir lo mismo humildemente que en abundancia.] Nos recomendamos en todo como ministros de Dios, en mucha paciencia, en tribulaciones, en necesidades, en angustias; […] 8por honra y por deshonra, por mala fama y por buena fama.
  • Colosenses 1:10 Para que andéis como es digno del Señor, agradándole en todo, llevando fruto en toda buena obra, y creciendo en el conocimiento de Dios.
  • 1 Juan 3:22 Cualquiera cosa que pidiéremos la recibiremos de Él, porque guardamos sus mandamientos, y hacemos las cosas que son agradables delante de Él.

8. Aunque no debe importarnos la aceptación que tengamos a los ojos del mundo, sí debemos dar buen ejemplo cristiano. Es parte de nuestro testimonio.

  • 2 Corintios 6:3 No damos a nadie ninguna ocasión de tropiezo, para que nuestro ministerio no sea vituperado.
  • Filipenses 2:15 Que seáis irreprensibles y sencillos, hijos de Dios sin mancha en medio de una generación maligna y perversa, en medio de la cual resplandecéis como luminares en el mundo.
  • 1 Tesalonicenses 5:22 Absteneos hasta de la apariencia de mal [NC].
  • 1 Timoteo 4:12 Ninguno tenga en poco tu juventud, sino sé ejemplo de los creyentes en palabra, conducta, amor, espíritu, fe y pureza.
  • Tito 2:7,8 Es necesario que el obispo sea irreprensible, como administrador de Dios; no soberbio, no iracundo, no dado al vino, no pendenciero, no codicioso de ganancias deshonestas, sino hospedador, amante de lo bueno, sobrio, justo, santo, dueño de sí mismo.
  • 1 Pedro 3:15,16 Santificad a Dios el Señor en vuestros corazones, y estad siempre preparados para dar respuesta con mansedumbre y reverencia ante todo el que os demande razón de la esperanza que hay en vosotros; 16 teniendo buena conciencia, para que en lo que murmuran de vosotros como de malhechores, sean avergonzados los que calumnian vuestra buena conducta en Cristo.

9. Si estamos dispuestos a perder nuestra reputación a los ojos del mundo por amor a Cristo, se nos dará una recompensa eterna.

  • Mateo 5:10-12 Bienaventurados los que padecen persecución por causa de la justicia, porque de ellos es el Reino de los Cielos.
  • 11 Bienaventurados sois cuando por Mi causa os vituperen y os persigan, y digan toda clase de mal contra vosotros, mintiendo.
  • 12 Gozaos y alegraos, porque vuestro galardón es grande en los Cielos; porque así persiguieron a los profetas que fueron antes de vosotros.
  • Hechos 5:41 Salieron de la presencia del concilio, gozosos de haber sido tenidos por dignos de padecer afrenta por causa del Nombre.
  • 1 Timoteo 4:10 Por esto mismo trabajamos y sufrimos oprobios, porque esperamos en el Dios viviente, que es el Salvador de todos los hombres, mayormente de los que creen.
  • Hebreos 11:26 Teniendo por mayores riquezas el vituperio de Cristo que los tesoros de los egipcios; porque tenía puesta la mirada en el galardón.
  • Hebreos 13:13 Salgamos, pues, a Él, fuera del campamento, llevando Su vituperio.
  • 1 Pedro 4:14 Si sois vituperados por el nombre de Cristo, sois bienaventurados, porque el glorioso Espíritu de Dios reposa sobre vosotros. Ciertamente, de parte de ellos, Él es blasfemado, pero por vosotros es glorificado.

Extraído del libro devocional “Una Vida mas feliz” – Aurora Productions

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: