Versículos bíblicos sobre sabiduría

Instituto Buenas Nuevas

1. La sabiduría es un don inapreciable de Dios

Proverbios 16:16
Mejor es adquirir sabiduría que oro preciado; y adquirir inteligencia vale más que la plata.

Job 28:12–19
¿Dónde se halla la sabiduría? ¿Dónde se encuentra el lugar de la inteligencia? 13 No conoce su valor el hombre, ni se halla en la tierra de los seres vivientes. 14 El abismo dice: «No está en mí», y dice el mar: «Tampoco está conmigo». 15 No se dará a cambio de oro ni su precio será a peso de plata. 16 No puede ser pagada con oro de Ofir, con ónice precioso ni con zafiro. 17 No se le pueden comparar el oro ni el diamante, ni se la cambiará por alhajas de oro fino. 18 ¿Y qué decir del coral o de las perlas? ¡La sabiduría vale más que las piedras preciosas! 19 No se iguala con ella el topacio de Etiopía, ni puede pagarse con oro fino.

Proverbios 3:13,14
Feliz el  que halla sabiduría, el que obtiene inteligencia; 14 porque son más provechosas que la plata y rinden mayores beneficios que el oro. (V. también Proverbios 16:16.)

Proverbios 8:11
Mejor es la sabiduría que las piedras preciosas; y todas las cosas que se pueden desear, no son de comparar con ella.

2. Es una de las virtudes más importantes que pueda haber

Proverbios 4:7
Lo principal es la sabiduría; adquiere sabiduría, y con todo lo que obtengas adquiere inteligencia.

Eclesiastés 7:19
Da más fuerza la sabiduría al sabio, que diez gobernantes a una ciudad.

Eclesiastés 9:16,18
Entonces dije yo: «Mejor es la sabiduría que la fortaleza. 18 Mejor es la sabiduría que las armas de guerra».

Eclesiastés 7:12
La sabiduría tiene la ventaja de darle vida al sabio.

Isaías 33:6
Reinarán en tus tiempos la sabiduría y la ciencia.

3. La sabiduría o la falta de ella pueden determinar el éxito o el fracaso, el triunfo o la derrota

Proverbios 2:10–12
Cuando la sabiduría penetre en tu corazón y el conocimiento sea grato a tu alma, 11 la discreción te guardará y te preservará la inteligencia, 12 para librarte del mal camino, de los hombres que hablan perversamente.

Proverbios 3:21–23
Conserva siempre el buen juicio, hijo mío, y no pierdas de vista la discreción, 22 pues serán para ti fuente de vida y te adornarán como un collar. 23 Podrás andar confiado por el camino y jamás tropezarás.

Proverbios 4:5,6
Adquiere sabiduría, adquiere inteligencia; no te olvides ni te apartes de las razones de mi boca; 6 no la dejes, y ella te guardará; ámala, y te conservará.

Mateo 10:16
Yo los envío como ovejas en medio de lobos; por tanto, sean astutos como las serpientes e inocentes como las palomas.

Efesios 5:15
Cuiden mucho su comportamiento. No vivan neciamente, sino con sabiduría.

4. La sabiduría tiene su origen en el temor [reverencia, respeto] al Señor

Proverbios 9:10
El principio de la sabiduría es el temor del Señor, y el conocimiento del Santo es inteligencia. (V. también Salmo 111:10.)

Job 28:28
El temor del Señor es la sabiduría, y el apartarse del mal, la inteligencia.

Proverbios 15:33
El temor del Señor es instrucción de sabiduría.

5. La sabiduría que Dios nos da nos permite ver las cosas desde Su óptica a fin de enjuiciarlas debidamente

Juan 7:24
No juzguen ustedes por las apariencias. Cuando juzguen, háganlo con rectitud.

1 Samuel 16:7
Dios no ve como el hombre ve, pues el hombre mira la apariencia exterior, pero el Señor mira el corazón.

Proverbios 8:13–15
[La Sabiduría dice:] Honrar al Señor es odiar el mal. Yo odio el orgullo y la altanería, el mal camino y la mentira. 14 En mí están el plan y su realización, yo soy el buen juicio y la fuerza. 15 Gracias a mí reinan los reyes.

Proverbios 24:23
También estos son dichos de los sabios: Hacer acepción de personas en el juicio no es bueno.

Isaías 55:8,9
«Mis pensamientos no son los pensamientos de ustedes, ni sus caminos son Mis caminos —declara el Señor—. 9 Porque como los cielos son más altos que la tierra, así Mis caminos son más altos que sus caminos, y Mis pensamientos más que sus pensamientos».

Juan 5:30
[Jesús dijo:] No puedo Yo hacer nada por Mí mismo; según oigo, así juzgo, y Mi juicio es justo, porque no busco Mi voluntad, sino la voluntad del Padre, que me envió.

Juan 8:15,16
Ustedes juzgan según los criterios humanos. Yo no juzgo a nadie; 16 pero si juzgo, Mi juicio está de acuerdo con la verdad, porque no juzgo Yo solo, sino que el Padre que me envió juzga conmigo.

6. La sabiduría que viene de lo alto consiste en aplicar con acierto la Palabra de Dios, para lo cual es necesario conocerla y comprenderla bien

Deuteronomio 4:5,6
Yo les he enseñado estatutos y decretos tal como el Señor mi Dios me ordenó, para que así los cumplan en medio de la tierra en que van a entrar para poseerla. 6 Así que guárdenlos y pónganlos por obra, porque esta será su sabiduría y su inteligencia ante los ojos de los pueblos que al escuchar todos estos estatutos, dirán: «Ciertamente esta gran nación es un pueblo sabio e inteligente».

Salmo 19:7
El testimonio del Señor es seguro, que hace sabio al sencillo.

Salmo 119:98–100
Me has hecho más sabio que mis enemigos con Tus mandamientos, porque siempre están conmigo. 99 Más que todos mis enseñadores he entendido, porque Tus testimonios son mi meditación. 100 Más que los viejos he entendido, porque he guardado Tus mandamientos.

Salmo 119:104
De Tus preceptos he sacado entendimiento; por eso odio toda conducta falsa.

Salmo 119:130
La exposición de Tus palabras imparte luz; da entendimiento a los sencillos.

Salmo 119:169
Dame entendimiento conforme a Tu palabra.

Mateo 7:24,25
Cualquiera que oye estas palabras Mías y las pone en práctica, será semejante a un hombre sabio que edificó su casa sobre la roca; 25 y cayó la lluvia, vinieron los torrentes, soplaron los vientos y azotaron aquella casa; pero no se cayó, porque había sido fundada sobre la roca.

Colosenses 3:16
Que la palabra de Cristo habite en abundancia en ustedes, con toda sabiduría.

2 Timoteo 3:15
Desde la niñez has sabido las Sagradas Escrituras, las cuales te pueden hacer sabio para la salvación por la fe que es en Cristo Jesús. (V. también los versículos 16 y 17, y 2 Timoteo 2:15.)

7. Pedir orientación al Señor es obrar con prudencia

Isaías 30:21
Si te desvías a la derecha o a la izquierda, oirás una voz detrás de ti, que te dirá: «Por aquí es el camino, vayan por aquí».

Isaías 42:16
Conduciré a los ciegos por un camino que no conocen, por sendas que no conocen los guiaré; cambiaré delante de ellos las tinieblas en luz y lo escabroso en llanura. Estas cosas haré, y no las dejaré sin hacer.

Isaías 48:17
Así dice el Señor, tu redentor, el Dios Santo de Israel: «Yo soy el Señor tu Dios; Yo te enseño lo que es para tu bien, Yo te guío por el camino que debes seguir».

Jeremías 33:3
Clama a Mí, y Yo te responderé y te revelaré cosas grandes e inaccesibles, que tú no conoces.

Oseas 6:3
Conozcamos, pues, esforcémonos por conocer al Señor.

8. También se adquiere sabiduría por medio de los consejos, la corrección y la instrucción

Proverbios 1:5
El que es sabio e inteligente, […] escucha, y adquiere así más sabiduría y experiencia.

Proverbios 9:8,9
Corrige al sabio y te ganarás su aprecio. 9 Dale al sabio y se hará más sabio; enseña al hombre bueno y aumentará su saber.

Proverbios 12:15
El camino del necio es derecho en su opinión; mas el que obedece al consejo es sabio.

Proverbios 13:1
El hijo sabio acepta la corrección del padre; el insolente no hace caso de reprensiones.

Proverbios 13:10
Con los que reciben consejos está la sabiduría.

Proverbios 13:20
Júntate con sabios y obtendrás sabiduría; júntate con necios y te echarás a perder.

Proverbios 15:31
Aquel cuyo oído escucha las reprensiones de la vida morará entre los sabios.

Proverbios 19:20
Escucha el consejo, y recibe la corrección, para que seas sabio en tu vejez.

Eclesiastés 7:5
Mejor es oír la reprensión del sabio que la canción de los necios.

9. La experiencia también enseña

Deuteronomio 32:7
Acuérdate de los días pasados; considera los años de todas las generaciones. Pregunta a tu padre, y él te lo hará saber; a tus ancianos, y ellos te lo dirán.

Job 32:7
Que hable la voz de la experiencia; que muestren los muchos años su sabiduría.

Job 12:12
Los ancianos tienen sabiduría; la edad les ha dado entendimiento.

10. La sabiduría es un don del Espíritu que podemos pedir a Dios

1 Corintios 12:7,8
A cada uno le es dada manifestación del Espíritu para provecho. 8 Porque a la verdad, a este es dada por el Espíritu palabra de sabiduría; a otro, palabra de ciencia según el mismo Espíritu.

Santiago 1:5
Si a alguno de ustedes le falta sabiduría, que se la pida a Dios, quien da a todos abundantemente y sin reproche, y le será dada.

Juan 14:26
El Consolador, el Espíritu Santo, a quien el Padre enviará en Mi nombre, Él les enseñará todas las cosas, y les recordará todo lo que les he dicho. (V. también Juan 16:13.)

1 Corintios 2:9,10,12,13
Se dice en la Escritura: «Dios ha preparado para los que lo aman cosas que nadie ha visto ni oído, y ni siquiera pensado». 10 Estas son las cosas que Dios nos ha hecho conocer por medio del Espíritu, pues el Espíritu lo examina todo, hasta las cosas más profundas de Dios. 12 Y nosotros no hemos recibido el espíritu del mundo, sino el Espíritu que viene de Dios, para que entendamos las cosas que Dios en Su bondad nos ha dado. 13 Hablamos de estas cosas con palabras que el Espíritu de Dios nos ha enseñado, y no con palabras que hayamos aprendido por nuestra propia sabiduría. Así explicamos las cosas espirituales con términos espirituales.

Efesios 1:17
Le pido al Dios de nuestro Señor Jesucristo, es decir, al Padre maravilloso, que les dé Su Espíritu para que sean sabios y puedan entender cómo es Dios.

1 Juan 2:20
Cristo, el Santo, los ha consagrado a ustedes con el Espíritu, y todos ustedes tienen conocimiento.

Eclesiastés 2:26
Al hombre que le agrada, Dios le da sabiduría y ciencia y gozo.

11. Aunque la sabiduría es un don de Dios, para obtenerla debemos buscarla con empeño y diligencia

Salmo 90:12
Enséñanos de tal modo a contar nuestros días, que traigamos al corazón sabiduría.

Proverbios 2:1–6,9
Haz tuyas mis palabras, hijo mío; guarda en tu mente mis mandamientos. 2 Presta oído a la sabiduría; entrega tu mente a la inteligencia. 3 Pide con todas tus fuerzas inteligencia y buen juicio; 4 entrégate por completo a buscarlos, cual si buscaras plata o un tesoro escondido. 5 Entonces sabrás lo que es honrar al Señor; ¡descubrirás lo que es conocer a Dios! 6 Pues el Señor es quien da la sabiduría; la ciencia y el conocimiento brotan de Sus labios. 9 Sabrás también lo que es recto y  justo, y estarás atento a todo lo bueno.

Proverbios 5:1,2
Atiende a mi sabiduría, hijo mío; presta atención a mi inteligencia. 2 Así sabrás ser discreto y podrás hablar con conocimiento.

Proverbios 8:33,35
Atiendan a la instrucción; no rechacen la sabiduría. 35 Porque hallar [sabiduría] es hallar la vida y ganarse la buena voluntad del Señor.

Proverbios 18:15
Los sabios e inteligentes adquieren los conocimientos que buscan.

12. El Señor da sabiduría a los que no se fían de su propia inteligencia

1 Reyes 3:7–12
[Oración de Salomón cuando subió al trono:] «Ahora, Señor Dios mío, has hecho a Tu siervo rey en lugar de mi padre David, aunque soy un muchacho y no sé cómo salir ni entrar. 8 Tu siervo está en medio de Tu pueblo al cual escogiste, un pueblo inmenso que no se puede numerar ni contar por su multitud. 9 Da, pues, a Tu siervo un corazón con entendimiento para juzgar a Tu pueblo y para discernir entre el bien y el mal. Pues ¿quién será capaz de juzgar a este pueblo Tuyo tan grande?» 10 Fue del agrado a los ojos del Señor que Salomón pidiera esto. 11 Y Dios le dijo: «Porque has pedido esto y no has pedido para ti larga vida, ni has pedido para ti riquezas, ni has pedido la vida de tus enemigos, sino que has pedido para ti inteligencia para administrar justicia, 12 he hecho, pues, conforme a tus palabras. Te he dado un corazón sabio y entendido, de modo que no ha habido ninguno como tú antes de ti, ni se levantará ninguno como tú después de ti».

Proverbios 3:5–7
Confía de todo corazón en el Señor y no en tu propia inteligencia. 6 Ten presente al Señor en todo lo que hagas, y Él te llevará por el camino recto. 7 No te creas demasiado sabio; honra al Señor y apártate del mal.

Proverbios 11:2
Con los humildes está la sabiduría.

Lucas 10:21
Jesús se regocijó en el Espíritu, y dijo: «Yo te alabo, oh Padre, Señor del cielo y de la tierra, porque escondiste estas cosas de los sabios y entendidos [del mundo], y las has revelado a los niños [a los que no son eruditos]. Sí, Padre, porque así te agradó».

13. La sabiduría de este mundo contrasta con la de Dios

1 Corintios 3:18,19
Que nadie se engañe: si alguno de ustedes se cree sabio según la sabiduría de este mundo, vuélvase como un ignorante, para así llegar a ser verdaderamente sabio. 19 Pues la sabiduría de este mundo es pura tontería para Dios. En efecto, la Escritura dice: «Dios atrapa a los sabios en la propia astucia de ellos».

Proverbios 26:12
¿Has visto hombre sabio en su opinión? Más esperanza hay del necio que de él.

Isaías 5:21
¡Ay de los sabios en sus propios ojos, y de los que son prudentes delante de sí mismos!

Romanos 1:22
Profesando ser sabios, se hicieron necios.

Santiago 3:13–17
Si entre ustedes hay alguno sabio y entendido, que lo demuestre con su buena conducta, con la humildad que su sabiduría le da. 14 Pero si ustedes dejan que la envidia les amargue el corazón, y hacen las cosas por rivalidad, entonces no tienen de qué enorgullecerse y están faltando a la verdad. 15 Porque esta sabiduría no es la que viene de Dios, sino que es sabiduría de este mundo, de la mente humana y del diablo mismo. 16 Donde hay envidias y rivalidades, hay también desorden y toda clase de maldad; 17 pero los que tienen la sabiduría que viene de Dios, llevan ante todo una vida pura; y además son pacíficos, bondadosos y dóciles. Son también compasivos, imparciales y sinceros, y hacen el bien.

14. La sabiduría y la obediencia a Dios van de la mano

Salmo 111:10
Buen entendimiento tienen todos los que practican Sus mandamientos.

Salmo 119:34,35
Dame entendimiento, y guardaré Tu ley; y la observaré de todo corazón. 35 Guíame por la senda de Tus mandamientos; porque en ella tengo mi voluntad.

15. El sentido común que da Dios para los asuntos prácticos es parte de Su don de sabiduría

Job 32:8
Ciertamente espíritu hay en el hombre, y el soplo del Omnipotente le hace que entienda.

Éxodo 31:1–6
El Señor habló además a Moisés diciendo: 2 «Mira, he llamado por nombre a Bezalel, hijo de Uri, hijo de Hur, de la tribu de Judá. 3Y lo he llenado del Espíritu de Dios en sabiduría, en inteligencia, en conocimiento y en toda clase de arte, 4 para elaborar diseños, para trabajar en oro, en plata y en bronce, 5 y en el labrado de piedras para engaste, y en el tallado de madera, a fin de que trabaje en toda clase de labor. 6 Mira, Yo mismo he nombrado con él a Aholiab, hijo de Ahisamac, de la tribu de Dan. En el corazón de todos los que son hábiles he puesto habilidad a fin de que hagan todo lo que te he mandado». (V. también Éxodo 36:2.)

16. Orar y proceder con cautela es actuar juiciosamente

Eclesiastés 8:5
El corazón del sabio discierne cuándo y cómo cumplir [el mandamiento].

Proverbios 14:29
Ser paciente es muestra de mucha inteligencia; ser impaciente es muestra de gran estupidez.

Proverbios 19:11
La prudencia consiste en refrenar el enojo, y la honra, en pasar por alto la ofensa.

Santiago 1:19,20
Recuerden esto, queridos hermanos: todos ustedes deben estar listos para escuchar; en cambio deben ser lentos para hablar y para enojarse. 20 Porque el hombre enojado no hace lo que es justo ante Dios.

17. En una conversación, el prudente a veces guarda silencio; jamás se apresura a responder, y está siempre orando

Job 13:5
¡Si al menos guardaran ustedes silencio, podrían pasar por personas sabias!

Job 15:2,3
¿Debe responder un sabio con hueca sabiduría y llenarse de viento del este? 3 ¿Debe argumentar con razones inútiles o con palabras sin provecho?

Proverbios 10:32
Los labios del justo saben hablar lo que agrada; mas la boca de los impíos habla perversidades.

Proverbios 17:27
El que retiene sus palabras tiene conocimiento, y el de espíritu sereno es hombre entendido.

Santiago 3:13
Si alguno de ustedes es sabio y entendido, demuéstrelo haciendo el bien y portándose con humildad.

18. Cuando nos dejamos guiar por la sabiduría del Señor, el fruto siempre es bueno

Proverbios 19:8
El que adquiere cordura ama su alma; el que guarda la prudencia hallará el bien.

Proverbios 11:30
El fruto del justo es árbol de vida; y el que gana almas es sabio.

Publicado en Tour temático de la Biblia: Una vida más feliz
© Aurora Production AG, Suiza, 2012

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: