Versiculos biblicos sobre Excluido, Sentirse

EXCLUIDO, SENTIRSE

1. En ocasiones, Jesús también se sentía excluido; conoce por experiencia esa sensación.

  • Mateo 26:55,56b En aquella hora dijo Jesús a la gente: ¿Como contra un ladrón habéis salido con espadas y con palos para prenderme? Cada día me sentaba con vosotros enseñando en el templo, y no me prendisteis. 56b Entonces todos los discípulos, dejándole, huyeron.
  • Lucas 23:49 [Cuando Jesús moría en la cruz, vio a Sus amigos y discípulos a lo lejos.] Todos Sus conocidos, y las mujeres que le habían seguido desde Galilea, estaban lejos mirando estas cosas. [V. también Marcos 15:40,41.]
  • Juan 16:32 He aquí la hora viene, y ha venido ya, en que seréis esparcidos cada uno por su lado, y me dejaréis solo; mas no estoy solo, porque el Padre está conmigo.

2. Cuando nos parece que nos dejan de lado, ello puede impulsarnos a acercarnos al Señor y ayudarnos a apreciar el amor y compañía que Él nos brinda.

  • Job 19:13-26 [Job padeció unas penalidades tremendas y perdió a muchos de sus amigos. Por si fuera poco, el Enemigo sin duda aumentó su pena al hacerle pensar que lo había perdido todo, cuando lo cierto es que no fue así.] Hizo [el Señor] alejar de mí a mis hermanos, y mis conocidos como extraños se apartaron de mí. 14 Mis parientes se detuvieron, y mis conocidos se olvidaron de mí. 15 Los moradores de mi casa y mis criadas me tuvieron por extraño; forastero fui yo a sus ojos. 16 Llamé a mi siervo, y no respondió; de mi propia boca le suplicaba. 17 Mi aliento vino a ser extraño a mi mujer, aunque por los hijos de mis entrañas le rogaba. […] 19 Todos mis íntimos amigos me aborrecieron, y los que yo amaba se volvieron contra mí. [Eso no era del todo cierto. Todavía le quedaban amigos íntimos que procuraron comprender su dolor y ayudarlo.] 20 Mi piel y mi carne se pegaron a mis huesos, y he escapado con sólo la piel de mis dientes. 21 ¡Oh, vosotros mis amigos, tened compasión de mí, tened compasión de mí! Porque la mano de Dios me ha tocado. [En medio de aquel sufrimiento, Job acudió a Dios y empezó a tener fe de nuevo.] […] 25 Yo sé que mi Redentor vive, y al fin se levantará sobre el polvo; 26 Y después de deshecha esta mi piel, en mi carne he de ver a Dios.
  • Salmo 38:10,11,15 [A David, solitario y enfermo, le pareció que sus seres queridos lo habían dejado de lado, y se acercó más a Dios.] Mi corazón está acongojado, me ha dejado mi vigor, y aun la luz de mis ojos me falta ya. 11 Mis amigos y mis compañeros se mantienen lejos de mi plaga, y mis cercanos se han alejado. […] 15 Porque en Ti, oh Señor, he esperado; Tú responderás, Señor Dios mío.
  • Proverbios 18:24b Amigo [también se aplica a Jesús, que es nuestro mejor amigo] hay más unido que un hermano.
  • Mateo 28:20b He aquí Yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo. Amén. [V. también Isaías 44:21b.]
  • Juan 14:18 [El Señor es nuestro consolador. Jamás nos abandona.] No os dejaré huérfanos; vendré a vosotros.
  • Romanos 8:38,39 Estoy seguro de que ni la muerte, ni la vida, ni ángeles, ni principados, ni potestades, ni lo presente, ni lo por venir, 39 ni lo alto, ni lo profundo, ni ninguna otra cosa creada nos podrá separar del amor de Dios, que es en Cristo Jesús Señor nuestro.
  • 2 Timoteo 4:16a,17a En mi primera defensa ninguno estuvo a mi lado, sino que todos me desampararon […]. 17a Pero el Señor estuvo a mi lado, y me dio fuerzas.
  • Hebreos 13:5b No te desampararé, ni te dejaré.

3. En ocasiones, el sentirnos excluidos nos impulsa a ser compasivos con los que se sienten igual.

  • 2 Corintios 1:4 [Dios] nos consuela en todas nuestras tribulaciones, para que podamos también nosotros consolar a los que están en cualquier tribulación, por medio de la consolación con que nosotros somos consolados por Dios.
  • Éxodo 23:9b Vosotros sabéis cómo es el alma del extranjero, ya que extranjeros fuisteis en la tierra de Egipto.
  • Lucas 6:31 Como queréis que hagan los hombres con vosotros, así también haced vosotros con ellos.

4. Con frecuencia el Diablo exagera la situación cuando nos sentimos excluidos.

  • Salmo 22:6,7a [A veces, al rey David le daba la impresión de que todos lo habían dejado de lado, pero en realidad no era así. David expresó:] Mas yo soy gusano, y no hombre; oprobio de los hombres, y despreciado del pueblo. Todos los que me ven me escarnecen; estiran la boca.
  • Salmo 31:12; 88:18; 102:7 [En otra oportunidad, David expresa lo siguiente en un momento de gran pesar:] He sido olvidado de su corazón como un muerto; he venido a ser como un vaso quebrado. 88:18 Has alejado de mí al amigo y al compañero, y a mis conocidos has puesto en tinieblas. 102:7 Velo, y soy como el pájaro solitario sobre el tejado.
  • Salmo 142:4,5 [Por muy deprimido que se sintiera el rey David, siempre buscaba refugio en el Señor.] Mira a mi diestra y observa, pues no hay quien me quiera conocer; no tengo refugio, ni hay quien cuide de mi vida. Clamé a Ti, oh Señor; dije: Tú eres mi esperanza, y mi porción en la tierra de los vivientes.

5. A veces la solución estriba sencillamente en expresar a los demás cómo nos sentimos.

  • Proverbios 27:19 Como en el agua el rostro corresponde al rostro, así el corazón del hombre al del hombre. [V. también Salmo 33:15.]
  • Santiago 4:2b [No debemos vacilar en pedir ayuda.] No tenéis lo que deseáis, porque no pedís.
  • Hebreos 13:16a De hacer bien y de la ayuda mutua no os olvidéis.
  • 1 Juan 1:7 Si andamos en luz, como Él está en luz, tenemos comunión unos con otros, y la sangre de Jesucristo Su Hijo nos limpia de todo pecado.

6. Otras veces somos nosotros los que nos distanciamos de los demás al cometer errores o pecados.

  • Salmo 31:10-12,14 [El rey David se siente excluido por sus pecados y su angustia. Sin embargo, acude con más afán al Señor en busca de ayuda y consuelo.] Mi vida se va gastando de dolor, y mis años de suspirar; se agotan mis fuerzas a causa de mi iniquidad, y mis huesos se han consumido. 11 De todos mis enemigos soy objeto de oprobio, y de mis vecinos mucho más, y el horror de mis conocidos; los que me ven fuera huyen de mí. 12 He sido olvidado de su corazón como un muerto; he venido a ser como un vaso quebrado. […] 14 Mas yo en Ti confío, oh Señor; digo: Tú eres mi Dios.
  • Proverbios 18:19 [Cuando ofendemos a alguien, recuperar su amistad puede resultar sumamente difícil.] El hermano ofendido es más tenaz que una ciudad fuerte, y las contiendas de los hermanos son como cerrojos de alcázar.
  • Mateo 5:23,24 [Jesús recalcó la importancia de la reconciliación entre hermanos.] Si traes tu ofrenda al altar, y allí te acuerdas de que tu hermano tiene algo contra ti, 24 deja allí tu ofrenda delante del altar, y anda, reconcíliate primero con tu hermano, y entonces ven y presenta tu ofrenda.

7. Si nos parece que nos han dejado de lado, olvidémonos de nosotros mismo y pensemos en los demás. O bien, si vemos que alguien se siente excluido, esforcémonos por dedicarle tiempo.

  • Romanos 12:15 Gozaos con los que se gozan; llorad con los que lloran.
  • 1 Corintios 9:22 Me he hecho débil a los débiles, para ganar a los débiles; a todos me he hecho de todo, para que de todos modos salve a algunos.
  • 1 Corintios 10:33 [Este versículo habla de complacer a los demás para agradar a Dios. No se refiere complacer a los demás con la intención de que ellos a su vez nos complazcan a nosotros.] Como también yo en todas las cosas agrado a todos, no procurando mi propio beneficio, sino el de muchos, para que sean salvos.
  • 1 Corintios 12:25,26 [Que el Señor nos ayude a ser sensibles a las necesidades ajenas y a dedicar más amor y atención a quienes lo necesiten.] Para que no haya desavenencia en el cuerpo, sino que los miembros todos se preocupen los unos por los otros. 26 De manera que si un miembro padece, todos los miembros se duelen con él, y si un miembro recibe honra, todos los miembros con él se gozan.
  • Filipenses 2:4 No mirando cada uno por lo suyo propio, sino cada cual también por lo de los otros.

Procuremos ser amigos y encontraremos múltiples amistades.

  • Proverbios 11:25 El alma generosa será prosperada; y el que saciare, él también será saciado.
  • Proverbios 18:24a El hombre que tiene [o que quiera tener] amigos ha de mostrarse amigo.
  • Lucas 6:38 Dad, y se os dará; medida buena, apretada, remecida y rebosando darán en vuestro regazo; porque con la misma medida con que medís, os volverán a medir.

8. Si te parece que la sociedad mundana o la gente mundana te excluye, alégrate.

  • Isaías 53:3 [Dios no llamó a Jesús a ser un personaje popular.] Despreciado y desechado entre los hombres, varón de dolores, experimentado en quebranto; y como que escondimos de Él el rostro, fue menospreciado, y no lo estimamos. [V. también
  • Juan 1:11.]
  • Mateo 21:42a Jesús les dijo: ¿Nunca leísteis en las Escrituras: La piedra que desecharon los edificadores, ha venido a ser cabeza del ángulo.
  • Juan 5:43 Yo he venido en nombre de Mi Padre, y no me recibís; si otro viniere en su propio nombre, a ése recibiréis.
  • Lucas 6:22,23,26 Bienaventurados seréis cuando los hombres os aborrezcan, y cuando os aparten de sí, y os vituperen, y desechen vuestro nombre como malo, por causa del Hijo del Hombre.
  • 23 Gozaos en aquel día, y alegraos, porque he aquí vuestro galardón es grande en los Cielos; porque así hacían sus padres con los profetas. […] 26 [¡Nos advierte que no procuremos gozar de demasiada popularidad!] ¡Ay de vosotros, cuando todos los hombres hablen bien de vosotros! porque así hacían sus padres con los falsos profetas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: