Versiculos biblicos sobre los Secretos

1. Guardar secretos es muestra de fidelidad y lealtad.

  • Josué 2:1,4,14 [Rahab sabía que el Señor entregaría la tierra al pueblo de Israel. Por ello hospedó en secreto y escondió a los dos espías.] Josué hijo de Nun envió desde Sitim dos espías secretamente, diciéndoles: Andad, reconoced la tierra, y a Jericó. Y ellos fueron, y entraron en casa de una ramera que se llamaba Rahab, y posaron allí. […] Pero la mujer había tomado a los dos hombres y los había escondido; y dijo [a los soldados de Jericó que buscaban a los hombres de Israel]: Es verdad que unos hombres vinieron a mí, pero no supe de dónde eran. […] 14 Ellos [los que Rahab había escondido] le respondieron [después de que se marcharon los soldados]: Nuestra vida responderá por la vuestra, si no denunciareis este asunto nuestro; y cuando el Señor nos haya dado la tierra, nosotros haremos contigo misericordia y verdad. [En los versículos 1-21 y en 6:17-25 se puede leer el relato completo. Asimismo, en Hebreos 11:31, Rahab, antepasada de David y de Jesús, es incluida en una relación de personas que manifestaron gran fe.]
  • Proverbios 11:13 El que anda en chismes descubre el secreto; mas el de espíritu fiel lo guarda todo. [V. también Proverbios 20:19.]

2. En algunos casos, guardar un secreto puede ser de suma importancia para proteger la obra del Señor.

  • Jueces 16:4-6,15-21 [Cuando Sansón fue seducido para que revelara a Dalila el secreto de su fuerza, perdió esta. Seguidamente lo capturaron sus enemigos y lo dejaron ciego.] Vinieron a [Dalila] los príncipes de los filisteos, y le dijeron: Engáñale e infórmate en qué consiste su gran fuerza, y cómo lo podríamos vencer, para que lo atemos y lo dominemos; y cada uno de nosotros te dará mil cien siclos de plata. Y Dalila dijo a Sansón: Yo te ruego que me declares en qué consiste tu gran fuerza, y cómo podrás ser atado para ser dominado. [… ]16 Y aconteció que, presionándole ella cada día con sus palabras e importunándole, su alma fue reducida a mortal angustia. 17 Le descubrió, pues, todo su corazón, y le dijo: Nunca a mi cabeza llegó navaja; porque soy nazareo de Dios desde el vientre de mi madre. Si fuere rapado, mi fuerza se apartará de mí, y me debilitaré y seré como todos los hombres. 18 Viendo Dalila que él le había descubierto todo su corazón, envió a llamar a los principales de los filisteos […]. 19 Y ella hizo que él se durmiese sobre sus rodillas, y llamó a un hombre, quien le rapó las siete guedejas de su cabeza; y ella comenzó a afligirlo, pues su fuerza se apartó de él. […] 21 Mas los filisteos le echaron mano, y le sacaron los ojos, y le llevaron a Gaza; y le ataron con cadenas para que moliese en la cárcel. [Sansón había peleado con gran fuerza contra los enemigos de Israel, pero aquel error le costó su libertad, su vista y, a la larga, la vida. Sin embargo, el Señor obtuvo una victoria de lo que parecía una derrota cuando los filisteos pusieron en ridículo a un ya arrepentido Sansón. Éste echó abajo el templo pagano en que se encontraban, y con ello se ganó un puesto en la galería de personajes famosos de Dios. V. Jueces 6:28-31 y Hebreos 11:32.]
  • 1 Samuel 19:1b,2 Jonatán hijo de Saúl amaba a David en gran manera, 2 y dio aviso a David, diciendo: Saúl mi padre procura matarte; por tanto cuídate hasta la mañana, y estáte en lugar oculto y escóndete. [V. también 1 Samuel 20:19.]
  • Proverbios 13:3 El que guarda su boca guarda su alma; mas el que mucho abre sus labios tendrá calamidad.
  • Jeremías 36:19 [Luego que el escriba Baruc leyera a los príncipes la profecía de Jeremías contra Jerusalén y los príncipes, estos últimos debían elaborar un informe para llevárselo al rey. Como dieron por sentado que al rey no le caería muy bien el mensaje, los príncipes recomendaron lo siguiente a Baruc:] Dijeron los príncipes a Baruc: Ve y escóndete, tú y Jeremías , y nadie sepa dónde estáis.
  • Daniel 12:4a [Después que el ángel diera a Daniel una profecía muy concreta sobre el Tiempo del Fin, añadió:] Tú, Daniel, cierra las palabras y sella el libro hasta el tiempo del fin. [V. también Apocalipsis 10:4 y 5:1-5.]
  • Mateo 12:14-16 Salidos los fariseos, tuvieron consejo contra Jesús para destruirle. 15 Sabiendo esto Jesús, se apartó de allí; y le siguió mucha gente, y sanaba a todos, 16 y les encargaba rigurosamente que no le descubriesen.
  • Lucas 20:2-8,20 [Jesús responde sagazmente a una pregunta del sumo sacerdote y los escribas.] Hablaron diciendo: Dinos: ¿con qué autoridad haces estas cosas? ¿o quién es el que te ha dado esta autoridad? Respondiendo Jesús, les dijo: Os haré Yo también una pregunta; respondedme: El bautismo de Juan, ¿era del Cielo, o de los hombres? Entonces ellos discutían entre sí, diciendo: Si decimos, del Cielo, dirá: ¿Por qué, pues, no le creísteis? Y si decimos, de los hombres, todo el pueblo nos apedreará; porque están persuadidos de que Juan era profeta. Y respondieron que no sabían de dónde fuese. 8Entonces Jesús les dijo: Yo tampoco os diré con qué autoridad hago estas cosas. […] 20 Y acechándole enviaron espías que se simulasen justos, a fin de sorprenderle en alguna palabra, para entregarle al poder y autoridad del gobernador.
  • [V. también Marcos 12:13.]
  • Juan 2:24,25 Jesús mismo no se fiaba de ellos [de las masas que lo seguían después de haber visto Sus milagros], porque conocía a todos, 25 y no tenía necesidad de que nadie le diese testimonio del hombre, pues Él sabía lo que había en el hombre.
  • Juan 7:1 Después de estas cosas, andaba Jesús en Galilea; pues no quería andar en Judea, porque los judíos procuraban matarle.
  • Estaba cerca la fiesta de los judíos, la de los tabernáculos; y le dijeron Sus hermanos: Sal de aquí, y vete a Judea, para que también Tus discípulos vean las obras que haces. Porque ninguno que procura darse a conocer hace algo en secreto. Si estas cosas haces, manifiéstate al mundo. Entonces Jesús les dijo: Mi tiempo aún no ha llegado, mas vuestro tiempo siempre está presto. No puede el mundo aborreceros a vosotros; mas a Mí me aborrece, porque Yo testifico de él, que sus obras son malas. Subid vosotros a la fiesta; Yo no subo todavía a esa fiesta, porque Mi tiempo aún no se ha cumplido. Y habiéndoles dicho esto, se quedó en Galilea. 10 Pero después que Sus hermanos habían subido, entonces Él también subió a la fiesta, no abiertamente, sino como en secreto.
  • 11 Y le buscaban los judíos en la fiesta, y decían: ¿Dónde está aquél? 12 Y había gran murmullo acerca de Él entre la multitud, pues unos decían: Es bueno; pero otros decían: No, sino que engaña al pueblo. 13 Pero ninguno hablaba abiertamente de Él, por miedo a los judíos.
  • Hechos 23:21b,22 [Cuando el sobrino del apóstol Pablo tuvo noticia de una conspiración para asesinar a su tío, denunció el caso al capitán de los romanos, que gobernaban en aquel momento:] Tú no les creas; porque más de cuarenta hombres de ellos le acechan, los cuales se han juramentado bajo maldición, a no comer ni beber hasta que le hayan dado muerte; y ahora están listos esperando tu promesa. 22 Entonces el tribuno despidió al joven, mandándole que a nadie dijese que le había dado aviso de esto.
  • Hechos 26:26 [El apóstol Pablo reconoce que el rey Agripa está al tanto de sus actividades:] El rey sabe estas cosas [que el apóstol Pablo estaba predicando a Jesús], delante de quien también hablo con toda confianza. Porque no pienso que ignora nada de esto; pues no se ha hecho esto en algún rincón.

3. En algunas ocasiones, Jesús revelaba ciertos asuntos únicamente a Sus discípulos y les pedía que guardaran el secreto.

  • Mateo 9:30 [Luego de haber curado a dos ciegos:] Los ojos de ellos fueron abiertos. Y Jesús les encargó rigurosamente, diciendo: Mirad que nadie lo sepa.
  • Mateo 13:10-17 Entonces, acercándose los discípulos, le dijeron: ¿Por qué les hablas por parábolas? 11 Él respondiendo, les dijo: Porque a vosotros os es dado saber los misterios del Reino de los Cielos; mas a ellos no les es dado. […] 13 Por eso les hablo por parábolas: porque viendo no ven, y oyendo no oyen, ni entienden. 14 De manera que se cumple en ellos la profecía de Isaías, que dijo: De oído oiréis, y no entenderéis; y viendo veréis, y no percibiréis.
  • 15 Porque el corazón de este pueblo se ha engrosado, y con los oídos oyen pesadamente, y han cerrado sus ojos; para que no vean con los ojos, y oigan con los oídos, y con el corazón entiendan, y se conviertan, y Yo los sane. 16 Pero bienaventurados vuestros ojos, porque ven; y vuestros oídos, porque oyen. 17 Porque de cierto os digo, que muchos profetas y justos desearon ver lo que veis, y no lo vieron; y oír lo que oís, y no lo oyeron. [V. también
  • Marcos 4:10-12.]
  • Mateo 13:34,35; Marcos 4:34 Todo esto habló Jesús por parábolas a la gente, y sin parábolas no les hablaba; 35 para que se cumpliese lo dicho por el profeta, cuando dijo: Abriré en parábolas mi boca; declararé cosas escondidas desde la fundación del mundo. Marcos 4:34 Y sin parábolas no les hablaba; aunque a Sus discípulos en particular les declaraba todo.
  • Marcos 1:43-45 [Jesús cura a un leproso.] Le encargó rigurosamente, y le despidió luego, 44 y le dijo: Mira, no digas a nadie nada, sino ve, muéstrate al sacerdote, y ofrece por tu purificación lo que Moisés mandó, para testimonio a ellos. 45 Pero ido él, comenzó a publicarlo mucho y a divulgar el hecho, de manera que ya Jesús no podía entrar abiertamente en la ciudad, sino que se quedaba fuera en los lugares desiertos; y venían a Él de todas partes.
  • Marcos 9:9 [Después de la transfiguración, cuando Moisés y Elías aparecieron y conversaron con Jesús, y de que Él anunciara su muerte:] Descendiendo ellos del monte, les mandó [a Pedro, Santiago y Juan] que a nadie dijesen lo que habían visto, sino cuando el Hijo del Hombre hubiese resucitado de los muertos.
  • Lucas 8:56 [Jesús resucitó a la hija de Jairo:] Sus padres estaban atónitos; pero Jesús les mandó que a nadie dijesen lo que había sucedido.
  • Lucas 9:20,21 [Jesús se dirige a Sus discípulos]: ¿Y vosotros, quién decís que soy? Entonces respondiendo Pedro, dijo: El Cristo de Dios. 21 Pero Él les mandó que a nadie dijesen esto, encargándoselo rigurosamente.

4. No se deben guardar secretos cuando el objeto sea encubrir un pecado o mala acción.

  • Deuteronomio 13:6,8 [Dios manda a Su pueblo que no encubra los pecados de sus familiares y amigos:] Si te incitare tu hermano, hijo de tu madre, o tu hijo, tu hija, tu mujer o tu amigo íntimo, diciendo en secreto: Vamos y sirvamos a dioses ajenos, que ni tú ni tus padres conocisteis, no consentirás con él, ni le prestarás oído; ni tu ojo le compadecerá, ni le tendrás misericordia, ni lo encubrirás.
  • Josué 7:1,11,19,20 [Acán poseía un tesoro prohibido debajo de su tienda. Ello hizo que el pueblo de Israel perdiera la bendición de Dios:] Los hijos de Israel cometieron una prevaricación en cuanto al anatema; porque Acán […] tomó del anatema; y la ira del Señor se encendió contra los hijos de Israel. […] [El Señor dijo:] 11 Israel ha pecado, y aun han quebrantado Mi pacto que Yo les mandé; y también han tomado del anatema, y hasta han hurtado, han mentido, y aun lo han guardado entre sus enseres. […] 19 Entonces Josué dijo a Acán: Hijo mío, da gloria al Señor Dios de Israel, y dale alabanza, y declárame ahora lo que has hecho; no me lo encubras. 20 Y Acán respondió a Josué diciendo: Verdaderamente yo he pecado contra el Señor Dios de Israel, y así y así he hecho. [En el capítulo 7 se encuentra el relato completo.]
  • Proverbios 1:10 Hijo mío, si los pecadores te quisieren engañar, no consientas.
  • Proverbios 28:13 El que encubre sus pecados no prosperará; mas el que los confiesa y se aparta alcanzará misericordia.
  • Isaías 29:15 ¡Ay de los que se esconden del Señor, encubriendo el consejo, y sus obras están en tinieblas! y dicen: ¿Quién nos ve, y quién nos conoce?
  • Jeremías 23:24 ¿Se ocultará alguno, dice el Señor, en escondrijos que yo no lo vea? ¿No lleno Yo, dice el Señor, el Cielo y la Tierra?
  • 1 Timoteo 5:22b Ni participes en pecados ajenos. Consérvate puro.
  • Santiago 4:17 Al que sabe hacer lo bueno, y no lo hace, le es pecado.
  • 2 Pedro 3:17b Guardaos, no sea que arrastrados por el error de los inicuos, caigáis de vuestra firmeza.

5. Guardar secretos no es lo mismo que ser engañador.

  • 2 Corintios 4:2 Renunciamos a lo oculto y vergonzoso, no andando con astucia, ni adulterando la Palabra de Dios, sino por la manifestación de la verdad recomendándonos a toda conciencia humana delante de Dios.
  • 2 Corintios 8:21 Procurando hacer las cosas honradamente, no sólo delante del Señor sino también delante de los hombres.
  • [V. también Romanos 12:17b.]
  • Hebreos 13:18 Orad por nosotros; pues confiamos en que tenemos buena conciencia, deseando conducirnos bien en todo.
  • 1 Pedro 2:12-15 Manteniendo buena vuestra manera de vivir entre los gentiles; para que en lo que murmuran de vosotros como de malhechores, glorifiquen a Dios en el día de la visitación, al considerar vuestras buenas obras. 13 Por causa del Señor someteos a toda institución humana, ya sea al rey, como a superior, 14 ya a los gobernadores, como por Él enviados para castigo de los malhechores y alabanza de los que hacen bien. 15 Porque esta es la voluntad de Dios: que haciendo bien, hagáis callar la ignorancia de los hombres insensatos.

6. Un método muy eficaz para no revelar secretos es evitar las palabras ociosas

  • Salmo 39:1a Yo dije: Atenderé a mis caminos, para no pecar con mi lengua; guardaré mi boca con freno.
  • Salmo 141:3 Pon guarda a mi boca, oh Señor; guarda la puerta de mis labios.
  • Proverbios 10:19 En las muchas palabras no falta pecado; mas el que refrena sus labios es prudente.
  • Proverbios 17:27 El que ahorra sus palabras tiene sabiduría; de espíritu prudente es el hombre entendido.
  • Proverbios 21:23 El que guarda su boca y su lengua, su alma guarda de angustias.
  • Proverbios 29:11 El necio da rienda suelta a toda su ira, mas el sabio al fin la sosiega.
  • Eclesiastés 10:20 Ni aun en tu pensamiento digas mal del rey, ni en lo secreto de tu cámara digas mal del rico; porque las aves del cielo llevarán la voz, y las que tienen alas harán saber la palabra.
  • 1 Tesalonicenses 4:11a Que procuréis tener tranquilidad, y ocuparos en vuestros negocios.

7. Revelar secretos acaba con la confianza y la amistad.

  • Proverbios 16:28b El chismoso aparta a los mejores amigos.
  • Proverbios 18:8 [Traicionar la confianza de otros puede causar heridas profundas.] Las palabras del chismoso son como bocados suaves, y penetran hasta las entrañas.
  • Proverbios 25:9b,10a No descubras el secreto a otro, 10a no sea que te deshonre el que lo oyere.

8. Con frecuencia revelamos secretos por ser chismosos.

  • Levítico 19:16a No andarás chismeando entre tu pueblo.
  • Proverbios 20:3 Honra es del hombre dejar la contienda; mas todo insensato se envolverá en ella.
  • Proverbios 20:19 El que anda en chismes descubre el secreto; no te entremetas, pues, con el suelto de lengua.
  • 1 Tesalonicenses 4:11a Que procuréis tener tranquilidad, y ocuparos [pensad] en vuestros negocios.
  • 1 Timoteo 5:13 [Las viudas jóvenes] también aprenden a ser ociosas, andando de casa en casa; y no solamente ociosas, sino también chismosas y entremetidas, hablando lo que no debieran.

9. Para Dios no hay secretos, ni para aquellos a quienes Él decide revelárselos.

  • 1 Crónicas 28:9 Tú, Salomón, hijo mío, reconoce al Dios de tu padre, y sírvele con corazón perfecto y con ánimo voluntario; porque el Señor escudriña los corazones de todos, y entiende todo intento de los pensamientos. Si tú le buscares, lo hallarás; mas si lo dejares, Él te desechará para siempre.
  • 2 Reyes 6:8-12 [El rey de Siria estaba contrariado porque Dios contaba con un eficaz servicio de inteligencia. El profeta Eliseo estaba al tanto de toda estrategia del rey de Siria, de los secretos que guardaba con mayor celo, y se los comunicaba al rey de Israel.] Tenía el rey de Siria guerra contra Israel, y consultando con sus siervos, dijo: En tal y tal lugar estará mi campamento. Y el varón de Dios envió a decir al rey de Israel: Mira que no pases por tal lugar, porque los sirios van allí. 10Entonces el rey de Israel envió a aquel lugar que el varón de Dios había dicho; y así lo hizo una y otra vez con el fin de cuidarse. 11 Y el corazón del rey de Siria se turbó por esto; y llamando a sus siervos, les dijo: ¿No me declararéis vosotros quién de los nuestros es del rey de Israel?
  • 12 Entonces uno de los siervos dijo: No, rey señor mío, sino que el profeta Eliseo está en Israel, el cual declara al rey de Israel las palabras que tú hablas en tu cámara más secreta.
  • Salmo 44:21 ¿No demandaría Dios esto? Porque Él conoce los secretos del corazón.
  • Salmo 139:1-24 [David sabía que el Señor lo conocía a la perfección.] Oh Señor, Tú me has examinado y conocido. 2 Tú has conocido mi sentarme y mi levantarme; has entendido desde lejos mis pensamientos. Has escudriñado mi andar y mi reposo, y todos mis caminos te son conocidos. Pues aún no está la palabra en mi lengua, y he aquí, oh Señor, Tú la sabes toda. […] 23 Examíname, oh Dios, y conoce mi corazón; pruébame y conoce mis pensamientos; 24 Y ve si hay en mí camino de perversidad, y guíame en el camino eterno.
  • Proverbios 15:3 Los ojos del Señor están en todo lugar, mirando a los malos y a los buenos.
  • Eclesiastés 12:14 Dios traerá toda obra a juicio, juntamente con toda cosa encubierta, sea buena o sea mala.
  • Jeremías 17:9-10 Engañoso es el corazón más que todas las cosas, y perverso; ¿quién lo conocerá? 10 Yo el Señor, que escudriño la mente, que pruebo el corazón, para dar a cada uno según su camino, según el fruto de sus obras.
  • Daniel 2:20-23,27-30,47 [El rey Nabucodonosor pretendía que los sabios de su reino le contaran el sueño que había tenido y que encima le revelaran su significado. De lo contrario, los sentenciaría a muerte. Pero el Señor reveló a Daniel el sueño y también la interpretación:] Daniel habló y dijo: Sea bendito el nombre de Dios de siglos en siglos, porque Suyos son el poder y la sabiduría. 21 Él muda los tiempos y las edades; quita reyes, y pone reyes; da la sabiduría a los sabios, y la ciencia a los entendidos. 22 Él revela lo profundo y lo escondido; conoce lo que está en tinieblas, y con Él mora la luz. 23 A Ti, oh Dios de mis padres, te doy gracias y te alabo, porque me has dado sabiduría y fuerza, y ahora me has revelado lo que te pedimos; pues nos has dado a conocer el asunto del rey. […] 27 Daniel respondió delante del rey, diciendo: El misterio que el rey demanda, ni sabios, ni astrólogos, ni magos ni adivinos lo pueden revelar al rey. 28 Pero hay un Dios en los Cielos, el cual revela los misterios, y Él ha hecho saber al rey Nabucodonosor lo que ha de acontecer en los postreros días. He aquí tu sueño, y las visiones que has tenido en tu cama: 29 Estando tú, oh rey, en tu cama, te vinieron pensamientos por saber lo que había de ser en lo por venir; y el que revela los misterios te mostró lo que ha de ser. 30 Y a mí me ha sido revelado este misterio, no porque en mí haya más sabiduría que en todos los vivientes, sino para que se dé a conocer al rey la interpretación, y para que entiendas los pensamientos de tu corazón. […] [Luego de describir el sueño del rey, Daniel le expone la interpretación:] 47 El rey habló a Daniel, y dijo: Ciertamente el Dios vuestro es Dios de dioses, y Señor de los reyes, y el que revela los misterios, pues pudiste revelar este misterio.
  • Daniel 8:23-25 [El Señor hará que fallen los planes secretos del Anticristo.] Al fin del reinado de éstos, cuando los transgresores lleguen al colmo, se levantará un rey [el Anticristo] feroz de rostro y entendido en enigmas [estrategias secretas]. 24 Y su poder se fortalecerá, mas no con fuerza propia [sino con la del Diablo]; y causará grandes ruinas, y prosperará, y hará arbitrariamente, y destruirá a los fuertes y al pueblo de los santos. 25 Con su sagacidad hará prosperar el engaño en su mano; y en su corazón se engrandecerá, usando la paz destruirá a muchos; y se levantará contra el Príncipe de los príncipes [Jesús], pero será quebrantado, aunque no por mano humana.
  • Amós 3:7 No hará nada el Señor Dios, sin que revele Su secreto a Sus siervos los profetas.
  • Mateo 10:26b Nada hay encubierto, que no haya de ser manifestado; ni oculto, que no haya de saberse.
  • Marcos 4:21,22 [Jesús] les dijo: ¿Acaso se trae la luz para ponerla debajo del almud, o debajo de la cama? ¿No es para ponerla en el candelero? 22 Porque no hay nada oculto que no haya de ser manifestado; ni escondido, que no haya de salir a luz.
  • Marcos 13:23 Mirad; [Jesús habla acerca del Tiempo del Fin:] os lo he dicho todo antes. [V. también Isaías 44:7.]
  • Lucas 12:2,3 Nada hay encubierto, que no haya de descubrirse; ni oculto, que no haya de saberse. Por tanto, todo lo que habéis dicho en tinieblas, a la luz se oirá; y lo que habéis hablado al oído en los aposentos, se proclamará en las azoteas.
  • Juan 15:15 Ya no os llamaré siervos, porque el siervo no sabe lo que hace su señor; pero os he llamado amigos, porque todas las cosas que oí de Mi Padre, os las he dado a conocer.
  • Juan 16:12 [Sin embargo, Jesús también dijo:] Aún tengo muchas cosas que deciros, pero ahora no las podéis sobrellevar. [V. también Eclesiastés 8:5b y 1 Corintios 3:1-2.]
  • Juan 16:25,29 [Jesús señaló:] Estas cosas os he hablado en alegorías; la hora viene cuando ya no os hablaré por alegorías, sino que claramente os anunciaré acerca del Padre. […] 29 Le dijeron Sus discípulos: He aquí ahora hablas claramente, y ninguna alegoría dices.
  • Romanos 2:16 En el día en que Dios juzgará por Jesucristo los secretos de los hombres, conforme a mi evangelio.
  • Romanos 8:26,27 [El Espíritu Santo conoce los secretos que ignoramos y por los que precisamos oración; además, intercede por nosotros.] El Espíritu nos ayuda en nuestra debilidad; pues qué hemos de pedir como conviene, no lo sabemos, pero el Espíritu mismo intercede por nosotros con gemidos indecibles. 27 Mas el que escudriña los corazones sabe cuál es la intención del Espíritu, porque conforme a la voluntad de Dios intercede por los santos.
  • 1 Corintios 3:13 La obra de cada uno se hará manifiesta; porque el día la declarará, pues por el fuego será revelada; y la obra de cada uno cuál sea, el fuego la probará.
  • 1 Corintios 4:5 No juzguéis nada antes de tiempo, hasta que venga el Señor, el cual aclarará también lo oculto de las tinieblas, y manifestará las intenciones de los corazones; y entonces cada uno recibirá su alabanza de Dios.
  • Hebreos 4:12,13 La Palabra de Dios […] discierne los pensamientos y las intenciones del corazón. 13 Y no hay cosa creada que no sea manifiesta en su presencia; antes bien todas las cosas están desnudas y abiertas a los ojos de aquel a quien tenemos que dar cuenta.

Extraído del libro devocional “Una Vida mas feliz” – Aurora Productions

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: