Versiculos biblicos sobre Esparcimiento y Tiempo Libre

ESPARCIMIENTO Y TIEMPO LIBRE

Definición: Diversión, recreo, desahogo, el conjunto de las actividades con que se llena el tiempo libre.

1. Dios descansó después de crear el universo, y nos manda hacer lo mismo.

  • Génesis 2:2,3 Acabó Dios en el día séptimo la obra que hizo; y reposó el día séptimo de toda la obra que hizo. Y bendijo Dios al día séptimo, y lo santificó, porque en él reposó de toda la obra que había hecho en la creación.
  • Éxodo 20:9,11 Seis días trabajarás, y harás toda tu obra. 11 Porque en seis días hizo el Señor los cielos y la tierra, el mar, y todas las cosas que en ellos hay, y reposó en el séptimo día; por tanto, el Señor bendijo el día de reposo y lo santificó.
  • Éxodo 23:12 Seis días trabajarás, y al séptimo día reposarás, para que descanse tu buey y tu asno, y tome refrigerio el hijo de tu sierva, y el extranjero.
  • 1 Reyes 8:56a Bendito sea el Señor, que ha dado paz a Su pueblo.
  • Hebreos 4:4,9,10 En cierto lugar dijo así del séptimo día: Y reposó Dios de todas sus obras en el séptimo día. […] Por tanto, queda un reposo para el pueblo de Dios. 10 Porque el que ha entrado en su reposo, también ha reposado de sus obras, como Dios de las suyas.

2. Reponer fuerzas es fundamental para tener salud y ser feliz.

  • Salmo 103:2,5 Bendice, alma mía, al Señor, y no olvides ninguno de sus beneficios. […] El que sacia de bien tu boca de modo que te rejuvenezcas como el águila. [V. también Job 33:25.]
  • Salmo 127:2 Por demás es que os levantéis de madrugada, y vayáis tarde a reposar, y que comáis pan de dolores; pues que a Su amado dará Dios el sueño.
  • Isaías 28:12a A los cuales Él dijo: Este es el reposo; dad reposo al cansado; y este es el refrigerio.
  • Isaías 30:15a Así dijo el Señor Dios, el Santo de Israel: En descanso y en reposo seréis salvos; en quietud y en confianza será vuestra fortaleza.

3. Dios quiere que disfrutemos de la vida. Los ratos de esparcimiento contribuyen a ello.

  • Salmo 16:11b En Tu presencia hay plenitud de gozo; delicias a Tu diestra para siempre.
  • Salmo 23:6 Ciertamente el bien y la misericordia me seguirán todos los días de mi vida, y en la casa del Señor moraré por largos días.
  • Salmo 30:5b Su favor dura toda la vida.
  • Salmo 36:7,8 ¡Cuán preciosa, oh Dios, es Tu misericordia! Por eso los hijos de los hombres se amparan bajo la sombra de Tus alas.
  • Serán completamente saciados de la grosura de Tu casa, y Tú los abrevarás del torrente de Tus delicias.
  • Proverbios 10:22 La bendición del Señor es la que enriquece, y no añade tristeza con ella.
  • Eclesiastés 3:13 También que es don de Dios que todo hombre coma y beba, y goce el bien de toda su labor.
  • Marcos 2:27 Les dijo: El día de reposo fue hecho por causa del hombre, y no el hombre por causa del día de reposo.
  • 1 Timoteo 6:17b Dios […] nos da todas las cosas en abundancia para que las disfrutemos.

4. Jesús y Sus discípulos se tomaban tiempo para apartarse y descansar de los apremios y exigencias de su ministerio público.

  • Mateo 14:23 Despedida la multitud, subió al monte a orar aparte; y cuando llegó la noche, estaba allí solo.
  • Mateo 15:29 Pasó Jesús de allí y vino junto al mar de Galilea; y subiendo al monte, se sentó allí.
  • Mateo 17:1 Seis días después, Jesús tomó a Pedro, a Jacobo y a Juan su hermano, y los llevó aparte a un monte alto.
  • Marcos 6:31,32 Él les dijo: Venid vosotros aparte a un lugar desierto, y descansad un poco. Porque eran muchos los que iban y venían, de manera que ni aun tenían tiempo para comer. 32 Y se fueron solos en una barca a un lugar desierto.
  • Lucas 9:10a Vueltos los apóstoles, le contaron todo lo que habían hecho. Y tomándolos, se retiró aparte, a un lugar desierto.

5. Si no dedicamos tiempo a renovarnos física y espiritualmente, nos agotaremos en ambos aspectos.

  • Salmo 103:4a,5 [Él es] el que rescata del hoyo tu vida; […] el que sacia de bien tu boca de modo que te rejuvenezcas como el águila.
  • Isaías 40:30,31 Los muchachos se fatigan y se cansan, los jóvenes flaquean y caen; 31 pero los que esperan al Señor tendrán nuevas fuerzas; levantarán alas como las águilas; correrán, y no se cansarán; caminarán, y no se fatigarán.
  • Lucas 10:38-42 Aconteció que yendo de camino, entró en una aldea; y una mujer llamada Marta le recibió en su casa. 39Esta tenía una hermana que se llamaba María, la cual, sentándose a los pies de Jesús, oía su palabra. 40 Pero Marta se preocupaba con muchos quehaceres, y acercándose, dijo: Señor, ¿no te da cuidado que mi hermana me deje servir sola? Dile, pues, que me ayude.
  • 41 Respondiendo Jesús, le dijo: Marta, Marta, afanada y turbada estás con muchas cosas. 42 Pero sólo una cosa es necesaria; y María ha escogido la buena parte, la cual no le será quitada.
  • Mateo 26:41b El espíritu a la verdad está dispuesto, pero la carne es débil.
  • 2 Corintios 4:16 No desmayamos; antes aunque este nuestro hombre exterior se va desgastando, el interior no obstante se renueva de día en día.

6. Las actividades que emprendamos en nuestros ratos libres deben ser edificantes y fortalecedoras, no una pérdida de tiempo.

  • Romanos 14:19 Sigamos lo que contribuye a la paz y a la mutua edificación.
  • 1 Corintios 10:23 Todo me es lícito, pero no todo conviene; todo me es lícito, pero no todo edifica.
  • 1 Corintios 10:31 Si, pues, coméis o bebéis, o hacéis otra cosa, hacedlo todo para la gloria de Dios.
  • 1 Corintios 14:26b Hágase todo para edificación.
  • Efesios 3:16 Para que os dé, conforme a las riquezas de su gloria, el ser fortalecidos con poder en el hombre interior por su Espíritu.

7. En los ratos dedicados al descanso y a la Palabra comulgamos con el Señor.

  • Éxodo 33:14 Él dijo: Mi presencia irá contigo, y te daré descanso.
  • Salmo 23:1-3a El Señor es mi pastor; nada me faltará. En lugares de delicados pastos me hará descansar; junto a aguas de reposo me pastoreará. 3a Confortará mi alma.
  • Salmo 116:7 Vuelve, oh alma mía, a tu reposo, porque el Señor te ha hecho bien.
  • Cantares 1:7 Hazme saber, oh tú a quien ama mi alma, dónde apacientas, dónde sesteas al mediodía.
  • Mateo 11:28-30 Venid a Mí todos los que estáis trabajados y cargados, y Yo os haré descansar. 29 Llevad Mi yugo sobre vosotros, y aprended de Mí, que soy manso y humilde de corazón; y hallaréis descanso para vuestras almas; 30 porque Mi yugo es fácil, y ligera Mi carga.
  • [V. también Ezequiel 34:14,15.]

8. ¿Puede haber algo más reconfortante o un medio más eficaz de recuperar fuerzas que la Palabra de Dios?

  • Juan 6:63 El espíritu es el que da vida; la carne para nada aprovecha; las palabras que Yo os he hablado son espíritu y son vida.
  • Job 23:12 Del mandamiento de Sus labios nunca me separé; guardé las palabras de Su boca más que mi comida.
  • Salmo 119:103 ¡Cuán dulces son a mi paladar Tus palabras! Más que la miel a mi boca.
  • Jeremías 15:16a Fueron halladas Tus palabras, y yo las comí; y Tu Palabra me fue por gozo y por alegría de mi corazón.
  • Colosenses 1:9b,11a Pedir que seáis llenos del conocimiento de Su voluntad en toda sabiduría e inteligencia espiritual, […] 11a fortalecidos con todo poder, conforme a la potencia de Su gloria.
  • Hechos 20:32 Hermanos, os encomiendo a Dios, y a la Palabra de Su gracia, que tiene poder para sobreedificaros y daros herencia con todos los santificados.

9. Es posible que alguna vez el Señor nos pida que renunciemos a nuestro tiempo libre por el bien de Su obra y del prójimo.

  • Jeremías 45:1-5 [Aunque el Señor había prometido a Baruc -fiel escriba del profeta Jeremías- que lo dejaría con vida en una ocasión en que el pueblo de Israel fue castigado, Baruc no descansó en la tierra que Dios estaba a punto de destruir:] Palabra que habló el profeta Jeremías a Baruc: […] Tú dijiste: ¡Ay de mí ahora! […] Fatigado estoy de gemir, y no he hallado descanso.
  • 4b […] Ha dicho el Señor: He aquí que Yo destruyo a los que edifiqué, y arranco a los que planté, y a toda esta tierra. […] 5bHe aquí que Yo traigo mal sobre toda carne, ha dicho el Señor; pero a ti te daré tu vida por botín en todos los lugares adonde fueres.
  • Marcos 6:31b Eran muchos los que iban y venían, de manera que ni aun tenían tiempo para comer.
  • Marcos 7:24 [En el curso de Sus muchos viajes, Jesús procuraba descansar, pero a veces no lo conseguía:] Levantándose de allí, se fue a la región de Tiro y de Sidón; y entrando en una casa, no quiso que nadie lo supiese; pero no pudo esconderse. [V. también
  • Marcos 3:7; Lucas 9:10,11.]
  • Juan 9:4 Me es necesario hacer las obras del que me envió, entre tanto que el día dura; la noche viene, cuando nadie puede trabajar.
  • 2 Corintios 7:5b Cuando vinimos a Macedonia, ningún reposo tuvo nuestro cuerpo, sino que en todo fuimos atribulados; de fuera, conflictos; de dentro, temores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: