Versículos Bíblicos sobre la Parcialidad

PARCIALIDAD

Definiciones: Sentirnos inclinados a que nos guste más uno que otro; tener prejuicio; favoritismo; favorecer a algunos en prejuicio de otros.

1. La parcialidad es una característica carnal y mundana.

  • 1 Corintios 3:3,4 Porque aún sois carnales; pues habiendo entre vosotros celos, contiendas y disensiones, ¿no sois carnales, y andáis como hombres? Porque diciendo el uno: Yo ciertamente soy de Pablo; y el otro: Yo soy de Apolos, ¿no sois carnales?
  • Gálatas 5:19,20 Y manifiestas son las obras de la carne, que son: 20 […] enemistades, pleitos, celos, iras, contiendas […]. [Ver también Tito 3:3.]

2. Tener favoritos siempre lleva mal fruto.

  • Génesis 25:27,28 [El favoritismo de los padres trajo discusiones y engaño que a la larga hizo que Esaú quisiera matar a su hermano.] Y crecieron los niños, y Esaú fue diestro en la caza, hombre del campo; pero Jacob era varón quieto, que habitaba en tiendas. 28 Y amó Isaac a Esaú, porque comía de su caza; mas Rebeca amaba a Jacob. [Ver Génesis 27:6-41.]
  • Génesis 29:30a [Jacob favoreció a su esposa Raquel más que a su esposa Lea, lo que produjo celos y animadversión de larga data entre las hermanas.] Y [Jacob] se llegó también a Raquel, y la amó también más que a Lea.
  • Génesis 37:3,4 Y amaba Israel a José más que a todos sus hijos, porque lo había tenido en su vejez; y le hizo una túnica de diversos colores. Y viendo sus hermanos que su padre lo amaba más que a todos sus hermanos, le aborrecían, y no podían hablarle pacíficamente.
  • Génesis 43:34a [José favoreció a su hermano Benjamín más que a sus otros hermanos.] Y José tomó viandas [portiones de comida] de delante de sí para ellos; mas la porción de Benjamín era cinco veces mayor que cualquiera de las de ellos.
  • 1 Samuel 1:4-6 Y cuando llegaba el día en que Elcana ofrecía sacrificio, daba a Penina su mujer, a todos sus hijos y a todas sus hijas, a cada uno su parte. Pero a Ana daba una parte escogida [el doble]; porque amaba a Ana, aunque el Señor no le había concedido tener hijos. Y su rival [Penina] la irritaba, enojándola y entristeciéndola, porque el Señor no le había concedido tener hijos.

3. La partialidad y el favoritismo a menudo son causados por el egoísmo, por interés personal o para ganarse el favor de otros.

  • 1 Samuel 8:3 [Los hijos corruptos y malcriados del profeta Samuel aceptaban sobornos como jueces en Israel, lo que hizo que el pueblo perdiera la fe en su gobierno.] Pero no anduvieron los hijos por los caminos de su padre, antes se volvieron tras la avaricia, dejándose sobornar y pervirtiendo el derecho. [Ver versículos 5-7.]
  • Amós 5:12 Porque yo sé de vuestras muchas rebeliones, y de vuestros grandes pecados; sé que afligís al justo, y recibís cohecho, y en los tribunales hacéis perder su causa a los pobres.
  • Lucas 6:32-34 Porque si amáis a los que os aman, ¿qué mérito tenéis? Porque también los pecadores aman a los que los aman. 33 Y si hacéis bien a los que os hacen bien, ¿qué mérito tenéis? Porque también los pecadores hacen lo mismo. 34 Y si prestáis a aquellos de quienes esperáis recibir, ¿qué mérito tenéis? Porque también los pecadores prestan a los pecadores, para recibir otro tanto. [Ver también Mateo 5:46-47.]
  • Judas 1:16 Estos son murmuradores, querellosos, que andan según sus propios deseos, cuya boca habla cosas infladas, adulando a las personas para sacar provecho.

4. La imparcialidad y justicia de un Dios amoroso:

  • 2 Crónicas 19:7b Porque con el Señor nuestro Dios no hay injusticia, ni acepción de personas, ni admisión de cohecho.
  • Job 34:19b Ni respeta [Dios] más al rico que al pobre, porque todos son obra de sus manos.
  • Mateo 5:45b Que hace salir Su sol sobre malos y buenos, y que hace llover sobre justos e injustos.
  • Romanos 2:11 Porque no hay acepción de personas para con Dios. [Ver también Hechos 10:34.]
  • Efesios 6:8,9 Sabiendo que el bien que cada uno hiciere, ése recibirá del Señor, sea siervo o sea libre. Y vosotros, amos, haced con ellos [con los siervos] lo mismo, dejando las amenazas, sabiendo que el Señor de ellos y vuestro está en los cielos, y que para Él no hay acepción de personas.

5. No debemos basar la amistad o el respeto en el éxito o las riquezas.

  • Levítico 19:15 No harás injusticia en el juicio, ni favoreciendo al pobre ni complaciendo al grande; con justicia juzgarás a tu prójimo.
  • 2 Crónicas 19:6 Y dijo a los jueces: Mirad lo que hacéis; porque no juzgáis en lugar de hombre, sino en lugar del Señor, el cual está con vosotros cuando juzgáis.
  • Proverbios 22:2 El rico y el pobre se encuentran; a ambos los hizo el Señor.
  • Santiago 2:1-4,9a Hermanos míos, que vuestra fe en nuestro glorioso Señor Jesucristo sea sin acepción de personas. Porque si en vuestra congregación entra un hombre con anillo de oro y con ropa espléndida, y también entra un pobre con vestido andrajoso, y miráis con agrado al que trae la ropa espléndida y le decís: Siéntate tú aquí en buen lugar; y decís al pobre: Estate tú allí en pie, o siéntate aquí bajo mi estrado; ¿no hacéis distinciones entre vosotros mismos, y venís a ser jueces con malos pensamientos? […] 9a Pero si hacéis acepción de personas, cometéis pecado.

6. No debemos amar a los demás por sus habilidades o atributos.

  • 1 Corintios 12:20-26 Pero ahora son muchos los miembros, pero el cuerpo es uno solo. 21 Ni el ojo puede decir a la mano: No te necesito, ni tampoco la cabeza a los pies: No tengo necesidad de vosotros. 22 Antes bien los miembros del cuerpo que parecen más débiles, son los más necesarios; 23 y a aquellos del cuerpo que nos parecen menos dignos, a éstos vestimos más dignamente; y los que en nosotros son menos decorosos, se tratan con más decoro. 24 Porque los que en nosotros son más decorosos, no tienen necesidad; pero Dios ordenó el cuerpo, dando más abundante honor al que le faltaba, 25 para que no haya desavenencia en el cuerpo, sino que los miembros todos se preocupen los unos por los otros. 26 De manera que si un miembro padece, todos los miembros se duelen con él, y si un miembro recibe honra, todos los miembros con él se gozan.
  • Deuteronomio 1:17a No hagáis distinción de persona en el juicio; así al pequeño como al grande oiréis.
  • Romanos 12:16a Unánimes entre vosotros; no altivos, sino asociándoos con los humildes.
  • Romanos 14:1 Recibid al débil en la fe, pero no para contender sobre opiniones.

7. La Ley del Amor de Dios supera la parcialidad.

  • Juan 13:34,35 Un mandamiento nuevo os doy: Que os améis unos a otros; como Yo os he amado, que también os améis unos a otros. 35 En esto conocerán todos que sois Mis discípulos, si tuviereis amor los unos con los otros.
  • Juan 15:12 Este es Mi mandamiento: Que os améis unos a otros, como Yo os he amado.
  • Romanos 12:9a,10 El amor sea sin fingimiento. […] 10 Amaos los unos a los otros con amor fraternal; en cuanto a honra, prefiriéndoos los unos a los otros.
  • Romanos 12:18 Si es posible, en cuanto dependa de vosotros, estad en paz con todos los hombres.
  • Romanos 13:9b,10 Y cualquier otro mandamiento, en esta sentencia se resume: Amarás a tu prójimo como a ti mismo. 10 El amor no hace mal al prójimo; así que el cumplimiento de la ley es el amor.
  • Filipenses 2:2 Completad mi gozo, sintiendo lo mismo, teniendo el mismo amor, unánimes, sintiendo una misma cosa.
  • 1 Timoteo 5:21 Te encarezco delante de Dios y del Señor Jesucristo, y de Sus ángeles escogidos, que guardes estas cosas sin prejuicios, no haciendo nada con parcialidad.
  • Santiago 3:17,18 Pero la sabiduría que es de lo alto es primeramente pura, después pacífica, amable, benigna, llena de misericordia y de buenos frutos, sin incertidumbre [parcialidad] ni hipocresía. 18 Y el fruto de justicia se siembra en paz para aquellos que hacen la paz.
  • 1 Pedro 1:22 Habiendo purificado vuestras almas por la obediencia a la verdad, mediante el Espíritu, para el amor fraternal no fingido, amaos unos a otros entrañablemente, de corazón puro.
  • *1 Pedro 3:8 Finalmente, sed todos de un mismo sentir, compasivos, amándoos fraternalmente, misericordiosos, amigables.

8. La imparcialidad fortalece la unidad.

  • Hechos 4:32 Y la multitud de los que habían creído era de un corazón y un alma; y ninguno decía ser suyo propio nada de lo que poseía, sino que tenían todas las cosas en común. [Ver también Hechos 2:44,45.]
  • 1 Corintios 1:10 Os ruego, pues, hermanos, por el nombre de nuestro Señor Jesucristo, que habléis todos una misma cosa, y que no haya entre vosotros divisiones, sino que estéis perfectamente unidos en una misma mente y en un mismo parecer.
  • 1 Corintios 12:25 Para que no haya desavenencia en el cuerpo, sino que los miembros todos se preocupen los unos por los otros.
  • Efesios 4:16 De Quien todo el cuerpo, bien concertado y unido entre sí por todas las coyunturas que se ayudan mutuamente, según la actividad propia de cada miembro, recibe su crecimiento para ir edificándose en amor.
  • Colosenses 2:2a Para que sean consolados sus corazones, unidos en amor.
  • Colosenses 3:15 Y la paz de Dios gobierne en vuestros corazones, a la que asimismo fuisteis llamados en un solo cuerpo; y sed agradecidos.

Extraído del libro devocional “Una Vida mas feliz” – Aurora Productions

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: