Versiculos biblicos sobre la Soledad

Definición: Pesar que se siente por la falta de compañía o por la ausencia de una persona.

1. Una vez que tenemos a Jesús en el corazón, siempre podemos contar con Su compañía y amor.

  • Deuteronomio 31:6b El Señor tu Dios es el que va contigo; no te dejará, ni te desamparará.
  • Isaías 44:21b Israel, Yo no te olvidaré [NVI].
  • Isaías 54:10a Los montes se moverán, y los collados temblarán, pero no se apartará de ti Mi misericordia.
  • Jeremías 31:3b [El Señor dice:] Con amor eterno te he amado; por tanto, te prolongué Mi misericordia.
  • Mateo 28:20b He aquí Yo [Jesús] estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo. Amén.
  • Juan 14:18 [Jesús promete:] No os dejaré huérfanos; vendré a vosotros.
  • Juan 16:32 [Jesús puntualiza:] He aquí la hora viene, y ha venido ya, en que seréis esparcidos cada uno por su lado, y me dejaréis solo; mas no estoy solo, porque el Padre está conmigo.
  • Romanos 8:38,39 Estoy seguro de que ni la muerte, ni la vida, ni ángeles, ni principados, ni potestades, ni lo presente, ni lo por venir, 39 ni lo alto, ni lo profundo, ni ninguna otra cosa creada nos podrá separar del amor de Dios, que es en Cristo Jesús Señor nuestro.
  • 2 Timoteo 4:16,17a En mi primera defensa ninguno estuvo a mi lado, sino que todos me desampararon; no les sea tomado en cuenta. 17a Pero el Señor estuvo a mi lado, y me dio fuerzas.
  • Hebreos 13:5b [El Señor promete:] No te desampararé, ni te dejaré.
  • [V. también Inseguridad, apartado 5, página 203.]

2. Aunque nuestras amistades terrenales nos fallen, el Señor nunca nos defraudará.

  • Salmo 27:10 Aunque mi padre y mi madre me dejaran, con todo, el Señor me recogerá.
  • Salmo 73:25,26 ¿A quién tengo yo en los Cielos sino a Ti? Y fuera [por encima] de Ti nada deseo en la Tierra. 26 Mi carne y mi corazón desfallecen; mas la roca de mi corazón y mi porción es Dios para siempre.
  • Salmo 142:4,5 Mira a mi diestra y observa, pues no hay quien me quiera conocer; no tengo refugio, ni hay quien cuide de mi vida.
  • Clamé a Ti, oh Señor; dije: Tú eres mi esperanza, y mi porción en la tierra de los vivientes.
  • Proverbios 18:24b Amigo hay más unido que un hermano.
  • Isaías 49:15,16 ¿Se olvidará la mujer de lo que dio a luz, para dejar de compadecerse del hijo de su vientre? Aunque olvide ella, Yo nunca me olvidaré de ti. 16 He aquí que en las palmas de las manos te tengo esculpida; delante de Mí están siempre tus muros.
  • Isaías 66:13a Como aquel a quien consuela su madre, así os consolaré Yo [dice el Señor] a vosotros.
  • Juan 14:18 No os dejaré huérfanos; vendré a vosotros. [V. también Isaías 51:12a; Juan 14:16.]
  • 2 Tesalonicenses 2:16,17 El mismo Jesucristo Señor nuestro, y Dios nuestro Padre, el cual nos amó y nos dio consolación eterna y buena esperanza por gracia, 17 conforte vuestros corazones, y os confirme en toda buena palabra y obra.

3. A veces el Señor permite que nos sintamos solos para que acudamos a Él.

  • Salmo 38:11,15 Mis amigos y mis compañeros se mantienen lejos de mi plaga, y mis cercanos se han alejado. […] 15 Porque en Ti, oh Señor, he esperado; Tú responderás, Señor Dios mío.
  • Salmo 63:1,5-7 Dios, Dios mío eres Tú; de madrugada te buscaré; mi alma tiene sed de Ti, mi carne te anhela, en tierra seca y árida donde no hay aguas. […] Como de meollo y de grosura será saciada mi alma, y con labios de júbilo te alabará mi boca, Cuando me acuerde de Ti en mi lecho, cuando medite en Ti en las vigilias de la noche. Porque has sido mi socorro, y así en la sombra de Tus alas me regocijaré.
  • Salmo 73:25,26,28a ¿A quién tengo yo en los Cielos sino a Ti? Y fuera de ti nada deseo en la Tierra. 26 Mi carne y mi corazón desfallecen; mas la roca de mi corazón y mi porción es Dios para siempre. […] 28a Pero en cuanto a mí, el acercarme a Dios es el bien.
  • Salmo 84:10a Mejor es un día en Tus atrios que mil fuera de ellos.
  • Cantares 3:3,4a Me hallaron los guardas que rondan la ciudad, y les dije: ¿Habéis visto al que ama mi alma? 4a Apenas hube pasado de ellos un poco, hallé luego al que ama mi alma; lo así, y no lo dejé.
  • Isaías 26:9a Con mi alma te he deseado en la noche, y en tanto que me dure el espíritu dentro de mí, madrugaré a buscarte.
  • Mateo 22:37 Jesús le dijo: Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente.
  • Filipenses 3:8 Ciertamente, aun estimo todas las cosas como pérdida por la excelencia del conocimiento de Cristo Jesús, mi Señor, por amor del cual lo he perdido todo, y lo tengo por basura, para ganar a Cristo,
  • Colosenses 2:10a Vosotros estáis completos en Él.
  • Colosenses 3:2 Poned la mira en las cosas de arriba, no en las de la tierra.

4. El propio Jesús se sintió y se siente a veces solo y abandonado.

  • Isaías 53:3,4,6b,12b Despreciado y desechado entre los hombres, varón de dolores, experimentado en quebranto; y como que escondimos de Él el rostro, fue menospreciado, y no lo estimamos.
  • Él herido fue por nuestras rebeliones, y sufrió nuestros dolores; y nosotros le tuvimos por azotado, por herido de Dios y abatido. […] 6b el Señor cargó en Él el pecado de todos nosotros. […] 12b Por cuanto derramó Su vida hasta la muerte, y fue contado con los pecadores, habiendo Él llevado el pecado de muchos, y orado por los transgresores.
  • Mateo 26:56b [La noche en que Jesús se encontraba en el huerto de Getsemaní lo abandonaron Sus más fieles seguidores:] Entonces todos los discípulos, dejándole, huyeron.
  • Mateo 27:46 [A fin de salvarnos, Jesús sufrió la soledad en su máxima expresión; es decir, supo lo que es estar separado de Dios y pasar por la muerte:] Cerca de la hora novena, Jesús clamó a gran voz, diciendo: Elí, Elí, ¿lama sabactani? Esto es: Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has desamparado? [V. el Salmo 22.]
  • Hebreos 4:15-16 No tenemos un sumo sacerdote que no pueda compadecerse de nuestras debilidades, sino uno que fue tentado en todo según nuestra semejanza, pero sin pecado. 16 Acerquémonos, pues, confiadamente al trono de la gracia, para alcanzar misericordia y hallar gracia para el oportuno socorro.

5. Un antídoto para la soledad es tomar la iniciativa de ofrecer nuestra amistad a los demás.

  • Job 2:11 Tres amigos de Job, Elifaz temanita, Bildad suhita, y Zofar naamatita, luego que oyeron todo este mal que le había sobrevenido, vinieron cada uno de su lugar; porque habían convenido en venir juntos para condolerse de él y para consolarle.
  • Job 6:14a El atribulado es consolado por su compañero.
  • 1 Samuel 23:16 [El trato con otros puede infundir ánimo.] Jonatán hijo de Saúl fue a ver a David en Hores, y lo animó a seguir confiando en Dios [NVI].
  • Proverbios 18:24a El hombre que tiene [o desea tener] amigos ha de mostrarse amigo.
  • Proverbios 27:10b Mejor es el vecino cerca que el hermano lejos.
  • Lucas 6:31 Como queréis que hagan los hombres con vosotros, así también haced vosotros con ellos.
  • 1 Corintios 10:13a [En algún momento, todos llegamos a sentirnos solos.] No os ha sobrevenido ninguna tentación que no sea humana.
  • Filipenses 2:4 No mirando cada uno por lo suyo propio, sino cada cual también por lo de los otros.
  • 1 Tesalonicenses 3:12a El Señor os haga crecer y abundar en amor unos para con otros y para con todos.

6. Evangelizar a los perdidos ayuda a contrarrestar la soledad.

  • Salmo 126:5,6 Los que sembraron con lágrimas, con regocijo segarán. Irá andando y llorando el que lleva la preciosa semilla; mas volverá a venir con regocijo, trayendo sus gavillas.
  • Mateo 5:15-16 Ni se enciende una luz y se pone debajo de un almud, sino sobre el candelero, y alumbra a todos los que están en casa. 16 Así alumbre vuestra luz delante de los hombres, para que vean vuestras buenas obras, y glorifiquen a vuestro Padre que está en los Cielos.
  • Lucas 14:23 Dijo el señor al siervo: Ve por los caminos y por los vallados, y fuérzalos a entrar, para que se llene mi casa.
  • Romanos 10:14,15 ¿Cómo, pues, invocarán a aquel en el cual no han creído? ¿Y cómo creerán en aquel de quien no han oído? ¿Y cómo oirán sin haber quien les predique? 15 ¿Y cómo predicarán si no fueren enviados? Como está escrito: ¡Cuán hermosos son los pies de los que anuncian la paz, de los que anuncian buenas nuevas!

7. Manifestando verdadero amor se hace fácil ganar amigos.

  • Juan 12:32 Yo, si fuere levantado de la tierra, a todos atraeré a Mí mismo.
  • 2 Corintios 9:6 Esto digo: El que siembra escasamente, también segará escasamente; y el que siembra generosamente, generosamente también segará.
  • Colosenses 3:14 Sobre todas estas cosas vestíos de amor, que es el vínculo perfecto.
  • 1 Pedro 3:8 Sed todos de un mismo sentir, compasivos, amándoos fraternalmente, misericordiosos, amigables. [V. también
  • 1 Pedro 4:8.]
  • 1 Corintios 13:8a El amor nunca deja de ser.

Extraído del libro devocional “Una Vida mas feliz” – Aurora Productions

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: