Versículos Bíblicos sobre las Malas Compañías

MALAS COMPAÑÍAS

1998-01-01

1. Las personas con quienes nos relacionamos influyen en nosotros para bien o para mal.

  • Proverbios 13:20 El que anda con sabios, sabio será; mas el que se junta con necios será quebrantado.
  • 1 Corintios 15:33 No erréis; las malas conversaciones corrompen las buenas costumbres.
  • Gálatas 5:7-9 [Las malas compañías pueden acarrear consecuencias funestas.] Vosotros corríais bien; ¿quién os estorbó para no obedecer a la verdad? Esta persuasión no procede de aquel que os llama. Un poco de levadura leuda toda la masa.

2. Debemos relacionarnos con quienes ejercerán buena influencia en nosotros.

  • Salmo 119:63 Compañero soy yo de todos los que te temen y guardan Tus mandamientos.
  • Proverbios 2:20 Andarás por el camino de los buenos, y seguirás las veredas de los justos.
  • Proverbios 15:31 El oído que escucha las amonestaciones de la vida, entre los sabios morará.

3. La Palabra de Dios compara las relaciones perjudiciales con trampas tendidas por el Diablo.

  • Éxodo 23:33 [Cuando el pueblo de Israel entraba a la tierra prometida, Dios les ordenó claramente que no tuvieran trato con los pagamos que habitaban aquellas tierras:] En tu tierra no habitarán, no sea que te hagan pecar contra mí sirviendo a sus dioses, porque te será tropiezo. [V. también Números 33:52.]
  • Éxodo 34:12 Guárdate de hacer alianza con los moradores de la tierra donde has de entrar, para que no sean tropezadero en medio de ti.
  • Deuteronomio 12:30 Guárdate que no tropieces yendo en pos de ellas [de las naciones no creyentes], después que sean destruidas delante de ti; no preguntes acerca de sus dioses, diciendo: De la manera que servían aquellas naciones a sus dioses, yo también les serviré.
  • Salmo 106:34 [Nefastas fueron las consecuencias cuando el pueblo de Dios no se apartó de sus vecinos mundanos, con los cuales el Señor le había prohibido vivir:] No destruyeron a los pueblos que el Señor les dijo; 35 Antes se mezclaron con las naciones, y aprendieron sus obras, 36 y sirvieron a sus ídolos, los cuales fueron causa de su ruina. 37 Sacrificaron sus hijos y sus hijas a los demonios. […] 39 Se contaminaron así con sus obras […]. 40 Se encendió, por tanto, el furor del Señor sobre Su pueblo, y abominó Su heredad. 41 Los entregó en poder de las naciones, y se enseñorearon de ellos los que les aborrecían. 42Sus enemigos los oprimieron, y fueron quebrantados debajo de su mano. 43 Muchas veces los libró; mas ellos se rebelaron contra Su consejo, y fueron humillados por su maldad.
  • Proverbios 22:5 Espinos y lazos hay en el camino del perverso; el que guarda su alma se alejará de ellos.

4. Las relaciones que no nos convienen pueden inducirnos a ceder en nuestras convicciones.

  • Proverbios 12:26 El justo sirve de guía a su prójimo; mas el camino de los impíos les hace errar.
  • Proverbios 16:29 El hombre malo lisonjea a su prójimo, y le hace andar por camino no bueno.
  • Proverbios 19:27 [El contacto excesivo con las corrientes de opinión, la música y las películas mundanas, o con medios masivos de información como la televisión, puede llevarnos por mal camino.] Cesa, hijo mío, de oír las enseñanzas que te hacen divagar de las razones de sabiduría.
  • Proverbios 22:24,25 No te entremetas con el iracundo, ni te acompañes con el hombre de enojos, 25 no sea que aprendas sus maneras, y tomes lazo para tu alma.
  • Eclesiastés 9:18b Un pecador destruye mucho bien.
  • 1 Corintios 5:6 No es buena vuestra jactancia. ¿No sabéis que un poco de levadura leuda toda la masa?

5. El Enemigo nos tienta haciendo que la vida de los impíos parezca atractiva. Reflexionemos, sin embargo, en el destino de los impíos.

  • Proverbios 24:1 No tengas envidia de los hombres malos, ni desees estar con ellos.
  • Salmo 37:1b,2 [Recordemos que las cosas buenas que los impíos parecen disfrutar no son sino deleites temporales:] Ni tengas envidia de los que hacen iniquidad. Porque como hierba serán pronto cortados, y como la hierba verde se secarán.
  • Salmo 73:3,17,18 Tuve envidia de los arrogantes, viendo la prosperidad de los impíos. 17 Hasta que entrando en el santuario de Dios, comprendí el fin de ellos. 18 Ciertamente los has puesto en deslizaderos; en asolamientos los harás caer.
  • Salmo 141:4 No dejes que se incline mi corazón a cosa mala, a hacer obras impías con los que hacen iniquidad; y no coma yo de sus deleites.
  • Proverbios 23:6,7 No comas pan con el avaro, ni codicies sus manjares; porque cual es su pensamiento en su corazón, tal es él. Come y bebe, te dirá; mas su corazón no está contigo.

6. Hace falta convicción para separarse voluntariamente de relaciones infructíferas y perniciosas.

  • Salmo 1:1 Bienaventurado el varón que no anduvo en consejo de malos, ni estuvo en camino de pecadores, ni en silla de escarnecedores se ha sentado. [V. también Génesis 49:6a.]
  • Salmo 26:4,5 No me he sentado con hombres hipócritas, ni entré con los que andan simuladamente. Aborrecí la reunión de los malignos, y con los impíos nunca me senté.
  • Salmo 84:10 Mejor es un día en Tus atrios que mil fuera de ellos. Escogería antes estar a la puerta de la casa de mi Dios que habitar en las moradas de maldad.
  • Salmo 101:4,7 Corazón perverso se apartará de mí; no conoceré al malvado. No habitará dentro de mi casa el que hace fraude; el que habla mentiras no se afirmará delante de mis ojos.
  • Salmo 119:115 Apartaos de mí, malignos, pues yo guardaré los mandamientos de mi Dios.
  • Salmo 139:19-22 De cierto, oh Dios, harás morir al impío; apartaos, pues, de mí, hombres sanguinarios. 20 Porque blasfemias dicen ellos contra Ti; Tus enemigos toman en vano Tu nombre.
  • 21 ¿No odio, oh Señor, a los que te aborrecen, y me enardezco contra Tus enemigos? 22 Los aborrezco por completo; los tengo por enemigos.
  • Proverbios 1:10,15 Hijo mío, si los pecadores te quisieren engañar, no consientas. 15 Hijo mío, no andes en camino con ellos. Aparta tu pie de sus veredas.
  • Proverbios 9:6 Dejad las simplezas, y vivid, y andad por el camino de la inteligencia.
  • 2 Corintios 6:14,17 No os unáis en yugo desigual con los incrédulos; porque ¿qué compañerismo tiene la justicia con la injusticia? ¿Y qué comunión la luz con las tinieblas? […] 17 Por lo cual, salid de en medio de ellos, y apartaos, dice el Señor, y no toquéis lo inmundo; y Yo os recibiré,
  • Efesios 5:11 No participéis en las obras infructuosas de las tinieblas, sino más bien reprendedlas.
  • Apocalipsis 18:4 Oí otra voz del Cielo, que decía: Salid de ella [de Babilonia], pueblo Mío, para que no seáis partícipes de sus pecados, ni recibáis parte de sus plagas. [V. también Jeremías 51:6.]

7. Si andamos con malas compañías, se nos castigará junto con ellas.

  • Génesis 13:12,13; 2 Pedro 2:7,8 [Lot eligió las comodidades que ofrecía la malvada ciudad de Sodoma y sufrió las consecuencias. Perdió a su esposa y su alma se turbó:] Abram acampó en la tierra de Canaán, en tanto que Lot habitó en las ciudades de la llanura, y fue poniendo sus tiendas hasta Sodoma. 13 Mas los hombres de Sodoma eran malos y pecadores contra el Señor en gran manera. [Dios sacó a Lot de Sodoma; sin embargo, Lot sufrió todos los años que vivió en aquella ciudad:] 2 Pedro 2:7 y [Dios] libró al justo Lot, abrumado por la nefanda conducta de los malvados (porque este justo, que moraba entre ellos, afligía cada día su alma justa, viendo y oyendo los hechos inicuos de ellos). [V. el capítulo 19 de Génesis.]
  • Números 16:26 [Moisés advirtió a sus hermanos que no se relacionaran con los que fomentaban disensión entre las filas del pueblo de Israel.] Él habló a la congregación, diciendo: Apartaos ahora de las tiendas de estos hombres impíos, y no toquéis ninguna cosa suya, para que no perezcáis en todos sus pecados. [Posteriormente el Señor acabó con ellos. V. los versículos 31-35.]
  • 2 Crónicas 19:2b ¿Al impío das ayuda, y amas a los que aborrecen al Señor? Pues ha salido de la presencia del Señor ira contra ti por esto.
  • Esdras 9:14 ¿Hemos de volver a infringir Tus mandamientos, y a emparentar con pueblos que cometen estas abominaciones? ¿No te indignarías contra nosotros hasta consumirnos, sin que quedara remanente ni quien escape?
  • Proverbios 21:16 El hombre que se aparta del camino de la sabiduría vendrá a parar en la compañía de los muertos.
  • [V. también Proverbios 27:8.]
  • Proverbios 28:19b El que sigue a los ociosos se llenará de pobreza.
  • Efesios 5:6-8 Nadie os engañe con palabras vanas, porque por estas cosas viene la ira de Dios sobre los hijos de desobediencia.
  • No seáis, pues, partícipes con ellos. Porque en otro tiempo erais tinieblas, mas ahora sois luz en el Señor; andad como hijos de luz
  • 2 Juan 1:10,11 Si alguno viene a vosotros, y no trae esta doctrina, no lo recibáis en casa, ni le digáis: ¡Bienvenido! 11 Porque el que le dice: ¡Bienvenido! participa en sus malas obras.

8. Ni siquiera debemos relacionarnos con otros cristianos que persisten en desobedecer.

  • Romanos 16:17 Os ruego, hermanos, que os fijéis en los que causan divisiones y tropiezos en contra de la doctrina que vosotros habéis aprendido, y que os apartéis de ellos. [V. también
  • Mateo 18:15-17.]
  • 1 Corintios 5:11 Más bien os escribí que no os juntéis con ninguno que, llamándose hermano, fuere fornicario, o avaro, o idólatra, o maldiciente, o borracho, o ladrón; con el tal ni aun comáis.
  • 2 Tesalonicenses 3:6 Os ordenamos, hermanos, en el nombre de nuestro Señor Jesucristo, que os apartéis de todo hermano que ande desordenadamente, y no según la enseñanza que recibisteis de nosotros.
  • 2 Tesalonicenses 3:14,15 Si alguno no obedece a lo que decimos por medio de esta carta, a ése señaladlo, y no os juntéis con él, para que se avergüence. 15 Mas no lo tengáis por enemigo, sino amonestadle como a hermano.
  • 1 Timoteo 6:3-5 Si alguno enseña otra cosa, y no se conforma a las sanas palabras de nuestro Señor Jesucristo, y a la doctrina que es conforme a la piedad, está envanecido, nada sabe, y delira acerca de cuestiones y contiendas de palabras, de las cuales nacen envidias, pleitos, blasfemias, malas sospechas, disputas necias de hombres corruptos de entendimiento y privados de la verdad, que toman la piedad como fuente de ganancia; apártate de los tales.
  • 2 Timoteo 3:5 [En los días postreros, algunos] tendrán apariencia de piedad, pero negarán la eficacia de ella; a éstos evita.
  • Tito 3:10 Al hombre que cause divisiones, después de una y otra amonestación deséchalo.
  • 2 Pedro 2:18-22 Hablando palabras infladas y vanas, seducen con concupiscencias de la carne y disoluciones a los que verdaderamente habían huido de los que viven en error. 19 Les prometen libertad, y son ellos mismos esclavos de corrupción. Porque el que es vencido por alguno es hecho esclavo del que lo venció. 20 Ciertamente, si habiéndose ellos escapado de las contaminaciones del mundo, por el conocimiento del Señor y Salvador Jesucristo, enredándose otra vez en ellas son vencidos, su postrer estado viene a ser peor que el primero. 21 Porque mejor les hubiera sido no haber conocido el camino de la justicia, que después de haberlo conocido, volverse atrás del santo mandamiento que les fue dado. 22 Pero les ha acontecido lo del verdadero proverbio: El perro vuelve a su vómito, y la puerca lavada a revolcarse en el cieno.

9. Pidamos al Señor ayuda, buen juicio y discernimiento para librarnos de la trampa de las malas compañías.

  • Génesis 49:6 [El patriarca Jacob oró hasta para que el Señor no lo dejara escuchar los malos consejos de sus hijos descarriados Simeón y Leví:] En su consejo no entre mi alma, ni mi espíritu se junte en su compañía. Porque en su furor mataron hombres, y en su temeridad desjarretaron toros.
  • Salmo 56:13 Has librado mi alma de la muerte, y mis pies de caída, para que ande delante de Dios en la luz de los que viven.
  • Salmo 141:4 [El rey David rezó:] No dejes que se incline mi corazón a cosa mala, a hacer obras impías con los que hacen iniquidad; y no coma yo de sus deleites.
  • Salmo 119:51 Los soberbios se burlaron mucho de mí, mas no me he apartado de Tu ley.
  • Proverbios 2:11,12 La discreción te guardará; te preservará la inteligencia, 12 para librarte del mal camino, de los hombres que hablan perversidades.
  • Proverbios 9:6 Dejad las simplezas, y vivid, y andad por el camino de la inteligencia.
  • Proverbios 14:7 Vete de delante del hombre necio, porque en él no hallarás labios de ciencia.
  • Mateo 6:13 No nos dejes caer en tentación, mas líbranos del mal; porque Tuyo es el Reino, y el poder, y la gloria, por todos los siglos. Amén.

Extraído del libro devocional “Una Vida mas feliz” – Aurora Productions

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: