Versiculos Biblicos sobre la Tranquilidad

Definición: Sosiego, quietud, mansedumbre, falta de agitación o nerviosismo.

1. Un temperamento apacible evidencia fortaleza de espíritu.

  • Eclesiastés 7:8 Mejor es el fin del negocio que su principio; mejor es el sufrido de espíritu que el altivo de espíritu.
  • Isaías 30:15a Así dijo el Señor Dios, el Santo de Israel: En descanso y en reposo seréis salvos; en quietud y en confianza será vuestra fortaleza.
  • Lucas 21:19 Con vuestra paciencia ganaréis vuestras almas.
  • 1 Pedro 3:4 [Que nuestro atavío sea el] interno, el del corazón, en el incorruptible ornato de un espíritu afable y apacible, que es de grande estima delante de Dios.

2. La tranquilidad y la mansedumbre de espíritu y de comportamiento es una virtud que se puede adquirir.

  • Salmo 131:2 En verdad que me he comportado y he acallado mi alma como un niño destetado de su madre; como un niño destetado está mi alma.
  • Isaías 7:4a Guarda, y repósate; no temas, ni se turbe tu corazón.
  • Sofonías 2:3a Buscad al Señor todos los humildes de la tierra, los que pusisteis por obra su juicio; buscad justicia, buscad mansedumbre.
  • 1 Tesalonicenses 4:11a Que procuréis tener tranquilidad.
  • [V. también 1 Timoteo 2:1-3.]
  • 2 Tesalonicenses 3:11,12 Oímos que algunos de entre vosotros andan desordenadamente, no trabajando en nada, sino entremetiéndose en lo ajeno. 12 A los tales mandamos y exhortamos por nuestro Señor Jesucristo, que trabajando sosegadamente, coman su propio pan.
  • Santiago 1:19a Mis amados hermanos, todo hombre sea pronto para oír, tardo para hablar.

3. El Señor bendice el que haya un ambiente de tranquilidad.

  • Proverbios 17:1 Mejor es un bocado seco, y en paz, que casa de contiendas llena de provisiones.
  • Eclesiastés 4:6 Más vale un puño lleno con descanso, que ambos puños llenos con trabajo y aflicción de espíritu.
  • Eclesiastés 9:17 Las palabras del sabio escuchadas en quietud, son mejores que el clamor del señor entre los necios.

4. Adoptando una actitud tranquila ante el Señor demostramos fe en que Él obrará a favor nuestro. Es señal de fe y confianza.

  • Éxodo 14:13a Moisés dijo al pueblo: No temáis; estad firmes, y ved la salvación que el Señor hará hoy con vosotros.
  • Job 22:21 [Un amigo de Job lo exhorta:] Vuelve ahora en amistad con Él, y tendrás paz; y por ello te vendrá bien.
  • Salmo 42:5 ¿Por qué te abates, oh alma mía, y te turbas dentro de mí? Espera en Dios; porque aún he de alabarle, Salvación mía y Dios mío.
  • Isaías 40:31 Los que esperan al Señor tendrán nuevas fuerzas; levantarán alas como las águilas; correrán, y no se cansarán; caminarán, y no se fatigarán.
  • Lamentaciones 3:26 Bueno es esperar en silencio la salvación del Señor.
  • Hechos 19:36 Puesto que esto no puede contradecirse, es necesario que os apacigüéis, y que nada hagáis precipitadamente.
  • Filipenses 4:6,7 Por nada estéis afanosos, sino sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias. Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús.
  • Colosenses 3:15a La paz de Dios gobierne en vuestros corazones.
  • Hebreos 4:9-11 Queda un reposo para el pueblo de Dios. 10 Porque el que ha entrado en su reposo, también ha reposado de sus obras, como Dios de las suyas. 11 Procuremos, pues, entrar en aquel reposo, para que ninguno caiga en semejante ejemplo de desobediencia.

5. Preocuparse y tratar de resolver los asuntos con las energías de la carne es inútil. Además, no nos permite hacer las cosas como Dios quiere.

  • Salmo 37:7-9 [Podemos elegir entre esperar a que el Señor nos oriente, y preocuparnos y terminar en una situación que no es acorde con la voluntad de Dios.] Guarda silencio ante el Señor, y espera en Él. No te alteres con motivo del que prospera en su camino, por el hombre que hace maldades. Deja la ira, y desecha el enojo; no te excites en manera alguna a hacer lo malo. Porque los malignos serán destruidos, pero los que esperan en el Señor, ellos heredarán la Tierra.
  • Salmo 39:6a Ciertamente como una sombra es el hombre; ciertamente en vano se afana.
  • Salmo 127:2 Por demás es que os levantéis de madrugada, y vayáis tarde a reposar, y que comáis pan de dolores; pues que a Su amado dará Dios el sueño.
  • Lucas 10:38-42 [María se quedó sentada escuchando a Jesús, mientras que Marta cada vez se afanaba más, a tal grado que se quejó equivocadamente al Señor de su hermana.] Aconteció que yendo de camino, entró en una aldea; y una mujer llamada Marta le recibió en su casa. 39 Esta tenía una hermana que se llamaba María, la cual, sentándose a los pies de Jesús, oía su palabra. 40 Pero Marta se preocupaba con muchos quehaceres, y acercándose, dijo: Señor, ¿no te da cuidado que mi hermana me deje servir sola? Dile, pues, que me ayude. 41 Respondiendo Jesús, le dijo: Marta, Marta, afanada y turbada estás con muchas cosas. 42 Pero sólo una cosa es necesaria; y María ha escogido la buena parte, la cual no le será quitada.
  • Lucas 12:25,26 ¿Quién de vosotros podrá con afanarse añadir a su estatura un codo? 26 Pues si no podéis ni aun lo que es menos, ¿por qué os afanáis por lo demás?

6. Guardar silencio ante el Señor nos ayuda a prestar atención a lo que nos dice y a las instrucciones que nos da.

  • Números 9:8 Moisés les respondió: Esperad, y oiré lo que ordena el Señor acerca de vosotros.
  • 1 Samuel 3:7-10 Samuel no había conocido aún al Señor, ni la Palabra del Señor le había sido revelada. El Señor, pues, llamó la tercera vez a Samuel. Y él se levantó y vino a Elí, y dijo: Heme aquí; ¿para qué me has llamado? Entonces entendió Elí que el Señor llamaba al joven. Y dijo Elí a Samuel: Ve y acuéstate; y si te llamare, dirás: Habla, Señor, porque Tu siervo oye. Así se fue Samuel, y se acostó en su lugar. 10 Y vino el Señor y se paró, y llamó como las otras veces: ¡Samuel, Samuel! Entonces Samuel dijo: Habla, porque Tu siervo oye.
  • 1 Samuel 9:27 Descendiendo ellos al extremo de la ciudad, dijo Samuel a Saúl: Di al criado que se adelante (y se adelantó el criado), mas espera tú un poco para que te declare la Palabra de Dios.
  • 1 Samuel 12:7 Ahora, pues, aguardad, y contenderé con vosotros delante del Señor acerca de todos los hechos de salvación que el Señor ha hecho con vosotros y con vuestros padres.
  • Job 37:14b Deténte, y considera las maravillas de Dios.
  • Salmo 4:4 Temblad, y no pequéis; meditad en vuestro corazón estando en vuestra cama, y callad. Selah.
  • Salmo 25:9 Encaminará a los humildes por el juicio, y enseñará a los mansos su carrera.
  • Salmo 46:10a Estad quietos, y conoced que Yo soy Dios.
  • Habacuc 2:20 El Señor está en Su santo templo; calle delante de Él toda la Tierra. [V. también Zacarías 2:13.]
  • Santiago 1:21b Recibid con mansedumbre la Palabra implantada, la cual puede salvar vuestras almas.

7. La certidumbre de que estamos esforzándonos al máximo por agradar al Señor y hacer Su voluntad nos da tranquilidad de espíritu y paz interior.

  • 2 Crónicas 20:30 El reino de Josafat tuvo paz, porque su Dios le dio paz por todas partes.
  • Salmo 37:37 Considera al íntegro, y mira al justo; porque hay un final dichoso para el hombre de paz.
  • Salmo 119:165 Mucha paz tienen los que aman Tu ley, y no hay para ellos tropiezo.
  • Proverbios 1:33 El que me oyere, habitará confiadamente y vivirá tranquilo, sin temor del mal.
  • Isaías 32:17,18 El efecto de la justicia será paz; y la labor de la justicia, reposo y seguridad para siempre. 18 Y Mi pueblo habitará en morada de paz, en habitaciones seguras, y en recreos de reposo.
  • Romanos 5:1 Justificados, pues, por la fe, tenemos paz para con Dios por medio de nuestro Señor Jesucristo.

Extraído del libro devocional “Una Vida mas feliz” – Aurora Productions

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: